María Julia Oliván contó cómo afectó a su hijo el cierre de aulas: “Se puso a llorar”


La periodista María Julia Oliván, quien es madre de Antonio, un niño de cinco años con trastorno del espectro autista, relató cómo reaccionó su hijo al enterarse de la suspensión hasta fin de mes de las clases presenciales decretada por el presidente Alberto Fernández.

“Me cuesta sacarlo del jardín porque ahora se enganchó mucho, entonces se quedaba en la hamaca un poco más de tiempo. Yo le decía ‘vamos a música’ y salía corriendo. Ayer por primera vez, yo nunca lo vi así, se tiró en piso y se puso a llorar. No quería irse. ‘No, el jardín de los amigos’ me decía. Una maestra me ayudó a sacarlo en la vereda y apoyaba la cabeza en el piso”, detalló.

“Estás hablando de un niño que tiene dificultades para comunicarse. Cuando llegué a la camioneta pensé ‘yo tengo que hacer algo, no puedo ver a mi hijo así’. Se hizo una amiga en 20 días teniendo dificultades en el habla. No es una pavada. Yo estoy remando y de repente el nene empezó a decir más frases, a vincularse más. ¿Qué hago con esto?, confesó la periodista, que al enterarse de la decisión tomada por el Gobierno, escribió una carta en donde relataba su difícil experiencia.

“Mi hijo no asiste a una escuela especial, pero está entre ‘esos chicos’ que no se dejan el barbijo. ‘Esos chicos’ y los otros, los neurotípicos, hoy vivieron un día muy triste. Niños de todas las edades se largaron a llorar de impotencia frente a la noticia. Probablemente nunca -ni en el anterior cierre- tuvimos este miedo”, escribió Oliván. Y agregó: “Esta vez no vamos a amasar masa madre, no vamos a jugar a la maestra, vamos a luchar para que el Gobierno de Alberto Fernández nos escuche”.

LA NACION



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *