Los Premios Oscar se preparan para una ceremonia distinta y muy cinematográfica


Será una ceremonia distinta, completamente adaptada a este tiempo de pandemia y con protocolos sanitarios para todos. “Un show que va a estar a la altura de lo que el Oscar necesita en este momento”. La frase fue dicha este sábado por uno de los tres productores de la fiesta máxima de la industria del cine, que se realizará en la noche del domingo 25 de abril. En un encuentro virtual desde Los Ángeles con la prensa internacional, del que participó LA NACION, Stacey Sher, Jesse Collins y Steven Soderbergh revelaron algunos detalles de la fiesta del Oscar 2021 (la número 93 en la historia del premio máximo de Hollywood) que veremos por televisión el próximo domingo, pero al mismo tiempo dejaron abiertas unas cuantas dudas e incógnitas respecto de cómo será el show.

En el encuentro de prensa que duró casi una hora, con los productores sentados al aire libre y los medios conectados vía Zoom, hubo expresiones enigmáticas. La más significativa estuvo a cargo de Soderbergh. Consultado acerca de si los participantes (nominados, invitados, presentadores) deberán usar barbijo durante las tres horas del show, señaló: “Por supuesto que el barbijo es un elemento crucial en todo este tiempo. Puedo asegurarles que va a ocupar un lugar decisivo a lo largo de la ceremonia”. Y no dijo más nada, alimentando el misterio y la expectativa de alguna sorpresa.

Sher, Collins y Soderbergh hablaron desde Union Station, la bella y más importante terminal de trasbordo (sobre todo ferroviario) que tiene Los Ángeles, elegida este año como sede central de la ceremonia por sus características abiertas. Detrás de los productores se apreciaban los primeros esbozos de la escenografía que piensan darle a la fiesta del domingo 25. El Dolby Theatre de Hollywood, sede tradicional de la entrega de premios, formará parte del Oscar 2021, pero en un lugar complementario y secundario todavía no precisado.

Steven Soderbergh en el set de Contagio, la película de 2011 que alcanzó tono de profecía a partir de la pandemia de Covid-19IMDB.com

El trío de productores tiene la intención, según viene anticipando, de darle al Oscar 2021 una puesta en escena parecida a la de un rodaje. Una “experiencia cinematográfica verdadera” sobre la cual todavía no abundaron las precisiones.

“Las circunstancias inusuales que atravesamos este año abrieron una oportunidad única para probar algunas cosas nuevas. Pero hay que encontrar un equilibrio. Este tipo de ceremonia y de transmisión se apoya en ciertos pilares que tenemos que respetar. Tenemos que construir lo nuevo a partir de eso, y es lo que tratamos de hacer”, aclaró Soderbergh, que por su alto perfil (él mismo ganó un Oscar como mejor director en 2001) y el hecho de ser mucho más conocido que sus colegas se encargó de la mayoría de las respuestas y explicaciones. Esta cautela dejó todavía más abiertas las preguntas que no se contestaron.

Los productores, eso sí, fueron muy claros en cuanto a los protocolos sanitarios. Se comprometieron, en nombre de la Academia de Hollywood, a asegurar el cuidado y la protección de la salud de los invitados de una ceremonia armada alrededor de la presencialidad. “Tenemos ya mucha práctica en estas cosas. Nuestra industria siempre estuvo al frente en el armado de protocolos que permitieron un regreso seguro al trabajo. Yo mismo estoy en el medio de mi segundo rodaje en tiempos de Covid-19. Sabemos muy bien cómo afrontar este tipo de situaciones”, agregó Soderbergh.

También ratificaron la decisión de descartar por completo el uso del Zoom, que se hizo muy habitual en otras ceremonias de esta temporada de premios. En su lugar, Soderbergh adelantó que van a emplear satélites para las conexiones remotas, una de las cuales se instalará en Londres. “A diferencia del Zoom –agregó-, el satélite nos permite controlar la imagen y el sonido. Podemos hacer que todo se sienta más integrado al show”. También defendió la decisión de la Academia de postergar dos meses hasta abril una ceremonia prevista originalmente en febrero. “Hubiese sido imposible hacerla antes”, dijo. Todos coincidieron en que el operativo de vacunación contra el Covid-19 en Estados Unidos fue decisivo en las últimas semanas para mejorar las perspectivas de esta producción.

Para Soderbergh, el Oscar 2021 será “el resultado de un operativo increíblemente trabajoso y complejo en materia de organización y de logística, que además es muy costoso”. Confirmó que el Covid y sus consecuencias formarán parte de la narrativa de la ceremonia, que tendrá una puesta en escena similar a la de un rodaje, con el fin de que el público tenga frente a sus ojos “una experiencia 100% cinematográfica, no televisiva”. Eso significa, según explicó, que las imágenes serán registradas “como en el cine, a 24 cuadros por segundo y con pantalla amplia” y que el tipo de planos y su duración responderán a la lógica del cine. También la manera de ilustrar con música cada momento de la transmisión. “Estamos preparando un espacio muy propicio para que la gente pueda decir algo significativo. Queremos que lo haga”, dijo también.

“La situación es extraordinariamente fluida en cuanto a las medidas que debemos aplicar: qué capacidad de gente manejamos y cuánto tiempo se nos permite permanecer en ciertos lugares. Seguimos conversando sobre estos temas con las autoridades. Es cierto que no hay ningún universo en el cual podamos garantizar la seguridad de todos, siempre habrá algún riesgo. Pero esperamos equilibrar las medidas de protección con una muestra de todo lo que sería posible en un mundo donde la mayoría esté vacunada y los tests rápidos sean la norma. El Covid va a estar allí, porque está en todos lados, pero queremos ponerlo en su lugar para seguir adelante”, ilustró Soderbergh.

Este año el Oscar cambiará de sede principal y el Dolby Theatre de Hollywood quedará para algunos segmentos todavía no precisados

Hace 10 años, Soderbergh dirigió Contagio, tal vez la película de Hollywood que con más precisión se acercó al modelo de pandemia que atraviesa hoy el mundo. Stacey Sher fue productora de esa película, y ahora los dos comandan el equipo de producción del Oscar 2021. “Durante aquel rodaje conocimos a algunos de los principales epidemiólogos del mundo, que se involucraron y nos asesoraron. Como les gusta decir a ellos, puede que terminemos con el Covid, pero el Covid no terminó con nosotros. Pero cuando se vacuna a más y más personas, y me sorprende que Los Angeles ya esté abierto para hacerlo desde los 16 años en adelante, podemos avanzar en la dirección que buscamos”, agregó Sher.

Los productores confirmaron la lista de presentadores que tendrá el Oscar 2021: Angela Bassett, Halle Berry, Bong Joon-Ho (el director de Parasite), Don Cheadle, Bryan Cranston, Laura Dern, Harrison Ford, Regina King, Marlee Matlin, Rita Moreno, Joaquin Phoenix, Brad Pitt, Reese Witherspoon, Renée Zellweger y Zendaya. A ellos se agregará al menos un par más, cuyos nombres serán anunciados en las próximas horas.

Y también ratificaron que en la ceremonia principal de este año no estarán incluidos este año los cinco temas nominados como mejor canción, que según la tradición del Oscar siempre se interpretan allí en vivo. Esta vez serán grabados con anterioridad y emitidos en un pre-show de 90 minutos, titulado Oscar: Into the Spotlight, que comenzará a las 19.30 hora argentina, aunque todavía no se confirmó si formará parte de la transmisión de la señal TNT. La transmisión de la fiesta del Oscar comenzará a las 21, hora de nuestro país.

Soderbergh, finalmente, dijo que sueña con un Oscar “edificante y esperanzador”, entendido como un show que literal y simbólicamente tiene el propósito de apartar al público “de la sensación de que estamos atrapados en nuestras casas”. A su lado, Collins habló de una ceremonia que tendrá el valor de una “experiencia emocional y comunitaria” asociada con el deseo de volver a los cines.

Conocé The Trust Project



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *