Marcelo Longobardi: “¿Esta es la vacuna light que propuso Putin, es decir, una sola dosis y luego vemos?”



“¿Tan complicado puede ser vacunar? Ese argumento no lo tomo”, dijo Marcelo Longobardi Fuente: Archivo

Marcelo Longobardi cuestionó el anuncio de la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizotti, sobre la posibilidad de que el gobierno aplique una sola dosis de la Sputnik V anti coronavirus para acelerar el proceso de inmunización. Tras esa declaración, las dudas sobre la disponibilidad real de una segunda dosis de la vacuna rusa volvieron circular con mayor fuerza, especialmente cuando todavía no se han publicado en revistas científicas los resultados del instituto Gamaleya.

En este sentido, Marcelo Longobardi se preguntó si esta única dosis no se convertiría en “la vacuna light que propuso Putin”, y criticó que “la política pueda modificar una decisión médica”.

“Es muy lógico pensar que se pueda vacunar a más gente con la primera dosis y diferir la segunda para cuando ya esté controlado el brote”, había dicho Vizotti en una entrevista que concedió al diario Página/12. “La decisión sanitaria más importante que nos tenemos que plantear es si queremos tener 10 millones de personas vacunadas a marzo con dos dosis, o si preferimos tener 20 millones de personas con una sola”, agregó.

“¿Esta es la vacuna light que propuso Putin, es decir, una sola dosis y luego vemos?”, se preguntó Longobardi. “Segunda cuestión: cuando un laboratorio establece dos dosis de una vacuna, ¿puede la política modificar una decisión médica? ¿Hay elementos contundentes que establezcan la validez de una sola dosis de una vacuna que fue pensada para dos dosis?”, insistió el conductor de Cada mañana (Mitre), y agregó: “Está advirtiendo que la segunda dosis no estaría disponible, asunto sobre el cual había muchas dudas”.

“Están advirtiendo que la segunda dosis no estaría disponible, asunto sobre el cual había muchas dudas”, dijo Longobardi Fuente: Archivo

Para esto, el conductor dialogó con el médico Conrado Estol, quien sostuvo que si bien “la inmunidad luego de la primera dosis existe, es alrededor del 60 por ciento, pero es a dos o tres semanas” de la aplicación y que “estas opciones (la de dar una sola dosis) son criticadas fuertemente en todo el mundo, porque son opciones que no han sido estudiadas con metodología científica”.

“Acá no hay un solo estudio que demuestre que se pueden mezclar las vacunas ni hay evidencia que demuestre qué va a pasar con la inmunidad ni cuánto va a durar”, consideró Estol y añadió: “La segunda dosis es diferente y más compleja. El propio Putin dijo que la capacidad de producción era baja. No me sorprendería que no esté lista la segunda dosis”.

Más adelante, Longobardi sostuvo que “arriba de ese problema de que nunca se dieron a conocer los datos de Gamaleya, aparece un segundo problema que es que para la Argentina parece ser lo mismo dar una dosis o dos, siendo que los médicos la pensaron en dos dosis y no en una”.

“¿Tan complicado puede ser vacunar? Ese argumento no lo tomo. Me parece que acá hay problemas políticos y administrativos. Durante un año nos explicaron que la solución era la vacuna y ahora resulta que es difícil vacunar”, concluyó.

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *