Mirtha Legrand y la manifestación de choferes en su casa: “Es un atropello, algo fuera de lugar”



Mirtha Legrand se molestó con el reclamo del Sindicato de Choferes en la puerta de su casa Crédito: Gerardo Viercovich

“Si me llama por el escrache que hicieron en mi casa, tiene que hablar con la doctora Mariana Gallego”, sugiere Mirtha Legrand a LA NACION en el comienzo de la comunicación. Algo resfriada, secuela de la refrigeración del estudio donde grabó La noche de Mirtha, el último sábado por la tarde. Cuando habla de “escrache”, la diva se refiere al reclamo que realizaron miembros del Sindicato de Choferes Particulares, por una supuesta deuda de alrededor de 400 mil pesos en concepto de aportes. Hasta la puerta del edificio donde vive Legrand llegaron cerca de 30 vehículos para manifestar por ese porcentaje que, según se argumentó, se debería a la organización sindical vinculada al gremio de Camioneros.

“No estoy muy al tanto porque no me ocupo de esas cosas. Yo me ocupo de pagarle el sueldo y de tenerlo en blanco, naturalmente. A Marcelo, mi chofer, hace más de veinticinco años que lo tengo. Lo mismo le hicieron a Susana Giménez”, recuerda Legrand.

-¿Ingresaron a su domicilio?

-No, no entraron a mi casa. Estuvieron en la vereda. Yo digo la verdad, no te miento. ¿Por qué te voy a mentir? Fue muy desagradable, no se puede hacer un escrache. No sé si es anticonstitucional, pero es muy agresivo, en el edificio vive otra gente. Además, ¿a título de qué? Todo se dirime en la Justicia, no se va a una casa a hacer un escrache, un escándalo en la vereda.

-¿Lo vivió como un atropello?

-Es un atropello, algo fuera de lugar. Es un acto de violencia.

La vuelta

El sábado pasado, la estrella regresó a la televisión para participar de una emisión de La noche de Mirtha en su carácter de anfitriona e invitada al mismo tiempo. Luego de nueve meses en los que cumplió con una estricta cuarentena, regresó a la pantalla de eltrece para despedir el año. El programa gozó de muy buena audiencia y estuvo atravesado por la emoción de varias sorpresas que se fueron descubriendo a lo largo de la noche. “Estoy muy contenta, no hago más que contestar mensajes por WhatsApp, es algo insólito lo que sucedió. Hay gente que se comunicó conmigo que hace años que no me llama, otros que ni siquiera conozco, muchos se ponen a llorar. Lo que ha pasado con este programa es milagroso, fue muy emotivo”, dice eufórica y satisfecha por seguir sorprendiendo a la audiencia a pesar de los 52 años que lleva su programa en el aire.

La sorpresa de Marcela Tinayre en la noche de Mirtha – Fuente: eltrece

01:20

Uno de los atractivos de la gran velada fue la unión de cuatro generaciones de mujeres de una misma familia: junto con Mirtha y su nieta Juana Viale, quien la reemplazó en la conducción durante la pandemia, se sumaron Marcela Tinayre, hija de Mirtha y madre de Juana, y Ámbar, la hija de Juana. “No sabía que iba a estar Marcela, pero cuando la vi a Mónica, la empleada, sirviendo un vaso con agua, supuse que alguien más se iba a sumar a la mesa, no iban a servir agua porque sí. Y luego la sorpresa de Ámbar, de la que tampoco tenía idea”.

-¿Fue una sorpresa absoluta la presencia de la hija de Juana?

-Ninguna de las tres sabíamos que venía Ámbar. Juana se quedó muy sorprendida y yo, como estaba de espaldas al acceso de Ámbar, recién la vi cuando se acercó a Juana. Tampoco entendí cuando Marcela habló de la “cuarta generación”, pero era el anuncio de la llegada de Ámbar.

La sorpresa de Ambar, la bisnieta de Mirtha, en la noche de su regreso – Fuente: eltrece

02:32

A pesar de este presente de tanta exposición, lo cierto es que Juana Viale elige un perfil bajo y no mostrar demasiado su intimidad familiar. Esa dinámica reservada incluye preservar a sus hijos de la opinión pública. El sábado, cuando su hija apareció en el set, las cámaras tomaron una mirada algo adusta que podía leerse como una reprobación a la presencia de su hija en una vidriera de tanta trascendencia como lo son los programas de Mirtha Legrand. La diva, sin embargo, niega todo tipo de incomodidad: “No es verdad, lo cierto es que Juana estaba emocionada. Es más, se lo pregunté y me negó rotundamente que le haya molestado”.

-El sábado, cuando usted enfrentó las cámaras, daba la sensación que había hecho su programa la noche anterior, casi desmintiendo un bache de nueve meses sin aire. Se manejó con mucha naturalidad.

-Estaba un poco nerviosa, la noche anterior había dormido poco. Después de algún receso, a mi marido siempre le decía: “¿Por dónde entro? ¿A dónde voy?”. Y Daniel siempre me respondía: “Chiquita, entrás y sabés todo”. Y esta vez también fue así. Además era muy sencillo porque estaba Juana.

-A los cinco segundos de ingresar, cuando se acodó en el escritorio, dio la sensación de que fue el momento donde comenzó a gozar de la noche.

-Así es, ahí ya estaba Mirtha.

-¿Vuelve en marzo o en abril?

-No lo sé. Hay que esperar que baje la pandemia y ponerme la bendita vacuna que no llega. Así que, por el momento, no puedo pensar en una fecha. Eso sí, cuando regrese quiero hacer un solo programa, el de los domingos. Y Juana que haga la cena de los sábados.

-Será un verano raro en Mar del Plata sin su presencia.

-Rarísimo, pero sería muy peligroso exponerme. Cambió todo, no solo la Argentina, cambió el mundo. No nos merecemos esto.

-Después de la grabación, ¿cómo fue la vuelta a casa?

-Volví tan feliz de haber hecho ese programa, encantada. Les mandé mensajes a Juana y a Marcela. También le escribí a Nacho Viale, mi nieto, que fue el factótum de todo.

Desde que abandonó su piso de Palermo hasta que llegó al set televisivo, la diva fue acompañada por las cámaras que registraron su traslado Crédito: Ramiro Souto / Grosby Group

-Nacho Viale demuestra ser un productor con sentido del olfato, sabe qué le gusta a su público.

-Es un gran productor. Me puso una cámara desde que salí de la cochera y me siguió hasta que entré al estudio. En Francia, algo así hicieron con Catherine Deneuve, cuando volvió a rodar una película. También Nacho dispuso una persona que se ocupó de mi seguridad. Hizo un trabajo impecable.

-Cuando ingresó a Estudio Mayor, los colaboradores la recibieron con un aplauso.

-Fue una emoción enorme. También estaban Adrián Suar y Pablito Codevilla. ¿Sabés que siento? Que fue todo placentero, muy agradable, valió la pena.

Así recibieron a Mirtha en su regreso a los estudios – Fuente: Instagram @lajauladelamoda

00:25

-¿Cómo pasará las Fiestas?

-Con mi familia, con Marcela. Nacho me dijo que también iba a estar. Pero no puedo decirte dónde.

-Era justo lo que le iba a consultar.

-No te lo voy a decir. Mucha gente viajó, así que seremos muy pocos, pero estaremos juntos. La verdad es que estoy contenta de pasar las Fiestas en Buenos Aires.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *