Malas noticias para Stella McCartney: su empresa está dando pérdidas



A Stella McCartney no le está yendo bien, pero no le puede echar la culpa al coronavirus. Desde que la diseñadora británica se quedó con el total del paquete accionario de su marca, en 2018, su empresa perdió 13,8 millones de dólares.

En 2017, el balance había dado ganancias por 11,3 millones de dólares, pero al año siguiente la hija de Paul y Linda McCartney adquirió el 50 por ciento que estaba en poder del grupo Kering (propietario de marcas como Gucci, Balenciaga o Saint Laurent). A pesar de las pérdidas, la empresa dio dividendos por 827 mil dólares, de los cuales la mitad fueron para Stella. 

El año que viene, la marca cumplirá dos décadas de existencia. Y sus ejecutivos justifican las pérdidas diciendo que 2018 fue “un año de transición” en el que debió afrontar “costos de reorganización”, según consigna el Daily Mail. 

Paris Jackson, Stella McCartney y Miley Cyrus en una gala en el Metropolitan Museum of Art de Nueva York.

El diario británico también explica que la empresa contrató personal e invirtió en sistemas informáticos para gestionar la logística y la actividad de las oficinas, algo de lo que antes se ocupaba el grupo Kering. También adquirió un nuevo local en Old Bond Street, en el centro de Londres, una zona extremadamente cara.

Las ventas están estancadas: si entre 2016 y 2017 habían aumentado un 2 por ciento, entre 2017 y 2018 el incremento fue de apenas un 0,2 por ciento. El volumen de facturación pasó de 53,3 millones de dólares a 53,4 millones.

Mirá también

En 2019, McCartney vendió una parte de sus acciones al grupo LVMH, dueño de marcas como Louis Vuitton, Dior o Givenchy, en el que trabaja como asesora en materia de sostenibilidad. Ese es uno de los sellos de Stella McCartney, que se preocupó por el ambiente desde el mismo inicio de su marca. Así marcó tendencia: en 2001 casi ninguna otra empresa de moda manifestaba preocupación por un asunto que hoy es fundamental.

En el último desfile de la marca, en París, las modelos usaron disfraces de animales.

Stella McCartney siempre se mantuvo firme en su veganismo y ecologismo, convicciones que comparte con su padre. En su último desfile, el 2 de marzo pasado en París, hizo desfilar a modelos disfrazados de vacas, caballos, zorros y cocodrilos en señal de respeto a los animales. Desde la fundación de la marca renegó del uso de la piel real en sus diseños.

Entre otros hitos, hizo diseños para Chloé, Adidas, H&M, para Madonna y el equipo olímpico británico que compitió en Londres 2012. Está casada con Aldashair Willis, director creativo de la marca de calzados Hunter, con quien tiene cuatro hijos: Miller Alasdhair James, Bailey Linda Olwyn, Reiley Dilys Stella y Beckett Robert Lee.

WD

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *