Marilyn Manson fue desvinculado de su discográfica después de que Evan Rachel Wood lo denunciara por abuso


Horas después de que la actriz Evan Rachel Wood revelara que el hombre que abusó de ella durante su adolescencia era Marilyn Manson, y cuatro mujeres más salieran a contar sus experiencias con él, la discográfica con la que el músico tenía contrato decidió desvincularlo.

En un comunicado enviado a The Hollywood Reporter, Loma Vista Recordings anunció que ya no promocionará el último disco de Manson y tampoco trabajará con él en futuros proyectos.

“Considerando las inquietantes acusaciones que realizaron hoy Evan Rachel Wood y otras mujeres, nombrando a Marilyn Manson como su abusador, Loma Vista dejará de promocionar su actual álbum con efecto inmediato. Debido a estos preocupantes acontecimientos, también hemos decidido no trabajar con Marilyn Manson en ningún proyecto futuro”, expresaron desde el sello discográfico.

Previo a que se hiciera pública esta decisión, el perfil de artista de Mason desapareció del sitio web de la discográfica, detalle que notaron el lunes por la mañana desde la revista Billboard.

A través de su cuenta de Instagram, la actriz de Westworld reveló detalles de sus traumáticas experiencias y le puso nombre y apellido al supuesto abusador con el que tuvo una relación de tres años, la cual terminó en 2010.

“El nombre de mi abusador es Brian Warner, también conocido por todo el mundo como Marilyn Manson. Él empezó a acosarme cuando era una adolescente y abusó horriblemente de mí durante años. Me lavaron el cerebro y manipularon hasta la sumisión. Ya no voy a vivir más con miedo a las represarías, injurias o extorsiones. Estoy aquí para exponer a este hombre peligroso y a las muchas industrias que habilitaron su comportamiento antes de que arruine más vidas. Todo mi apoyo a las muchas víctimas que ya no guardarán silencio”, escribió Wood.

La actriz había comenzado a hablar públicamente sobre su historia como sobreviviente de violación y violencia doméstica en una entrevista con la revista Rolling Stone, en 2016.

“Varias veces junté coraje para irme, pero me llamaba constantemente y amenazaba con suicidarse. En una ocasión volví para intentar calmar las cosas y me acorraló en el dormitorio y me obligó a arrodillarme, luego me ató de pies y manos y me golpeó. (…) Eso para él era la forma de probarle mi lealtad”, había revelado hace un tiempo, pero sin dar nombres.

LA NACIONMás información



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *