Murió Rodolfo García, músico entrañable y pionero del rock nacional


“Bueno, quiero presentarles a un músico que es como un padre musical desde siempre. Y siempre me va a guiar porque es una persona derecha como pocas yo conozca y a quien amo. Rodolfo García, batero de Almendra”. Esto decía Luis Alberto Spinetta durante su recital MTV Unplugged de 1997. La vida de “El Flaco” se terminó en febrero de 2012 y casi una década después, le llegó el turno a Rodolfo García, pionero del rock argentino por su participación en grupos como Almendra y Aquelarre. Tenía 75 años. Su familia había informado el jueves pasado que había sufrido un ACV de consecuencias devastadoras porque lo llevó a un estado irreversible de muerte cerebral. Y, finalmente, en la madrugada de hoy murió, así se lo confirmaron a LA NACION.

Hombre de decir sereno, sonrisa amable y una larga cabellera blanca enrulada que le daba un toque hippie a su andar, quizá por sus valores como persona y su coherencia ética y estética fue uno de los músicos más queridos del ambiente local. Desde ese consenso se manifiestan muchos de los que han tratado con él en más de una oportunidad y, sobre todo, aquellos que compartieron bandas o proyectos culturales con Rodolfo. Porque además de su rol de baterista, que le tocó ocupar en grupos iniciáticos como Almendra, encabezado por Luis Alberto Spinetta, a finales de la década del sesenta, Rodolfo García no necesitó de un rol protagónico para convertirse en un gran difusor de la música nacional.

Impulsó la música de nuestro país, primero desde una expresión foránea (el rock en inglés que se adaptó al castellano y se aquerenció con nuestras costumbres) y luego con el diálogo entre géneros musicales. Melómano, investigador y gestor cultural, además de intérprete, desarrolló proyectos artísticos tanto desde los escritorios de oficinas estatales que están al pie de una gran pirámide (El Centro de Divulgación Musical, en 1989) hasta espacios de privilegio, como la Dirección de Artes de la Nación, que le tocó presidir en 2014.

Rodolfo GarcíaHernan Zenteno

En paralelo se lo vio transitar los escenarios con los más diversos artistas. Fue baterista de Tantor, participó en proyectos de Litto Nebbia, Víctor Heredia, Pedro y Pablo, Alejandro del Prado y en la última etapa de la carrera solista de Spinetta. También impulsó un grupo propio, La Barraca, a finales de la década del ochenta y en los últimos años llevó adelante Jaguar, banda que compartió con Lito Epumer, Dani Ferrón y Julián Gancberg, que editó su primer disco a principios del año pasado. García contó a LA NACION, en 2020, durante una entrevista con Alejandro Lingenti, que veía a esta banda como una especie de continuación de Los Amigo, el último grupo con el que Spinetta grabó. Así hablaba de aquella última banda que compartió con El Flaco: ”Nos empezamos a juntar con Luis y Dani Ferrón a tomar mate, escuchar música y ver los partidos de River y al final terminamos grabando en La Diosa Salvaje, el estudio del Flaco, algunas canciones que ni siquiera pudimos pulir del todo. De hecho, en el disco [edición póstuma de Spinetta] de Los Amigo, “Río como loco” está con la melodía tarareada por Luis y ahora decidimos hacerle justicia y grabarlo bien, con la letra que ya estaba escrita. Justo cuando sacamos el disco [de Jaguar] empezó la cuarentena. Teníamos cerrada la presentación oficial para abril, en La Usina del Arte, pero tuvimos que parar todo”, recordaba.

Su primer acercamiento a la música fue a través del acordeón, herencia de su padre, que solía tocar música gallega. Pero para el naciente rock no era el instrumento ideal. Por eso comenzó a tocar la batería. Como ocurre con la mayoría de los niños, los primeros golpes fueron sobre el acolchado de una silla. Su formación fue autodidacta hasta que, al promediar la breve existencia de Almendra, en su primera etapa (1967-1970), pensó que debía buscar un estudio más formal. Por eso tomó clases con quien en ese momento era percusionista de la Orquesta Estable del Teatro Colón, Alberto Alcalá. Pero su universo musical traspasó cualquier lenguaje o género. Hubo, en el decir de García, un modo de ver y de entender la música, que se puede comprender a través de algunas de sus reflexiones: “A mí gusta tocar y me gusta formar parte de un grupo, me encantan los proyectos colectivos. Soy más de la vieja época, cuando los músicos defendían una camiseta, la camiseta de su grupo”.

Fanático de River, en sus charlas podían surgir desde una mítica formación del club de sus amores hasta las descripciones más detalladas de los discos en los que había tocado o cuestiones relacionadas a la política cultural. Quizá tuviera puesta la camiseta del rock nacional hasta su último día, pero cada campeonato lo jugó en el campo de juego de la música nacional. Por eso no debe sorprender el hecho de que participara en discos santiagueñísimos como Transmisión Huaucke, del dúo que integraban Peteco Carabajal y Jacinto Piedra.

Hubo, también, como esa canción que dice que hay viejos amores que reaparecen, una revancha con el acordeón en sus manos para un disco muy especial de Spinetta, el MTV Unplugged registrado en Miami. Juntos hicieron el tema “La miel en tu ventana”. Era una canción inédita de Almendra que por fin se conocía en el disco Estrelicia, que Spinetta registró en aquel escenario, en 1997.

Sus parches quedan, para todos los que lo quieran escuchar, especialmente en los discos de Almendra (el álbum debut y El valle interior, dos piezas exquisitas, o en el registro doble Almendra II, más directo y crudo), en las cuatro grabaciones de Aquelarre, publicadas entre 1972 y 1975, en los más recientes Los amigo y el debut discográfico de Jaguar, además de sus colaboraciones con solistas del rock nacional.

El bajo perfil que siempre mantuvo quizás encuentre su síntesis en su lugar detrás de una batería. Sin embargo, desde su trabajo silencioso en la gestión cultural hasta su paso por Almendra o el merecido Gardel del Oro por Los Amigo, su paso por la música argentina no quedará inadvertido.

Con la colaboración de Alejandro Lingenti.

Conocé The Trust Project



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *