Murió Daniel Comba: el empresario y productor teatral tenía coronavirus


Productor de tantos espectáculos ligados a la cartelera porteña como la de Villa Carlos Paz, autodefinido como “vendedor de jugadores” y no como representante de futbolistas, Daniel Comba murió este viernes, a los 65 años, a causa de complicaciones derivadas del Covid-19.

Desde el 30 de marzo estaba internado en un sanatorio porteño. “Si había alguien que realmente se cuidaba era él, pero acá está el resultado”, comentaba, conmovido, Carlos Rottemberg a LA NACION. El panorama se complicó en los últimos días aunque esta mañana, cuentan allegados, había chances de que saliera adelante. Sin embargo, eso no sucedió.

Fiel a su estilo, la noticia la hicieron circular por las redes tanto la cuenta de Twitter del Multiteatro como la del El Fortín de Vélez, club del que era fanático. El primero, dice: “Consternados despedimos al colega y amigo”. El segundo, agrega: “Lamentamos comunicar que en el día de hoy, falleció Daniel Comba, fanático hincha de Vélez. Su padre fue portero en el vestuario en la década del 60-70. Representante, productor artístico y una vida ligada al club”.

Daniel Comba junto a Carlos RottembergGerardo Viercovich

La despedida al recordado productor será hoy sábado, y el cortejo fúnebre pasará a las 13:00 por la puerta del teatro Astros, ubicado en la avenida Corrientes 746.

Fue productor de obras como Brujas (en la versión que protagonizaron Andrea Bonelli, Inés Estévez, Romina Ricci, Viviana Saccone y María Socas), Panam y circo (en donde actuaban la protagonista junto a Rey Ben, Panam, Marcos “Bicho” Gómez, Edith Hermida, Luis Ventura y Carlos Balá); La Noche de las pistolas frías (con Emilio Disi y Gonzalo Urtizberea, entre otros), El Astros está de fiesta (con Nito Artaza, Jean François Casanovas, Marcos “Bicho” Gómez y Nacha Guevara), Excitante (con Jésica Cirio, Estela Raval, Nito Artaza, Miguel Ángel Cherutti), Carnaval de estrellas (con Juan Carlos Calabró, Campi, Marcos “Bicho” Gómez, Flavio Mendoza, Patricia Sosa, Adabel Guerrero y Estela Raval) o Planeta show (con Campi, Gladys Florimonte, Marcos “Bicho” Gómez, Ingrid Grudke y Martín Russo), entre tantos otros obras que fue presentando en todas las plazas del interior del país. También fue el productor de obras como Extraña pareja, en la versión que protagonizaron Gustavo Bermúdez y Miguel Ángel Rodríguez; Priscilla, la reina del desierto, la comedia musical interpretada por Moria Casán, Diego Ramos y Alejandro Paker; y Doble o nada, con Miguel Angel Solá y Paula Cancio.

Junto a su socio y amigo, Jorge Guinzburg, otro fanático de Vélez, revolucionó la provincia de Córdoba a partir del verano 2002/2003, con su decisión de montar en Villa Carlos Paz espectáculos de revista y musicales de primer nivel. En 2012, abrió dos salas en Entre Ríos, mientras continuaba con su labor de director artístico de los teatros Candilejas 1 y 2, en Villa Carlos Paz, y del legendario Teatro Astros de la avenida Corrientes. La histórica sala, que desde 2011 pasó estar ubicada en el espacio subterráneo de esa verdadera catedral del espectáculo por la cual pasaron infinidad de artistas y músicos, la llamó Jorge Guinzburg.

La hija del recordado humorista, en su cuenta de Instagram, subió una en la que el productor aparece junto a su padre y Carlos Bianchi, de quien Comba fue su representante. “Espero que, de verdad, exista algo más allá de este plano. Y que ahí te encuentres con mi viejo”, posteó Malena Guinzburg, a modo de despedida.

“Cumplimos un sueño que buscábamos hacía tiempo. Jorge es un amigo y, como esto lo iniciamos juntos, ponerle su nombre a la sala es una forma de agradecerle haberme puesto dentro del mundo del espectáculo”, contaba a LA NACION en aquella oportunidad. El Astros se había incendiado 10 años antes de aquella noche en la que Mirtha Legrand fue la madrina de esa reapertura imaginada y deseada por Comba.

Persona de perfil bajo, como cualquier productor conoció de éxitos y fracasos, y se dio el gusto de trabajar con artistas como Valeria Lynch, María Martha Serra Lima, Raúl Lavié, Carmen Flores y María Creuza, entre otros tantos. También se codeó con figuras del fútbol: muy amigo de Carlos Bianchi, su fanatismo por Vélez Sarsfield hizo que en 1994 se tomara un avión hasta Japón. para estar presente cuando el club de Liniers le ganó al Milan la Copa Intercontinental.

Conocé The Trust Project



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *