Minuto para ganar: Claudia Villafañe y el momento más feliz de su vida


El ciclo de juegos conducido por Marley recibió durante la noche del lunes a una invitada de lujo, Claudia Villafañe. La ganadora de la primera edición de MasterChef Celebrity se animó a participar de los originales desafíos de Minuto para ganar, y durante su visita habló de todo con el anfitrión, y con la conductora invitada, Lizy Tagliani.

Antes del primer juego, Marley no pudo evitar preguntarle sobre su paso por el reality de cocina. Y sobre su victoria, Claudia contó: “Fue un desafío, y haberlo logrado fue mejor todavía. Durante todo el proceso de grabación no sabíamos quién ganó. Estuvimos sin saberlo hasta que salió al aire”.

Más adelante, el conductor le sugirió a Lizy que debía contratar a Claudia para que le organice el casamiento, y eso dio pie para que Villafañe contara qué hizo con su vestido de bodas: “Todavía lo tengo. Está envuelto en papel azul para que no se ponga amarillo”. Luego también habló sobre la presión con la que muchos ojos miran a Benjamín, su nieto, con respecto a sus posibles habilidades en el fútbol.

En otro tramo del programa, Claudia se refirió al vínculo que mantiene con Roma, su nieta, e hija de Dalma: “Yo le llevo regalos y me manda mensajes en los que me dice: “Gracias, Tata, por todo”. Con Roma estuvimos en una juguetería, que con todo este tema pandemia nunca había ido. Y entró, y se fue caminando despacito a donde estaban los bebés. Agarró uno y hablaba como si la muñeca le respondiera, y salimos de ahí y le puso de nombre Claudia”.

Con respecto a futuros proyectos, confesó que puede existir la posibilidad de lanzar un libro de cocina, pero también explicó que se siente reticente a escribir sobre su vida privada, porque luego “todo el mundo opina y dice sin saber”. Por último, y cuando le preguntaron sobre los momentos más felices de su vida, ella no lo dudó: “El nacimiento de mis hijas, y después el de mis nietos. Yo estuve presente en el nacimiento de Benjamín, y pude entrar a la sala de parto”.

LA NACIONMás información



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *