MasterChef Celebrity: todos contra Georgina: “Queremos una unidad coronaria”


Cada participante de MasterChef Clebrity tiene sus vicios, sus virtudes y sus defectos. Y a medida que avanza el certamen, estos se vuelven más evidentes e incluso conspiran contra su performance.

El talón de Aquiles de Georgina Barbarossa es la sal. A pesar de su creatividad, o más bien voluntad, a la hora de pensar sus platos, este ingrediente es su karma. En semanas anteriores le había sucedido que lo había usado pensando que era azúcar para “caramelizar” una cebolla morada. Ya entonces el jurado le había advertido que tuviera más cuidado, pero a pesar de tomar nota, en el programa del jueves volvió a tener otro traspié.

En esta oportunidad, el plato era una entraña salteada con espárragos y verduras fritas. La actriz llegó a la mesa de degustación orgullosa con el resultado, y la verdad que desde lejos se veía bien. El problema vino al probarlo.

Caras fruncidas, vasos de agua y un silencio que lo dijo todo. Germán Martitegui fue el primero en hablar cuando pudo: “Fue una muy buena idea hacer fritos los zucchinis y las zanahorias. La entraña tiene buen sabor pero está supersalada. Yo quiero una unidad coronaria lista cada vez que tengo que probar una comida tuya”.

Y si el comentario fue poco promisorio, todavía faltaba que hable Damián Betular: “Nos vas a matar. Todo es manteca, kilos de manteca, y eso no me molesta tanto, pero la sal. Es como si estás charlando en el mar, la ola te revuelca y abrís la boca. Esto es un trago de mar. Nos vas a matar en serio, ya estamos haciéndonos estudios”.

Entre nerviosa y culpable Barbarossa se excusó aclarando: “Es que yo no domino mucho porque como sin sal”. Aunque minutos después entendió cuál había sido su error: “Le puse sal dos veces, no me dí cuenta”.

Ya con el delantal negro, que la dejó directamente en la sentencia del domingo, Georgina intentó coronar el incidente con algo de humor: “Yo creo que van a terminar haciendo como los reyes, que tenían una persona que les probaba la comida. Van a hacer eso conmigo”.

LA NACIONConocé The Trust Project



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *