Los Mammones: La Princesita habló del Polaco y de Sergio “Kun” Agüero


Aunque no es de ir a muchos programas de televisión para evitar las preguntas incómodas, Karina “La Princesita” Tejeda hizo una excepción y se sentó en el living de Los Mammones. Tal vez por el cariño hacia su conductor, o seguramente por que sabía que nada iba a ir por fuera de los carriles permitidos.

Sin embargo, “la muñeca” de Jey Mammon en su rol de entrevistador permitió abordar algunos temas que, en su momento, fueron ejes de conflicto para buscar una respuesta de su invitada. ¿El más interesante? La comentada disputa con Valeria Lynch por la inclusión de Karina en el elenco del espectáculo Las elegidas, a la que se sumó Patricia Sosa.

“Las respeto a las dos como artistas, pero si tengo que elegir a una no sé, porque sucedieron cosas. Valeria supuestamente no quería que yo esté en el Colón, y Patricia fue supuestamente la que me defendió, pero después salió a defenestrarme con un vivo de Oscar Mediavilla. Ellas son las que tienen quilombos conmigo porque yo soy muy ‘paz y amor’”.

Intentando ahondar, Mammon insistió para saber, si alguna vez, la cantante tropical había averiguado qué había pasado realmente, y ella sin dar vueltas le respondió: “Valeria en un avión me encontró y me dijo ‘yo no fui’, y no sé qué”. Entonces, luego de dar a entender que no le creyó ni una palabra, lanzó: “A mí lo que me deja en paz es que yo estuve en el Colón igual, haya sido ella o no. Y voy a seguir estando”.

Más o menos lo mismo que sucedió cuando uno de los juegos del programa la hizo elegir entre el Polaco y Sergio ‘El Kun’ Agüero, sus exparejas: “No quiero darle importancia a ninguno de los dos, no me interesa. Con el Polaco tengo una relación de por vida por ser padre de mi hija Sol, solo por eso. Sino están en el mismo lugar”.

En un momento más distendido y antes de un popurrí en el piano, que la reveló como una notable cantante de tangos, La Princesita habló de su primer disco, que a juicio de Jey fue “casi pornográfico”: “Tenía 18 años y hablaba de cosas muy explícitas sobre el sexo. Lo escribió un grupo que se llamaba Trinidad, que también le hacía las letras a Leo Mattioli y eran fuertes, pero como yo tenía 18 años no iban tanto conmigo, lo que pasa es que no podía decidir. A partir del tercer disco sí empecé a elegir las letras, a decir que yo escribía canciones o decidir hasta qué instrumentos iban”.

LA NACIONMás información



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *