Murió Martín Carrizo, el músico y hermano de Caramelito, que padecía ELA

El músico Martín Carrizo, hermano de Caramelito, murió este martes víctima de Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA).

“Decime por favor por dónde sigo. Gracias queridos y queridas por tanto cariño, ayuda y apoyo incondicional. Le hicieron muy bien cada día Infinitas gracias”, escribió Cecilia Carrizo en Instagram

El músico falleció este martes 11 de enero a la madrugada a pocos días de cumplir 50 años. “Su amor, su sonrisa, su música queda en nosotrxs para siempre”, expresó su hermana en el posteo acompañado de una foto de cuando ambos eran niños.

Días atrás, escribió en su cuenta de Instagram, con motivo de su cumpleaños su temor ante la enfermedad: “La verdad es que pensé que no pasaba de Navidad, pero acá estoy”.

En el posteo, compartió un video donde se lo ve tocando la batería, tiempo atrás, cuando la enfermedad no estaba tan avanzada. “El 2022 me da muchas esperanzas!!!”: con esas palabras, Martín Carrizo expresaba su optimismo ante la dura adversidad que le tocó afrontar.

Caramelito y Martín Carrizo durante una jornada de su tratamiento.

Caramelito y Martín Carrizo durante una jornada de su tratamiento.

Martín fue un baterista de la banda de metal A.N.I.M.A.L., del guitarrista Walter Giardino con su banda Temple, participó en discos y conciertos de la etapa solista del Indio Solari y también con Gustavo Cerati.

Junto a su hermana “Caramelito” participó como productor, componiendo y produciendo la gran mayoría de sus canciones apuntadas al público infantil.

En 2017, fue diagnosticado con ELA y comenzó un tratamiento para hacerle frente a esa enfermedad degenerativa que provoca una parálisis muscular progresiva.

Con la gran ayuda de su hermana en 2019 se hicieron una serie de campañas solidarias que le permitieron a Martín reunir el dinero necesario para viajar a Miami, Estados Unidos, y someterse a un tratamiento experimental que si bien no le prometía la cura, le proponía la posibilidad de tener una mejor calidad de vida.

“¡Hola amores! Estoy en el mismo infierno, muy agotado, para poder explicar gráficamente el 1% de lo que siento todo el día. Es como si estuviera acostado en el piso y un elefante parado arriba mío sin moverse y una de sus patas en mi cara, a eso sumamos el dolor de mis tobillos, pies, manos, muñecas y venas”, escribió en diciembre a través de redes Carrizo.

Su carrera musical

Carrizo fue baterista de la banda de rock pesado A.N.I.M.A.L. entre 1994 y 1997. En ese lapso participó de las grabaciones de los álbumes Fin de un mundo enfermo (1994) y El nuevo camino del hombre (1996). Formó parte de giras por toda la Argentina, Sudamérica, parte de Centroamérica y algunas ciudades de Estados Unidos: fueron más de 400 conciertos.

En 1997 participó en el evento Zildjian Day en Argentina organizado por la marca de platillos Zildjian que consistía en una gira mundial con los dos “mejores bateristas del mundo” y dos representantes del país donde se realizaba. Compartió escenario con Simon Phillips y Dennis Chambers. En octubre de ese año, se alejó de A.N.I.M.A.L. por “razones personales”.

Poco después fue convocado por Walter Giardino, de Rata Blanca, para ser el baterista de su proyecto solista, Walter Giardino Temple. Grabó el único disco de ese proyecto y tocó en recitales en el Maipo, Obras (como teloneros de Deep Purple) y un estadio mundialista de Mar del Plata (también con Deep Purple).

Con Cerati y regreso a A.N.I.M.A.L.

Luego lo convocó Gustavo Cerati para que ser baterista en la grabación del disco Bocanada, y para formar parte de su primera gira fuera de Soda Stereo: fueron más de setenta recitales por Sudamérica, Centroamérica y varias ciudades de Estados Unidos.

En 2001 grabó su propio disco, PR3SSiON, compuesto y producido por él mismo. Dos años más tarde se reencontró con Andrés Giménez y decidió regresar a A.N.I.M.A.L., no sólo como baterista y compositor sino también como arreglador, productor técnico de grabación y técnico de mezcla.

Grabaron Combativo (2004), disco producido íntegramente en MC Producciones, el estudio de Carrizo, y editado por Universal México. Lo presentaron con conciertos en Argentina, México y en el festival Rock al Parque, de Colombia. A fines de 2005 la banda se separó definitivamente.

En 2006 Carrizo fue nominado como mejor baterista de los últimos 20 años del rock en Argentina en los Rock&Pop Awards, un premio que entregó esa radio FM. Ese mismo año formó junto a Christian ‘Titi’ Lapolla la banda Power of Soul, con la que grabaron el disco homónimo.

Con el Indio Solari

Al año siguiente, el Indio Solari lo convocó como baterista e ingeniero de sonido para el disco Porco Rex. En 2008, participó como invitado de los dos conciertos que el Indio dio en el Estadio Único de La Plata. A partir de ese momento, el cantante lo incorporó a su banda, Los Fundamentalistas del Aire Acondicionado, además de seguir cumpliendo la función de ingeniero de grabación.

En esos roles participó de tres discos más del Indio: El perfume de la tempestad (2010), Pajaritos, bravos muchachitos (2013) y El ruiseñor, el amor y la muerte (2018). Desde 2016 fue el único baterista de la banda y también fue programador de batería y director musical del grupo en vivo.

En 2017 se anunció que no iba a formar parte del show que el Indio daría en Olavarría por “una enfermedad que le impedía tocar”. Unos meses después, Carrizo anunció que padecía esclerosis lateral amiotrófica (ELA), la enfermedad que hoy acabó con su vida.

WD

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *