Murió Viola Smith, la baterista más longeva de la historia: tenía 107 años y tocó hasta hace pocos meses



Su vida atravesó todo el siglo XX, fue una de las personas más longevas del mundo y pionera de las mujeres bateristas y de las All Girls Bands (las bandas de chicas). Viola Smith murió este sábado a los 107 años.

Nacida el 29 de noviembre de 1912, en Wisconsin, Estados Unidos, Smith fue una de las primeras mujeres profesionales del instrumento y tocó en bandas de swing y en orquestas integradas únicamente por mujeres, las llamadas All Girls Bands. Smith siguió tocando la batería hasta hace pocos meses.

Cuando tenía apenas ocho años, su padre fundó la Schmitz Sisters Family Orchestra, más adelante la Smith Sisters Orchestra donde reunió a sus sietes hijas. Todas las hermanas sabían tocar el piano y algún otro instrumento, y durante los fines de semana y las vacaciones de verano, salían de gira. Viola estaba en la batería y no paró nunca más.

En los años ’30, ya profesional, tuvo su etapa de mayor éxito junto a varias bandas de chicas. Primero formó parte de The Coquettes y más tarde, instalada en Nueva York, gracias a una beca de la prestigiosa escuela de música Juilliard, creó otra banda formada íntegramente por mujeres, la Hour of Charm Orquestra.

En una de sus últimas entrevistas, el año pasado, Viola dijo: “Fui la primera que desarrolló la técnica del tom-tom. Nadie, jamás, me ha imitado después. Se podría pensar que sí, pero lo que hay es mucho hombre dispuesto a hacerse el experto por ahí”.

Smith también tocó con la Orquesta Sinfónica de la NBC, grabó música para películas como miembro de la Orquesta Sinfónica Nacional, e incluso actuó con figuras como Ella Fitzgerald y Chick Webb.

A Viola la llamaban la “Gene Krupa femenina”, en referencia al reconocido músico de jazz y baterista de Big Band, Gene Krupa. Teniendo en cuenta que Krupa nació apenas tres años antes y emergió a la escena un poco después que Smith, bien podría haber sido el la Viola Smith masculino. También se la conocía como “la chica baterista más rápida”. 

Desde sus inicios, Smith defendió el hecho de que las mujeres pudieran tocar cualquier instrumento tan bien como los hombres. En una entrevista, realizada en 1942 para la revista Down Beat, en plena Segunda Guerra Mundial, Viola decía: “En estos tiempos de emergencia nacional, se está reclutando a muchos de los instrumentistas estrella de las grandes bandas. En lugar de reemplazarlos con lo que puede ser un talento mediocre, ¿por qué no dejar que algunas de las grandes mujeres artistas del país tengan su oportunidad?”.

Viola Smith, durante una entrevista realizada por el sitio Tom Tom Magazine en 2013. /Foto Captura YouTube

En su extensa carrera, Viola también participó en varios espectáculos teatrales de Broadway, entre ellos, Cabaret. Y además dio un concierto para el el entonces presidente estadounidense Harry Truman, en 1949.

La legendaria baterista dirigió su propia banda, Viola and Her Seventeen Drums durante varios años. Imparable también formó parte de la Kit Kat Band, en las décadas del ’60 y ’70.

Los años no fueron un impedimento para la pasión de Smith por la música y especialmente por la batería. En los últimos años, ya centenaria, siguió tocando con la Forever Young Band: America’s Oldest Act of Professional Entertainers (La banda eternamente joven: el espectáculo americano más antiguo de artistas profesionales) con los que hacían distintos shows en California.

Su figura y estilo tuvieron gran influencia en otras mujeres que vinieron después y se dedicaron al instrumento. Bateristas como Georgia Hubley, de Yo La Tengo, Meg White, de The White Stripes, o Sandy West, de The Runaways reconocieron a Viola Smith como su gran referente.

Mirá también

E.S.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *