Murió Melvin Van Peebles, el ícono del cine y la cultura negra que se volvió un exitoso corredor de bolsa

Melvin Van Peebles, el innovador dramaturgo, músico y director de cine cuya obra abrió paso a la ola de “Blaxploitation”, movimiento cinematográfico protagonizado por la comunidad negra en la década de 1970, e influyó a cineastas mucho tiempo después, murió en la noche del pasado martes 22 de septiembre, a los 89 años.

Su familia dijo en un comunicado que Van Peebles, padre del actor y director Mario Van Peebles, falleció en su casa en Manhattan.

“Papá sabía que las imágenes negras importan. Si una imagen vale mil palabras, ¿cuánto vale una película?”, se preguntó su hijo Mario en un comunicado el miércoles. “Queremos ser el éxito que vemos, entonces necesitamos vernos siendo libres; una verdadera liberación no significa imitar la mentalidad del colonizador. Significa apreciar el poder, la belleza y la interconectividad de toda la gente”.

Mario Van Peebles y su padre Melvin: una dupla familiar que se extendió al ámbito laboral. Foto AP Photo/Douglas C. Pizac

Mario Van Peebles y su padre Melvin: una dupla familiar que se extendió al ámbito laboral. Foto AP Photo/Douglas C. Pizac

Un artista multifacético

A veces llamado el “padrino del cine negro moderno”, el multitalentoso Van Peebles escribió numerosos libros y obras de teatro, grabó varios álbumes en los que interpretó múltiples instrumentos y compuso letras de estilo rap. Más adelante en su vida se convirtió en un exitoso corredor de bolsa.

Pero era más conocido por Sweet Sweetback’s Baadasssss Song (Violenta persecución) una de las películas más influyentes de su época.

La cinta de autor de bajo presupuesto, que Van Peebles escribió, produjo, dirigió, protagonizó y musicalizó, es una historia frenética, hipersexual y violenta de un estafador callejero negro que huye de la policía después de matar a unos oficiales blancos que golpeaban a un revolucionario negro.

Con su rudo retrato de la vida en los guetos, subrayado por un mensaje de empoderamiento contado desde una perspectiva negra, fijó el tono para un género que produjo decenas de películas en los años siguientes y abrió un debate sobre si los negros estaban siendo reconocidos o explotados.

Mario van Peevles protagonizó una mirada divertida de la lucha de Melvin Van Peeble para hacer "Sweet Sweetback’s Baad Asssss Song". Foto AP - Showtime

Mario van Peevles protagonizó una mirada divertida de la lucha de Melvin Van Peeble para hacer “Sweet Sweetback’s Baad Asssss Song”. Foto AP – Showtime

Negros contados por negros

“Todas las películas sobre la gente negra hasta ahora han sido contadas a través de los ojos de la mayoría anglosajona en su ritmos y su habla”, dijo Van Peebles a Newsweek en 1971, el año que se estrenó la película.

“Pude haberla titulado The Ballad of the Indomitable Sweetback. Pero quería que el público al que estaba dirigido supiera que es para ellos”, dijo a The Associated Press en 2003. “Así que dije ‘Ba-ad Asssss’, como realmente se pronuncia”.

Realizada con unos 500.000 dólares (incluyendo 50.000 proporcionados por Bill Cosby), recaudó 14 millones de dólares en taquilla a pesar de su clasificación sólo para adultos, una distribución limitada y reseñas mixtas. El diario The New York Times, por ejemplo, acusó a Van Peebles de lucrar con la injusticia y calificó a la película como “un escándalo”.

Pero tras su éxito, Hollywood se dio cuenta de un público que había desatendido y comenzó a crear éxitos de taquilla como Shaft y Super Fly con bandas sonoras de músicos estelares como Curtis Mayfield, Marvin Gave e Isaac Hayes.

Muchas de las versiones de Hollywood eran dramas de suspenso exagerados, llenos de chulos y narcotraficantes, que fueron criticados por la prensa blanca y negra por igual.

“Lo que hizo Hollywood es que suprimieron el mensaje político y agregaron caricatura y nació la Blaxploitation”, dijo Van Peebles en 2002. “La intelligentsia de color no estaba contenta con eso”.

De hecho, grupos de derechos civiles como la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NAACP por sus siglas en inglés) y el Congreso para la Igualdad Racial crearon la frase “blaxploitation” (explotación de la gente de color en cine) y formaron la Coalición Contra la Blaxploitation.

La independencia como bandera

El género, no obstante, tuvo fans más allá de la comunidad negra; uno de los más famosos es Quentin Tarantino, cuya película nominada al Oscar Django Unchained (Django sin cadenas) está abiertamente influida por películas de Blaxploitation y Spaghetti Westerns.

Después de su éxito inicial, Van Peebles fue bombardeado por ofertas para dirigir, pero eligió mantener su independencia. “Sólo trabajaré con ellos bajo mis términos”, dijo. “Les gané en su propia cancha. Soy el número uno en la taquilla, que es la forma en la que Estados Unidos mide las cosas, y lo hice por mi cuenta. Ahora ellos me quieren pero no tengo prisa”.

Melvin Van Peebles pivoteó entre el cine, la escritura, la música y las finanzas. Foto  Charly TRIBALLEAU / AFP

Melvin Van Peebles pivoteó entre el cine, la escritura, la música y las finanzas. Foto Charly TRIBALLEAU / AFP

Van Peebles se involucró después en Broadway, escribiendo y produciendo varias películas y musicales como la nominada al Tony Ain’t Supposed to Die a Natural Death y Don’t Play Us Cheap. Después escribió la película Greased Lighting (Un loco al volante) protagonizada por Richard Pryor como Wendell Scott, el primer piloto de autos negro.

En la década de 1980, Van Peebles cambió su atención a Wall Street y escribió una guía de autoayuda financiera titulada Bold Money: A New Way to Play the Options Market.

De la marina a la astronomía

Melvin Peebles nació en Chicago el 21 de agosto de 1932, tiempo después le agregaría el “Van” a su nombre. Se graduó de la Universidad Wesleyan de Ohio en 1953 y se unió a la Fuerza Aérea, rindiendo servicio como navegador por tres años.

Después de su tiempo en el ejército, se mudó a México, donde trabajó como retratista. Después se cambió a San Francisco, donde comenzó a escribir cuentos y hacer cortometrajes.

Melvin Van Peebles estudió astronomía, mientras forjaba su carácter artístico. Foto EFE/EPA/STEPHANE REIX

Melvin Van Peebles estudió astronomía, mientras forjaba su carácter artístico. Foto EFE/EPA/STEPHANE REIX

Van Peebles fue poco después a Hollywood, pero ahí sólo le ofrecieron empleo como operador de un elevador de estudio. Desilusionado, se mudó a Holanda para estudiar astronomía al tiempo que cursaba en el Teatro Nacional Holandés.

Sin embargo, abandonó los estudios y se mudó a París, donde se enteró que podía entrar al sindicato de directores franceses si adaptaba sus obras al francés. Entonces, rápidamente aprendió el idioma y escribió varias novelas.

Una de ellas la convirtió en un largometraje. La Permission conocida en inglés como The Story of a Three-Day Pass, sobre una aventura entre un soldado estadounidense negro y una mujer francesa. Ganó el premio de la crítica en el Festival de Cine de San Francisco en 1967, y le dio a Van Peebles la atención de Hollywood.

Van Peebles pasó un tiempo en Francia, donde adaptó sus trabajos al idioma local, que aprendió a pasos acelerados. Foto AP Photo/Michel Spingler

Van Peebles pasó un tiempo en Francia, donde adaptó sus trabajos al idioma local, que aprendió a pasos acelerados. Foto AP Photo/Michel Spingler

Al año siguiente fue contratado para dirigir y escribir la música de Watermelon Man (La noche que salió el sol), la historia de un blanco (interpretado por el cómico negro Godfey Cambridge) que despierta un día convertido en un nombre negro. Con el dinero que ganó del proyecto Van Peebles comenzó a trabajar en Sweet Sweetback’s Baadasssss Song.

La muerte de Peebles llega a días de que el Festival de Cine de Nueva York lo homenajeara por el 50 aniversario de Sweet Sweetback’s Baadasssss Song. La próxima semana Criterion Collection lanzará una colección de su películas titulada Melvin Van Peebles: Essential Films.

Además, se planea una reposición de su obra Ain’t Supposed to Die a Natural Death en Broadway para el próximo año, con su hijo Mario Van Peebles como productor creativo.

Fuente: AP/JAKE COYLE

E.S.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *