Netflix: El nuevo bodrio de Adam Sandler



Cada tanto aparecen en las redes sociales encuestas tipo ¿cuál es tu comediante favorito, Ben Stiller o Adam Sandler?

Ciertamente no son lo mismo, y si bien ambos integran la camada de actores que se subió a la ola -o la creó, según gustos- de la nueva comedia americana, el primero genera más consenso, y el segundo mantiene una grieta abierta, divide las aguas: el 50% lo idolatra porque ve en él a un actor de talento menospreciado. El otro 50% lo aborrece, lo ve reiterativo, escatológico y banal.

Y El Halloween de Hubie es el vehículo perfecto para que aquellos que lo defenestran lo sigan haciendo.

La película transcurre en Salem, donde Hubie (Sandler) es víctima de agresiOnes. FORTO: NEFLIX

Y para que los que lo idolatran se tomen un minuto y piensen si Sandler no está apelando demasiado al humor ramplón y repitiéndose una y otra vez, y causando menos gracia.

Es que Sandler es como esos autos que vienen en distintos modelos: 3 puertas, 5 puertas y de alta gama.

Cuando filma con Paul Thomas Anderson -Embriagado de amor- o Noah Baumbach -The Meyerowitz Stories (New and Selected)-, o hasta en Uncut Gems, o sea cuando no hace abiertamente comedia, obtiene reconocimiento. Con las comedias románticas, del tipo de Una esposa de mentira o Como si fuera la primera vez, gana los adeptos que pierden con bodrios como Jack y Jill o Son como niños (elijan: la 1 o la 2).

El tipo de humor es el acostumbrado en los filmes de Sandler: físico y escatológico. FOTO: NETFLIX

Bueno, en El Halloween de Hubie repite el personaje que le sale más fácil. El del bueno que pasa por tonto, que no sabe lo que es la maldad y del que casi todos se burlan.

El objetivo de Hubie, que pasó los 40 y vive con su mamá en Salem, cuna si las hay de las brujas, es que la celebración de la Noche de brujas pase sin desbandes -que los chicos agarren un dulce, y no dos- ni inconvenientes.

Hay guiños a distintas películas, comenzando por Halloween, de John Carpenter, con la huida de un paciente psiquiátrico.

El resto es el slapstick, el humor físico con el que Sandler nos tiene acostumbrados. Tampoco falta lo escatológico, ni el doble sentido.

Julie Bowen, de la serie “Modern Family”, es el interés romántico de Hubie. FOTO: NETFLIX

Pero el problema es que no es gracioso. OK, que cada vez que suba a su bicicleta le vuelen distintos objetos y los esquive, porque es objeto de agresiones de partes de chicos y de adultos, o que tenga un termo multiuso puede provocar sonrisas, pero de ahí a reírse…

Ya desde la manera de hablar de Sandler uno puede creer que quiere homenajear a Jerry Lewis, pero pronto nos damos cuenta de que no, que su humor pasa por otro lado.

Lo de Stiller del comienzo viene a cuento porque hace un cameo. Otros actores tienen participaciones más extensas, pero pequeñas, además de Julie Bowen, de asistencia perfecta en los 250 episodios de Modern Family, como Claire, o Steve Buscemi, como un supuesto Hombre lobo, porque quien tiene que estar en el 90% de las tomas es Sandler.

Para esta nueva película con Netflix -una unión que comenzó con The Ridiculous 6, cuando su estrella parecía apagarse- Sandler , con su productora Happy Madison, recurrió a su habitual grupo de amigos, con los que suele trabajar. El director Steven Brill (El hijo del diablo, La herencia del Sr. Deeds) y coescribió el libreto con Tim Herlihy (de las películas mencionadas, entre otras, y cuatro veces candidato al Premio Razzie al peor guión).

En síntesis, si es fan, seguro que se la perdona, pero si lo tiene entre ceja y ceja, no pierda ni uno de los 102 minutos que dura esta película.

“El Halloween de Hubie”

Regular

Comedia. EE.UU., Estados Unidos, 2020. Título original: “Hubie Halloween”. 102’, SAM 13. De: Steven Brill. Con: Adam Sandler, Kevin James, Julie Bowen. Disponible en: Netflix.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1