Macarena Achaga, la argentina de Luis Miguel, la serie 2: “Siento que el personaje de Michelle estaba destinado para mí”


Estrenada en la víspera del cumpleaños número 51 del cantante, la segunda temporada de Luis Miguel, la serie ya es furor en todo el mundo. Narrada en dos líneas de tiempo, esta nueva entrega vuelve a poner la lupa sobre la vida privada de “El sol de México”, revelando algunos secretos, traiciones y personajes que dejaron huella en su historia. En este sentido, y como pudimos ver sobre el final del segundo capítulo, uno de los aspectos sobre el cual se hará foco será la relación intermitente del ídolo con su hija Michelle, fruto de su relación con la cantante y actriz Stephanie Salas.

La encargada de interpretar a esta muchachita en su etapa adolescente es Macarena Achaga, una argentina de 29 años que desde hace más de una década está radicada en el país del tequila. “Siento que este personaje estaba destinado para mí, tenía que hacerlo yo. Tenía una idea tan clara de cómo tenía que ser Michelle que le puse mucho de lo que yo creía que tenía que tener”, le contó la actriz a LA NACION ansiosa por verse en pantalla.

La actriz argentina Macarena Achaga es la responsable de interpretar a la hija de Luis Miguel, Michelle Salas, en su versión adolescenteInstagram: @luismiguella

A pesar del gran parecido físico, interpretar a la hija mayor del cantante de “Por debajo de la mesa” fue un gran desafío para esta influencer que siempre busca encarnar “papeles con resonancia y que dejen algo positivo”. “Me hubiera gustado hablar más con ella pero parte de mi trabajo era respetar, de alguna u otra forma, su decisión. Entiendo perfecto que no se haya querido involucrar en esto porque al final del día es la versión de los hechos contada por Luis Miguel”, confesó quien ante esta situación pudo ser mucho más creativa a la hora de componer este personaje.

Y si bien su cara no es muy conocida por estos lados, la creadora del canal de YouTube “Maca Beso” cuenta con una importante trayectoria fuera de la Argentina. Es que, tras sus inicios como modelo y conductora de MTV, Achaga participó en proyectos como Miss XV (donde también integró la banda musical Eme 15), Gossip Girl Acapulco, Sitiados (la serie chilena de Benjamín Vicuña y Andrés Parra), Cumbia ninja y Amar a muerte, la tira producida por Univisión donde encarnó a una mujer homosexual. Pero eso no es todo. Hace unos meses, esta marplatense adicta al mate sorprendió como protagonista del video “Ropa cara”, el hit de Camilo.

Ahora bien, la serie de Luis Miguel no sólo significó para ella una buena oportunidad para hacerse conocida a nivel mundial, sino también la posibilidad de conocer a su novio, el actor Juampa Zurita que en la ficción interpreta a Alejandro, uno de los hermanos de Micky. La pareja apodada como “Zuribeso” se conoció en el set de filmación y blanqueó su romance hace tan solo un mes cuando juntos se animaron a escalar el Pico de Orizaba, la montaña más alta de México.

-¿Cómo te llegó la propuesta para ser parte de esta serie?

-Ha sido todo un descubrimiento. Empecé a castear en noviembre de 2019 y recién me dieron el personaje en febrero de 2020, así que estuve como cuatro meses audicionando. Mi última audición la grabé en un baño en Turquía con mi celular, así que siento que este personaje estaba un poco destinado para mi, tenía que hacerlo yo. Me acuerdo que cuando me llegó el libro, esa primera escena, yo tenía una idea tan clara de lo que tenía que ser Michelle y fue un poco arriesgado pero decidí ponerle mucho de lo que a mí me parecía que tenía que tener y creo que funcionó de alguna forma.

-¿O sea que aportaste lo tuyo para construir este personaje?

-No podemos olvidar que si bien está basado en alguien de la vida real no deja de ser mi interpretación de los hechos y un poco mi necesidad era contar cómo se transforma una adolescente en una mujer y mostrar cómo esas cosas que pasan en la adolescencia (mi personaje tiene 18 años) te marcan de por vida. Para mí era bien importante que tuviera personalidad y no siguiera un statement.

-¿Pudiste tener alguna charla con Michelle para prepararlo?

-Hubo varias etapas distintas en la construcción de este personaje. Tuve un acercamiento con ella pero, en definitiva, mi interpretación no deja de ser una versión. Si bien está basada en alguien que conocemos, yo voy a contar una parte de la historia que no se conoce, que la gente no vio y que no fue pública, lo cual me permitió ser creativa y mostrarla a través de mis lentes. Por supuesto que el hecho de tenerla a ella como referencia hace que yo tenga un camino muy claro de a dónde quiero llegar, pero decidí impregnarle un poco de mis experiencias personales de vida porque creo que tenemos muchas cosas en común. Tengo mucho respeto por lo que ella es y hace, tiene mucha presencia. Nos conocemos y nos valoramos bastante. Creo que lo hice con respeto y dedicación.

-Hablás de cosas en común. ¿En qué te sentís identificada con ella?

-Las dos somos modelos, influencers y hemos pasado por situaciones o cosas que nos hicieron ser fuertes. Me interesaba que el público vea que ella tuvo las batallas que tuvimos todos como adolescentes, porque al final del día quién no tuvo un desacuerdo con su papá. Quizá preparar este papel requiere de todo un proceso como cambiar el look, el acento, el color de pelo, las costumbres, la forma de hablar, todo. Es difícil porque tenés una referencia pero también fue divertido poder observar a una persona, tomar cosas de ahí e integrarlas porque siento que hay cosas de Michelle que son de Macarena y ahí es cuando se produce la magia. De hecho, Michelle no tendría el carácter ni la personalidad que tiene si Macarena no tomara su mate, si Macarena no hubiese nacido en Argentina, si Macarena no tuviera un hermano que es actor (Santiago Achaga), si no tuviera ese background o esas raíces.

-¿Qué fue lo más interesante de interpretar este papel?

-El hecho de que nadie la haya visto y tener la oportunidad de contar esa historia secreta me parece muy emocionante. Yo siempre procuro interpretar personajes que para mi tengan sentido, que me hagan resonar, que vayan a dejar algo positivo en el mundo, que me permitan hablar de una temática polémica que necesita ser hablada, ya sea de la sexualidad (en referencia a su papel en Amar a muerte) o, en este caso, de una relación entre un padre y un hijo.

-¿Cuál fue la escena más difícil de rodar?

-Hay una escena -que es con la misma que audicioné- que siento que es un momento cúspide en la historia. Es una pregunta que todos queríamos saber (ya van a descubrir cuál es) que le pesa mucho a ella. Creo que a veces no tenemos las respuestas que queremos porque no nos animamos a preguntar, porque en realidad no queremos saber la respuesta y creo que ella con la edad que tiene hace como una cosa medio revolucionaria, lo encara y le dice: “¿por qué hiciste esto? ¿Por qué vos que sos el maduro o responsable en esta situación me estás dejando serlo a mí?”. Esa es una de mis escenas favoritas y es arriba de un coche y es todo lo que les voy a decir porque la tienen que ver (risas).

-¿Cómo fue trabajar con Diego Boneta?

-Fue todo muy hermoso. Siento que su personaje construyó en parte al mío porque uno puede plantear muchas cosas pero hasta que no estás en el set en contacto con tu compañero, no pasan las cosas. Diego fue clave en ese sentido, me acompañó mucho, me guió mucho y le dio importancia a cada escena. Además fue muy divertido porque tenemos una relación de amistad muy linda, entonces vernos en el set como padre e hija era hasta casi gracioso para nosotros. Cuando empezamos a leer los guiones nos reíamos porque somos muy cercanos también en edad, entonces era todo un desafío entrar en personaje cuando somos pares en muchas cosas.

-También compartiste el set con tu novio, Juampa Zurita. ¿Cómo fue esa experiencia?

-Te voy a dejar la vida personal para las redes sociales que ya bastante polémica hay. Yo soy muy reservada, siempre he sido así con mi vida privada aunque creo que esta vez hay un poco más de información de lo que yo hubiese esperado pero bueno… es parte de este momento de la vida.

-Hace más de 10 años te fuiste de Argentina en busca de nuevas oportunidades laborales. ¿Sentís que esta serie te acerca a tu meta?

-Creo que ni siquiera tengo que explicar el peso o la magnitud que tiene esto para mí, sobre todo la gratitud que siento porque a veces lo que se ve de afuera es sólo la punta del iceberg. Quizá este papel sea mi primer acercamiento a la audiencia argentina como actriz, pero hay tantos años detrás, hay tanto trabajo, tanta preparación, tanto sacrificio, tantos días de ser impecable con mis palabras, mis pensamientos, mis acciones, para que esto se vea reflejado. Es todo un trabajo que no se ve, que está debajo del agua, un camino que tuve que transitar porque lo mío no era: “no quiero estar en Argentina”; lo mío era: “quiero estar en Argentina pero desde acá, para que vean el alcance que podemos tener”. Y, sin dudas, con Luis Miguel, la serie 2 voy a tener la posibilidad de llegar a todos lados.

Conocé The Trust Project



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *