Luis Ventura reveló datos inéditos de sus reuniones con Diego Maradona y los verdaderos motivos de su salida de Intrusos


Este jueves, Jorge Rial anunció oficialmente su salida de Intrusos, el programa que condujo por la pantalla de América durante dos décadas. A partir de ese momento, se comenzó a especular sobre quién sería su posible reemplazante. Y así, comenzaron a sonar fuerte los nombres de dos de sus históricos colaboradores: Viviana Canosa y Luis Ventura. Mientras que la locutora desmintió en las redes su regreso al programa de chimentos, Ventura se refirió este sábado por primera vez a esa posibilidad en una entrevista radial.

En diálogo con Catalina Dlugi en su ciclo Agarrate Catalina, el periodista explicó: “Si el Rial de hoy es el que conozco, no le termino de creer que se vaya de Intrusos. Él se ha ido en otras oportunidades, y después volvió, él se va, prueba y si no le gusta vuelve. Esto ya lo viví y ya me lo contaron alguna vez”.

Luego, explicó cómo se dio su incorporación al ciclo y cuál fue su rol: “Cuando él me fue a buscar, yo estaba en Canal 13, en Radio Diez y en Crónica. No es que yo me sumé a un proyecto que ya estaba funcionando. Generalmente, cuando tenés una dupla de conductores está la puja para ver quién toma el protagónico, pero yo tenía claro cuál era mi lugar. Yo estaba para asistirlo y darle el soporte periodístico. En los últimos dos contratos yo pedí no estar en el piso, porque sentía que el programa iba por otro lado y faltaba contenido periodístico. Desde que me fui, no vi más Intrusos. Yo me fui de un programa que medía dos dígitos. Yo me fui querido y respetado por mis compañeros, y con los que tuve alguna diferencia, sacando a Jorge, las pude resolver”, reveló.

Es que, después de años de compañerismo frente a las cámaras y amistad en la vida real, llegó el momento en el que Ventura dejó de formar parte del equipo del programa. Y su salida, lejos de ser pacífica, fue tan escandalosa que terminó con la camaradería que lo unió a Rial durante más de 30 años.

Con respecto al motivo de su partida del programa, explicó: “Lo único que me quedó claro es que me echó Rial, y nunca me lo dijo en la cara. Hay indicios. Fijate cómo quedó cada uno posicionado a través del tiempo. Yo soy un periodista con información dura. Yo informo, no estoy en contra de la gente”.

Y continuó: “Hubo una reunión que tuvimos los dos en el camarín, en la que dijo que me quería cuidar porque me veía muy tiroteado. Era una persona muy posesiva, y estaba enojado con algunas de mis actividades. Alguien me dijo, después, que él necesitaba sacarse él del foco y para eso me puso a mí. En esa reunión, en determinado momento me dice: ‘Vos siempre elegiste mal’”.

“Yo había elegido trabajar con Moria Casán en el teatro, con Panam en un infantil y con Ricardo Fort. Por un problema que él tuvo con Ricardo yo me enojé y no fui al programa durante una semana. Un amigo en común, entonces, planea una ‘cita a ciegas’. Me cita en un lugar y aparecen Rial y la que entonces era su mujer. Me pidió disculpas porque había tenido un exabrupto conmigo, vinculando a Fort con su familia y yo no tenía nada que ver. A mí me dolió que me revoleara con eso enfrente de todos, porque si hay alguien que lo quiso y que lo sigue queriendo a Rial, soy yo. A ese amigo que él fue yo lo quise de verdad. Yo no puedo renunciar a 35 años de amistad. Yo sigo siendo el mismo, no cambié”, explicó.

Y luego dio un indicio del que considera uno de los motivos que llevaron a su amigo a prescindir de sus servicios: “Una semana antes de que pase lo de Fort, yo me había juntado con Diego Maradona. Diego me había mandado a buscar, a pesar de que en ese momento estaba enfrentadísimo conmigo. Antes, me había mandado a decir a través del abogado Víctor Stinfale que me pagaba un pasaje a Dubai para cagarme a trompadas, y yo le respondí que no tenía problemas, que lo único que pedía era que estuviese solo, que no me patoteen”.

“Cuando aparece de nuevo Stinfale, me dice: ‘En la puerta del canal tenés dos camionetas que te están esperando para que vengas a mi oficina. Maradona te está esperando. Las camionetas me llevaron a Ramos Mejía y esa reunión con Maradona trascendió. Fue ‘el’ tema, porque yo había dicho barbaridades de él y él de mí. En esa reunión, entre otras cosas, Maradona me habla muy mal de Jorge y yo no se lo permito, porque le dije que era mi amigo. Entonces, me dice: ‘Tu amigo quiere hacer un negocio conmigo por un millón de dólares y yo no me lo banco’”, continuó.

“Después de esa reunión, Maradona un día me llama por teléfono y me dice que me quiere ver. ‘Traeme toda la documentación que tengas sobre los departamentos de Miami’, me dice. Ahí es cuando yo voy y me encuentro con Maradona en el barrio El Trébol, de Ezeiza. En realidad, me citan en una estación de servicio y me viene a buscar el padre de Verónica Ojeda en un auto y yo voy siguiéndolo en el coche hasta la casa. Cuando entro está Diego Maradona con Diego Fernando en la falda y Verónica se va a lo del padre. Ahí nos quedamos como dos horas hablando”, recordó.

Y agregó: “Ahí cambiamos figuritas. Yo le di lo que tenía y él me aclaró algunas cosas, me ratificó otras. Era la época en la que yo en la tapa de Paparazzi había puesto la foto de Jorge Taiana con Benjamín. Esa fue la confirmación de lo que él intuía y todo el mundo se lo negaba. Él contrató a tres agencias de detectives para tratar de confirmar eso [que Taiana, pareja de Claudia Villafañe, tenía contacto con el hijo de Giannina Maradona y Sergio ‘Kun’ Agüero], y se lo termina confirmando Paparazzi”.

También reveló una anécdota tan fuerte como disparatada: “Por aquella época, la de esa tapa, yo estaba haciendo el Ogro So’Vo’, en el teatro Astros, con Panam. El día ese yo llegué de Intrusos, y cuando llegué mi socio, Omar Rinaldi, me estaba esperando para ponerme el traje del ogro y cuando salgo, viene uno de los acomodadores del teatro y me dice que me estaban buscando. Había un par de tipos con un oficial de policía. Me estaban buscando para entregarme una carta documento de Claudia Villafañe para frenar la salida de Paparazzi por la tapa de Taiana. Yo estaba parado al lado de ellos, vestido de ogro, y nunca se dieron cuenta de que era yo y nunca me notificaron”.

Y finalizó: “Jorge Rial, en esa reunión que tenemos en el camarín en mi último día de Intrusos, antes de cerrar la puerta me dice: ‘Siempre elegiste mal. No sé por qué te tenías que juntar con ese cabeza de tacho’. Yo le dije que no veía en que lo afectaba eso a él y al programa. Porque esa reunión con Maradona no había tenido nada que ver con Intrusos”.

LA NACIONMás información



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *