MasterChef Celebrity: un rogel para el olvido dejó a Cae afuera del certamen


Este domingo, poco después de las 22, comenzó una nueva gala de eliminación de la segunda edición de MasterChef Celebrity y, como es habitual, Santiago del Moro le dio la bienvenida a los participantes que estaban en la cuerda floja: Candela Vetrano, Fernando Carlos, Andrea Rincón, Dani “La Chepi”, María O´Donnell, Cae y Juanse.

Cuando llegaron a sus estaciones, los concursantes se encontraron con un mantel que escondía los ingredientes con los que iban a tener que preparar sus platos. Todos arriesgaban ideas y muchos esperaban que se tratara de pastas de algún tipo. Pero el conductor los sorprendió cuando les mostró una campana en el centro del escenario, y Damián Betular anunció: “Van a tener que hacer un clásico de la pastelería argentina. Es algo que no puede faltar en los cumpleaños, en alguna mesa dulce ni en ninguna casa de los argentinos. Lo que vana tener que preparar es rogel”.

Luego, Germán Martitegui agregó que debían “sumarle creatividad a la receta, modificando o agregando algo al dulce de leche, a la masa de las capas o al merengue”. Y por último, Donato De Santis concluyó: “Debajo del mantel rojo, tienen todo para preparar esto y, además, una variedad de ingredientes alternativos para jugar con sus fantasías”. Para el desafío, les dieron setenta minutos, y Betular aconsejó: “Háganse amigos de la precisión. Parece fácil, pero la proporción entre masa y dulce de leche es fundamental”.

Sin perder un minuto, todos comenzaron a preparar sus tortas y a ensayar algún tipo de idea ingeniosa. Cae comentó que, por la precisión, la pastelería era “como Breaking Bad”, mientras que Candela confesó estar “perdida con el toque personal”. María O´Donnell aconsejó a Fernando, a la vez que Juanse contó que iba a agregarle frutas a su preparación: “Mi toque va a ser darle un color distinto”. Rincón, en tanto, luchó con la masa, bajo las recomendaciones de Georgina Barbarossa, que la ayudó desde el balcón. Finalmente, y luego de mucho trabajo, llegó la instancia de la degustación.

La primera en acercar su preparación fue O´Donnell, que con su rogel de frutos rojos, recibió el aprobado de los especialistas, pero sin demasiado entusiasmo. Juanse también contentó a los miembros del jurado y Donato no dudó en mostrarse muy satisfecho con el producto, al punto de invitar al músico a probar una porción. La Chepi también obtuvo felicitaciones con su torta con frutos rojos, almendras, chips de chocolate y merengue con coco, aunque Germán fue más allá: “Con las capas un poco más finitas, hubiera sido impecable. Igual felicitaciones”.

“Es como una zapatilla el rogel”, dijo Damián sobre el gran tamaño de la torta de Candela. Y luego de probarla, destacó: “Lo rústico es prolijo, y me gusta la forma. La masa más finita quizá, pero hay que cuidar más los detalles. Esto es muy vos, te representa”.

Con algunas dudas sobre su preparación, Cae confesó: “Este rogel va a necesitar defensa. La innovación fue poner los frutos rojos arriba, pero no sé si estuvo del todo bien”. Después de probarla, Donato destacó que algunas capas estaban algo crudas, y opinó: “No me recuerda tanto a un rogel. El chocolate en exceso me lleva a otra cosa. El rogel es básicamente dulce de leche, y acá no lo tengo”. Luego, Martitegui reparó en que el merengue estaba mal preparado, y Betular cerró esa devolución de manera lapidaria: “La ejecución fue muy mala”. Fernando Carlos corrió una suerte similar. El jurado le dijo que los errores fueron innumerables, y Damián sentenció: “Pensé que era un rogel de arepas. El merengue es nieve de carnaval, ni siquiera crema de afeitar”.

En último lugar, Andrea Rincón sorprendió gratamente, y Betular aplaudió: “El merengue italiano está aterciopelado, cremoso, brillado y con la acidez justa del fruto rojo”. Donato se sumó a la felicitaciones, y Germán culminó: “No puedo creer que hayas presentado esto. Es espectacular. Las capas están, se sienten, en la boca todo se mezcla. La proporción de dulce de leche está bien. Todo cierra”.

Andrea y Chepi fueron consideradas las mejores de la noche, y Donato puntualizó que Rincón fue quien más se destacó. Luego, llamaron a Cande, Juanse y María, y les dijeron que “había mucho para mejorar” y, en último lugar, fueron convocados Fernando y Cae: los más irregulares de la velada. Finalmente, el jurado anunció que el músico era el eliminado y, conmovido, Cae se despidió diciendo: “Un mal partido te deja afuera. Esta muy alta la vara, y quizá yo no estoy para este certamen”.

LA NACIONMás información



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *