Movistar Arena presentó su sonido inmersivo y proyecta la vuelta del público en 2021



El Movistar Arena instaló un flamante sistema de audio que ofrece una nueva experiencia sensorial

El Movistar Arena se prepara para volver a recibir al público de manera gradual, según los protocolos que fije la Ciudad de Buenos Aires, y hace nuevos anuncios referidos a la inversión tecnológica, como el “sonido inmersivo”.

Si bien este sistema ya se ha utilizado para producir shows puntuales en distintas partes del mundo, la apuesta de este joven venue porteño es que toda propuesta artística que llegue a su escenario tenga la posibilidad de utilizarlo. Hasta un músico puede operarlo desde un celular.

El Immersive Sound System Panning (ISSP) es un software que permite tomar las señales de audio y procesarlas para ubicarlas espacialmente a deseo del operador. Este soft puede recibir cualquier tipo de formato de transmisión de audio (Análogo, Dante, AVB, MADI), y devolverlo en los mismos formatos. Tiene una capacidad de 56 canales de entrada y puede manejar hasta 24 fuentes independientes de salida, permitiendo un control total del espacio. Dentro del Movistar Arena trabajará en equipo junto a un sistema L-Acoustic compuesto por 5 cluster centrales y 8 cluster (grupos de parlantes) distribuidos estratégicamente. Hasta aquí la información técnica, que puede dejar a muchos lectores afuera. Por eso LA NACION habló con Gabriel Dantur, gerente General de Movistar Arena, y con Leonardo Aspra, técnico especialista en este tipo de sistema de la empresa Mahler & Vidal, que instalaron el ISSP para saber cuales serán los beneficios para el público que escucha. La consigna para ellos fue: no valen las explicaciones difíciles. Y cumplieron con el pedido.

“Para nosotros esto significa una apuesta grande a seguir teniendo cosas distintas para cumplir con lo que nos propusimos: tener el mejor venue para el público y para las marcas. Apostar a mejorar la experiencia de la gente. Aun con pandemia y cerrados desde el 18 de marzo, esto no nos detiene. Aprovechamos este tiempo -dice Gabriel Dantur-. Lo que se intenta al pasar de la situación física del sonido estéreo al inmersivo es lograr una expresión que sea lo más parecida a la vida misma. Porque el sonido nos llega desde diferentes lugares. El ejemplo más clásico es el del cine, cuando vemos en pantalla a un camión que pasa y el sonido se traslada. Pero esas son todas ejecuciones programadas. Por un lado, esto se puede hacer en tiempo real, según lo que pasa en el escenario. Por otro, tiene más fuentes físicas (lugares donde habrá parlantes ubicados, en este caso serán 13). Si vemos que un guitarrista se desplaza por el escenario, sentiremos que el sonido también se mueve”.

Ahora sí está más claro. Los ejemplos ayudan. “Podemos manejar todos los canales que utiliza una banda individualmente – agrega Leonardo Aspra-. Y si bien el movimiento de una persona se puede seguir con un paneo en estéreo, en ese caso se trata solo de dos fuentes de sonido, y todo lo del medio es virtual. Lo que le sucede a una persona con este sistema es que va a sentirse como si fuera parte de esa banda, como si estuviera con los músicos, en una sala de ensayo. Esa sensación también se puede percibir. Por supuesto que cada artista podrá elegir el tipo de sonido que quiera”. La llegada del sonido inmersivo no significa que todas las producciones deban usarlo. El sistema tradicional seguirá en funcionamiento.

Lo que aporta este sistema es una nueva herramienta estética. Además del sonidista que está detrás de la consola para cuidar que todo suene bien a los oídos del público, habrá un operador de sonido inmersivo, que hará su aporte a la puesta en escena de cada espectáculo. Incluso, hasta un cantante desde el escenario podría explotar algunos de sus recursos, con una app instalada en su celular.

“La gente de Mahler & Vidal hizo demos con distintos tipos de músicas para que los responsables artísticos de grupos y solistas o de producciones teatrales se puedan poner a crear. Aunque seguramente va a llevar un tiempo para que la comunidad artística vea que tiene una nueva herramienta para el público.”

Agenda escalonada para 2021

También llevará un tiempo el regreso de los espectáculos y el público a espacios artísticos y de entretenimiento. Desde el 1° de enero, por los protocolos que estarán vigentes, Movistar Arena tendrá la posibilidad de recibir a 4000 personas (el aforo máximo es de 15.000), sin embargo, las autoridades decidieron poner un tope en 3000. Eso será durante los tres primeros meses de 2021. Se espera que desde entonces la Ciudad autorice para que se pueda vender tickets por el 50 por ciento de la capacidad de las salas. Desde finales de mayo (y si hay una gran campaña de vacunación en marcha) podría llegar al 75 por ciento”.

Movistar Arena Fuente: Archivo

“Son números y posibilidades pero a esto hay que sumarle el coraje del público y de los artistas”, aclara Dantur. Y como le gustan las analogías, pone este ejemplo. Durante el primer trimestre podrían tener la cantidad de público que entra en la sala del Gran Rex, luego la cantidad que asiste al Estadio Obras, y más adelante la del Luna Park. Recién para 2022 las salas de espectáculos podrían estar trabajando al cien por ciento de su aforo.

“Con un primer trimestre de 3000 localidades sería tremendamente feliz -sintetiza Dantur-. Muchos me preguntan por los streaming. Los hemos hecho y todas las empresas que participaron trabajaron mucho en eso. Pero el streaming es como el delivery de comida. El Arena es un restaurante de primera categoría por eso el streaming no es lo que le sirve. Lo que vende es la magia del show en vivo”.

Ante este panorama, lo que se espera ver en la cartelera argentina de shows de 2021 son producciones de costos moderados, de artistas locales, en su mayor porcentaje. Hacia fin de año y, sobre todo, en 2022, recién se abriría una agenda más nutrida de visitas extranjeras y producciones más planificadas y con costos más altos.

Conforme a los criterios de

Más información



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *