Miguel Bosé ganó el juicio por la filiación de sus hijos



El cantante español Miguel Bosé ha ganado el juicio por la filiación de los cuatro hijos nacidos durante su relación con el escultor Nacho Palau, que quería que todos ellos fueran considerados hermanos legalmente.

Un juzgado de Madrid desestimó la pretensión de Palau, quien de todos modos ya anunció que va a apelar la sentencia, según informó el despacho de abogados que lo representa.

El juicio por la filiación de los cuatro hijos nacidos durante la relación de Miguel Bosé y Nacho Palau, dos pares de mellizos fruto de la gestación subrogada, dos con los genes y apellidos de un padre y dos con los del otro, pero criados como hermanos hasta la separación, había comenzado el 19 de octubre, por lo que puede decirse que la sentencia ha sido rapidísima.

La sentencia desestima que los cuatro niños sean tratados como hermanos legalmente, pero acepta el establecimiento de un régimen de visitas de los hijos de ambos entre sí y para con su padres respectivos, señala el comunicado del despacho de abogados Ortolá Dinnbier.

Nacho Palau, ex pareja del cantante Miguel Bosé, en los Tribunales de Madrid. Foto EFE

A pesar de que el fallo considera que queda probado el propósito compartido de ambos padres de tener hijos para fundar una única familia, “entiende que nuestro actual sistema jurídico no permite efectuar formalmente la declaración de filiación solicitada”.

Los representantes de Palau añadieron en el comunicado que el escultor “sigue confiando en que se haga justicia a todos sus hijos y para ello se dispone a presentar recurso de apelación frente a dicha sentencia”.

En una entrevista en la versión española de la revista Hola, se detalla que Palau fue quien interpuso la demanda por la filiación de sus hijos, Ivo y Telmo, al considerar que ellos y los hijos de Bosé, Tadeo y Diego, son hermanos aunque no compartan los mismos genes ni tengan los mismos apellidos, pues crecieron como iguales en la misma casa y existe una “filiación afectiva e intencional”.

Los niños tienen en la actualidad 9 años. Los hijos biológicos de Bosé residen con él en México, mientras que los del escultor permanecen a su lado en Valencia (este de España).

Tiempo atrás, cuando al cantante le consultaron por qué se decidió a tener hijos recién a los 56 años años, confesó: “Primero, porque una carrera como la mía me exigía entregarme durante un periodo full time. Segundo, porque no quería hacerlo con una pareja. Así tengo a dos hijos maravillosos que llevan mis apellidos y que nadie me puede quitar. Estoy harto de ver cómo se utiliza a los niños en las separaciones, cómo pagan los platos rotos y sufren las consecuencias de una relación que se rompe”.

El músico, que en un principio se definió como anticuarentena y dudó sobre la existencia misma del coronavirus, ahora parece haber cambiado de postura al respecto. Y declaró al respecto: “Estamos aquí para hablar de los temas que os prometí y empezamos por el bicho. Se ha dicho que yo he dicho, que han dicho, que yo he dicho que el bicho no existía. El bicho existe y el bicho ha matado, ha matado a mucha gente”.

Miguel Bosé vive en México con los dos hijos a los que él ha aportado sus genes, Foto DPA

“En marzo-abril de este año mató a mucha gente. Nuestros mayores, nuestros abuelos en las residencias… También se nos fueron las personas que tenían patologías previas porque su sistema inmunológico estaba muy debilitado”, continuó el artista, que perdió a su madre Lucía Bosé después de tres días internada por coronavirus en el mes de marzo.

Fuente: Agencias

WD

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *