Murió la bailarina Elsa María, referente del tango

Bailarina, maestra y coreógrafa de nuestra música ciudadana, Elsa María falleció en las últimas horas a los 77 años. Había nacido en Buenos Aires el 25 de junio de 1944.

Elsa María Bórquez de Mayoral -popularmente conocida como “Elsa María”- fue una referente del tango, al que contribuyó a difundir en sus giras internacionales. Especialmente, con “Tango Argentino” y con otros espectáculos en los que participó junto a su pareja, Héctor Mayoral.

Al retornar a Buenos Aires en el 2000, Mayoral y Elsa María establecieron una academia de tango. “Luego de caminar mucho, un día nos paramos en la esquina de Callao y Santa Fe y encontramos la casa soñada. Es un pequeño palacio donde nos regodeamos todos los días. Es un casa muy antigua, de 1910, que, con mucho esfuerzo, logramos poner en condiciones. Se reconstruyó todo como era originalmente. Los alumnos disfrutan de la casa y nosotros disfrutamos de ellos”, recordó Elsa María en un programa radial.

En esa antigua casona, la pareja daba sus clases, además de ser la sede de la Asociación Tanguera de Buenos Aires, que también encabezaron. “Nosotros siempre soñamos con dejar mensajes y uno de ellos es que el tango es saludable. La gente debe descubrir que bailándolo se previenen muchas cosas en relación a la salud”, agregó. Además fundó la Asociación de Maestros, Bailarines y Coreógrafos de Tango Argentino.

Elsa María y Héctor Mayoral, bailando en un congreso de cardiología.

Elsa María y Héctor Mayoral, bailando en un congreso de cardiología.

Elsa María también había integrado el elenco de Forever Tango, de Luis Bravo, entre otros.

Escribió los libros “Paso por paso, el Tango” y “Tango saludable”, y en su extensa tarea de divulgación realizó videos y DVD de enseñanza, películas y avisos, recibiendo numerosas distinciones. Incansable viajera, tuvo la posibilidad (y disfrutó) de enseñar tango a celebrities desde Hillary Clinton y Lady Di hasta Shimon Peres, Liza Minelli, Robert Duvall y cantantes universalmente populares como Frank Sinatra, Julio Iglesias y Shakira, entre tantos.

“Al gran tango argentino, salud” en 2016, fue su último espectáculo. Uno de sus momentos para Elsa María y Mayoral fue, tiempo antes, cuando la Legislatura porteña los proclamó “Ciudadanos Ilustres” de Buenos Aires en una conmovedora ceremonia en el Salón Dorado.

Allí bailaron La Cumparsita, acompañados por dos de sus alumnos más conocidos: Ana María Picchio y Lito Cruz, mientras cantaron Hugo Marcel y Alba Solís. . “Yo no soy un bailarín —dijo en su discurso Mayoral—, soy un bailador, porque aprendí sin aprender. El que aprende aprendiendo, no baila.”

Elsa María, junto a su pareja, Héctor Mayoral.

Elsa María, junto a su pareja, Héctor Mayoral.

“Tango Argentino”, aquel magnífico espectáculo coreográfico-musical creado por Claudio Segovia y Héctor Orezzoli con asesoramiento de Juan Carlos Copes, se estrenó en París en 1983 y luego llegó a Broadway, siendo distinguido con el Tony Award y manteniéndose por más de una década en cartelera. Luego fue presentando en otras 59 ciudades de Estados Unidos, Canadá, Japón, Alemania, Suiza, Austria, Gran Bretaña, Holanda, Bélgica, México y Venezuela. En cada uno de esos lugares, no solo reproducía el éxito neoyorquino, sino que iba instalando comunidades formadas al calor del descubrimiento de la pasión por bailar tango, ampliando el fenómeno mundial. Elsa María y Mayoral formaron parte de aquellos elencos iniciales junto a Carlos Copes y María Nieves, Virulazo y Elvira Santamaría, entre otras excelentes duplas.

Escribió Laura Falcoff en Clarín: “Recordemos que los dos más exitosos shows de tango fueron estrenados fuera del país. Es difícil saber si les cabe la etiqueta de tango for export. Seguramente no. Uno de ellos fue Tango Argentino, de Claudio Segovia y Héctor Orezzoli, que debutó en París en 1983, recorrió el mundo y fue celebrado por celebridades en una escala internacional: Lady D, Liza Minnelli, Henry Kissinger, Martha Graham, Mijail Barishnikov, Jacqueline Onassis entre otros incontables nombres.

El otro espectáculo nació en Estados Unidos ya con un nombre en inglés: Forever Tango (“Para siempre Tango”). Más de veinte años continuos en cartel (las presentaciones más recientes fueron antes de la pandemia) y giras planetarias. Su director Luis Bravo nació en Santiago del Estero, en Añatuya más precisamente, pueblo natal también de Homero Manzi”.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *