Marilina Bertoldi lanzó un álbum poderoso y un video junto a una actriz porno

Sin dudas que el nuevo álbum de Marilina Bertoldi venía generando mucha expectativa en los últimos meses. Y no era para menos, porque tuvo como anticipo tres poderosos singles y porque indudablemente es una de las grandes figuras del rock argentino del último lustro, por suerte premiada y reconocida temprano en su carrera con el Gardel de Oro, en 2019.

Marilina Bertoldi. Foto: Fernando de la Orden

Marilina Bertoldi. Foto: Fernando de la Orden

Mojigata es el magistral título para una rockera que es cualquier cosa menos eso. Marilina es osada en su música, sus letras y su actitud, animándose incluso a causar conmoción al invitar a María Riot a co-protagonizar la historia de pasión del video de La cena, el tercer single, editado el martes 15 de marzo.

María Riot es conocida por su militancia en AMMAR (Asociación de Mujeres Meretrices de Argentina), desde donde reivindica la regulación de la prostitución y la pornografía feminista y alternativa.

Para coronar esta sucesión de nuevos hitos (singles, video y álbum completo), Marilina Bertoldi ya anunció que hará una presentación oficial de Mojigata el 19 de junio en el Luna Park.

La tapa de "Mojigata" de Marilina Bertoldi. Foto Agostina Valle Saggio. Gentileza Pelo Music.

La tapa de “Mojigata” de Marilina Bertoldi. Foto Agostina Valle Saggio. Gentileza Pelo Music.

El primer desafío: producir el disco sola

Desde los primeros segundos de Mojigata queda en evidencia que hay un clima especial y un concepto general que va más allá de una mera colección de grandes  canciones. 

Según explica Marilina, ese breve primer track de efectos es “para empezar a insinuar un viaje de conversaciones mías en solitario. El disco fue compuesto en pandemia, y fue un momento de replantearme algunas cosas y pasar por ciertas revoluciones internas en las cuales había mucha neurosis, y las neurosis son esas muchas voces”.

Esas voces que menciona son literales: aparecen al principio o al final de algunas canciones, con su voz virada al agudo o al grave, acelerada o ralentizada. “Cada canción -describe- es distinta estéticamente, aunque obviamente hay un hilo y entre todas arman un estilo. Y lo que termina uniendo son todas las vocecitas que están por todos lados y generan ese 3D, esa profundidad y esa conversación con la que empieza y termina el disco, con esos personajes”.

Marilina Bertoldi. Foto gentileza Pelo Music.

Marilina Bertoldi. Foto gentileza Pelo Music.

-¿Cómo te golpeó la pandemia? Venías de un trabajo de años, de pronto un gran despegue y hubo que frenar de golpe. ¿Quedaste pedaleando en el aire?

-No sé si la pandemia tuvo tanto que ver con mi actividad musical. Creo que me obligó a enfrentarme a acciones en el movimiento del día a día, cosas tuyas que medio vas esquivando enfrentar o procesar. Y también el peso de lo que estaba pasando en el mundo, ese impacto emocional tan grande.

-¿En qué te impactó en particular?

-No podía entender como teníamos la solución y la respuesta en las manos, como Humanidad, que la ciencia había logrado una cura, más allá de los cuestionamientos, ¡y de repente había tanta política y mezquindad en el medio! Eso me asentó el pesimismo con respecto a la naturaleza humana. Me socavó y me metió más adentro.

“Mi forma de sobrevivir es a través de las canciones”

-¿Musicalmente laburaste de manera distinta por la pandemia?

-No. Siempre fui de componer y producir en el momento, haciendo todo con la compu. Después llamo a algunas personas para grabar algunas cosas, pero la mayor parte que puedo la grabo yo. Y en este disco fue aún más exagerado ese proceso, porque estuve produciendo hasta en el proceso de la mezcla y la masterización.

-Una obsesiva importante.

-Sí, sí. ¡Es que es todo para mí! Estar ahí es estar haciendo lo más importante. También es el disco de la neurosis, el disco de una persona que se volvió más neurótica que nunca.

Marilina Bertoldi. Foto: Fernando de la Orden

Marilina Bertoldi. Foto: Fernando de la Orden

-La neurosis aplicada a las canciones, sublimada.

–Totalmente! Mi forma de sobrevivir es a través de las canciones. En teoría todos somos neuróticos, El tema es ver cuán acentuado está en cada uno.

-¿El balance es positivo, entonces?

-Es mi disco favorito, como cada nuevo disco que saco. Me parece que logré más de lo que quería. Confiar en mí al final tuvo su resultado. Lo importante fue imprimirle mi personalidad en cada aspecto del disco.

-¿Cómo ves actualmente ese boom que viviste con los Gardel y toda esa exposición?

-Tiene sus momentos, cosas buenas y malas. Yo estuve muy agradecida con que me hayan dado ese espacio. Me gustaría que se lo sigan dando a artistas jóvenes y nuevos. Me parece que es el camino a seguir. Estos premios son muy importantes para unir a las generaciones anteriores con las nuevas. A la historia de la música argentina con las nuevas generaciones. Es un gran lazo, y conmigo dieron un primer paso. La diversidad es todo.

Detalles de algunas canciones

Mojigata tiene una buen cantidad de hits que merecen sonar a cada hora en las radios y ser escuchados a todo momento con auriculares. Por ejemplo La cena, Cosa mía, Claro ma, Sushi en lata y el ensoñador Amuleto.

Pero todos los temas encierran muchos detalles y grandes versos. Según Marilina, su frase favorita es “Vivo pensando en ayer para convencerme que hice lo que hice porque fue ese mi deseo”. Dice que le gusta porque es la que mejor la define. También se entusiasma con un repaso de títulos y agrega alguna historia de algunos temas:

Es poderoso: es como la conclusión de todo lo que habla el disco, pero la puse al principio en vez del final. No quería abrir con algo negativo sino con buena onda. Suenan dos guitarras acústicas y una es la Fender que usó Spinetta para grabar Muchacha (ojos de papel). Estaba en el estudio y me la dio Alvaro Villagra, alguien que intimida mucho pero conmigo fue muy cariñoso y generoso.

La cena: me encanta ese tema, es re-T Rex y el video es soft-porn. El que hicimos antes con Javiera Mena (Amuleto) fue más erótico, de insinuar y no pasa nada, pero este sí. Por eso decidí convocar a Maria Riot, que es actriz porno, trabajadora sexual y una performer muy completa. Hace muchos que la escucho en columnas en radio y leo lo que escribe. Fue un gustazo y un honor que dijera que sí. 

Cosa mía: fue la primera canción que compuse del disco, cuando Barbi Recanati me dijo que lo tenía que producir yo. “Hacelo 100 x 100 vos”, dijo, así que me puse a pensar qué tipo de disco podía producir y me puse a componer un tema que me motivara. Fue como un arengue propio y es tipo Howlin’ Wolf.

Claro ma: son dos guitarras que van armando el groove y es un estéreo muy interesante. Es medio Lenny Kravitz, medio Rolling Stones, muy sensual.

Amuleto: tiene un sonido muy Phil Collins In the air tonight, con la voz doblada y las violas más ambientales, acoplando. Una balada muy dulce y ochentosa, donde dos personas se cantan. Compartimos un momento muy lindo con Javiera gracias a esta canción. Es la primera vez que tengo una invitada en un disco y nos conectamos vía Instagram porque me mencionó en una nota, alguien me etiquetó y le agradecí.

Marilina Bertoldi. Foto gentileza Pelo Music.

Marilina Bertoldi. Foto gentileza Pelo Music.

Beso beso beso: ¡amo este tema! Es la canción deforme y experimental del disco. Es medio provocador, sobre la intolerancia en la ciudad.

Pucho: me divierte mucho el papel de mala, de villana y de enojada. Y si la voz está “pitcheada” siento que puedo jugar más. Es un tema de catarsis, como todos, pero este ya es bien rabioso, sacado y con violencia auditiva. Es el verdadero rock del disco, no tan clásico ni blusero, sino irreverente.

Junto boludeces: es medio Beck, con un final psicodélico. También tira algunas frases punzantes sobre los ídolos, como “Si te ve tu ídolo te estafa”.

MFB

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *