Máxima cumple 50 años: quién es su principal rival dentro de la corona



Máxima Zorreguieta lleva casi 20 años de amor con el rey Guillermo y hace ocho que lo acompaña como reina consorte de los Países Bajos. Aunque todo parezca felicidad y buena ventura, el camino de la argentina hacia la corona holandesa no fue sencillo: entre otros desafíos, tuvo que enfrentar una inesperada rivalidad dentro de la familia real.

Nueve meses antes de la soñada boda de Máxima, se celebró otro casamiento de la realeza: el príncipe Constantin, hermano del rey Guillermo, contrajo nupcias con Petra Laurentien Brinkhorst, quien se convirtió en la primera mujer holandesa plebeya que pasó a formar parte de la dinastía Orange-Nassau.

La unión matrimonial por civil tuvo lugar el 17 de mayo de 2001, el mismo día en que la futura reina de Holanda festejaba su cumpleaños. Por ese entonces, Máxima ya era la novia de Guillermo y se perfilaba como su prometida. Cuando conoció a su cuñada, la flamante princesa Laurentien, el choque fue inevitable.

La princesa Laurentien junto a su esposo, el príncipe Constantin y sus tres hijos: la otra familia real de la corona holandesaInstagram: @thedutchroyalfamily

El matrimonio de Laurentien sentó el precedente y no parece una casualidad que Guillermo haya elegido a otra mujer que no pertenecía a la realeza para compartir su vida. En este sentido, Rodolfo Vera Calderón y Paula Galloni, autores de la nueva biografía no autorizada Máxima, la construcción de una reina, hablaron con LA NACIÓN sobre la conflictiva relación que mantienen las esposas de los hermanos de Orange.

“Máxima tiene a su rival dentro de su propia familia: existe una tirantez con su cuñada, la princesa Laurentien, porque es una mujer que cumple con todos los requisitos para ser amada y respetada por la corona”, sostuvo Galloni. Y agregó: “Es holandesa y la carrera política de centroizquierda de su padre ha sido intachable”. Se trata de Laurens Jan Brinkhorst, quien se destacó como ministro de Economía y Relaciones Internacionales.

El rey Guillermo y la reina Máxima de Holanda se casaron nueve meses después que la princesa Laurentien y el príncipe ConstantinArchivo

Vera Calderón aseguró que las discrepancias también son de tinte ideológico: “Laurentien seguramente siente el contraste con esa cuñada que llegó de Argentina, siendo hija de un padre que formó parte de un gobierno dictatorial. El fantasma del fascismo que tanto desprecia parece latente”. Cabe recordar que Jorge Zorreguieta fue secretario de Agricultura y Ganadería entre 1979 y 1981, durante la última dictadura cívico-militar.

Otro posible ingrediente de la rivalidad entre las royals está en el sueño frustrado de Constantino y Laurentien de acceder al trono. Según cuentan los autores en la biografía, si Guillermo y Máxima no se hubieran casado con la aprobación del Parlamento, y el actual rey hubiera elegido abandonar sus obligaciones para priorizar su amor, entonces su hermano menor hubiera sido el primero en ascender, en tanto el tercero de los hijos de la reina Beatriz, el príncipe Friso, se había enamorado de una mujer de “pasado turbulento y cuestionable”. Pero la historia fue otra: la joven llegada de Argentina obtuvo la bendición para convertirse en princesa y luego en reina, y la fantasía monárquica de Laurentien se deslizó entre sus dedos para siempre.

Ambas conquistaron el corazón de un príncipe y comparten similitudes en sus orígenes. Tanto Máxima como Laurentien fueron ajenas a la realeza hasta comenzar sus romances. También tienen en común que son madres de tres hijos: Laurentien tuvo a Eloise, Nicolás Casimiro y Leonor, mientras que fruto del matrimonio de los reyes nacieron las famosas Amalia, Ariane y Alexia.

La reina Máxima junto a su familia: Guillermo, Amalia, Alexia y Ariane

Sin embargo, si Máxima mantiene a sus hijas alejadas del mundo virtual -aunque ha trascendido que tienen sus cuentas privadas en las redes sociales-, en el caso de Laurentien se da todo lo contrario. Una de sus hijas, la condesa Eloise, se convirtió en influencer con más de 255.000 seguidores en Instagram. Allí muestra un atisbo de su vida como miembro de la realeza, teniendo en cuenta que fue la primera nieta de Beatriz y eso la ubica como la quinta en la línea de sucesión al trono.

Pero otras diferencias entre la reina y la princesa son más sustanciales. Laurentien y Constantin no reciben salarios por parte del Estado holandés, sino que decidieron mantenerse independientes en cuanto a sus finanzas y que el abultado presupuesto de sus asignaciones sea destinado a proyectos ciudadanos.

Por su parte, la reina de los Países Bajos tiene uno de los ingresos más altos de los monarcas de Europa, un detalle no menor que incluso empieza a incomodar al pueblo holandés, según las últimas encuestas de popularidad realizadas por la televisión pública de ese país.

La princesa Laurentien junto a su hija, la condesa Eloise, influencer en InstagramInstagram: @thedutchroyalfamily

En cuanto a las causas que abrazan, también van por caminos distintos: Máxima es reconocida por su labor en materia económica, puntualmente con respecto a los microcréditos, y la princesa Laurentien se ocupa de promover proyectos relacionados a la ecología, el analfabetismo funcional y la lucha contra la explotación sexual.

Es probable que el menor grado de exposición de la cuñada de los reyes le permita llevar otro tipo de vida. Y que por eso, también, pueda sorprender a la hora de realizar sus aportes humanitarios: cuando cursaba su Máster en Periodismo, Laurentien decidió hacer su tesis sobre la prostitución, para lo que pasó tres noches en las calles con personas sin hogar escuchando sus historias.

Contra viento y marea, las dos mujeres forman parte de la misma familia, y aunque las diferencias sean más que las similitudes, han logrado mantener una correcta relación ante la mirada pública. En este sentido, Vera Calderón reflexionó: “Por algo las dos exnovias de Guillermo salieron corriendo; no cualquiera puede ocupar el lugar de una reina y contraer las responsabilidades que conlleva”.



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *