Los galanes de Alas rotas: prototipos del machismo



Por un lado, uno de los géneros televisivos más tradicionales: las telenovelas. Por el otro, personajes que representan un modelo hoy en día muy cuestionado. En Alas rotas, una de las telenovelas turcas de la grilla actual, los roles masculinos parecen un compendio del patriarcado más rancio.

La tira que va todas las tardes por la pantalla de Telefe es una de las “latas” más rendidoras ya que, diariamente está en el podio de los tres programas más vistos de la televisión abierta, casi siempre en el segundo escalón. La estructura clásica del género, con un drama profundo atravesando la vida de los protagonistas, es, sin dudas, el gancho de quienes se sienten atraídos por la telenovela en general y por esta historia en particular.

Pero así como en los ’80 los cachetazos de Arnaldo André hacia Luisa Kuliok en Amo y señor estaban naturalizados y eran considerados como una expresión de la “pasión”, hoy en día quedarían fuera de lugar y provocarían un claro rechazo. Los tiempos cambiaron, y mucho, y por eso el accionar de los hombres en Alas rotas, una producción de 2017 y de éxito internacional, hacen un poco de ruido, aún en el contexto del melodrama típico.

Mirá también

Los cuatro protagonistas varones, de distintas edades y clases sociales, están atravesados por los mismos clichés del patriarcado y van desde el perfil del acosador hasta el más moderado que, finalmente, saca a relucir la misma actitud machista aunque un poco camuflada.

Onur, interpretado por Ümit İbrahim Kantarcilar, es el galán joven de la historia. Empresario muy exitoso, millonario y con un futuro brillante, a pesar de la enorme diferencia que lo separa de la heroína, Zeynep, se enamora de ella y está dispuesto a todo para que estén juntos. 

Onur. Uno de los personajes masculinos de la telenovela turca “Alas rotas”.

Su actitud, en principio, es la de un caballero, amable, pendiente de su novia, pero la manía por controlarlo todo lo lleva a algunos excesos en nombre del amor. Su machismo se manifiesta en sus acciones más simples, arraigadas en el día a día, naturalizadas socialmente y que salen a la luz en arranques de ira o en intentos por imponer su voluntad a toda costa, aún con buenos modales.

Muzaffer es el galán maduro de esta telenovela. El actor Fatih Al interpreta a un hombre de negocios, patriarca de su familia, que impone su autoridad, muchas veces a los gritos. Sus modos y hasta su físico parecen de otra época, incluso su personaje parece de más edad de la que, supuestamente, tiene. 

Alas Rotas. Muzaffer, el galán maduro y machista de la telenovela turca.

Dueño de un imperio familiar, Muzaffer es un hombre muy conservador y está acostumbrado a tratar a empleados y familiares con rudeza. Se enoja por casi todo y cuando se enfurece, termina a los gritos y a los golpes, no importa si son hombres, mujeres o niños los que se tienen que bancar sus estallidos.

A pesar de ser aparentemente muy astuto en las finanzas vive rodeado de secretos, porque el resto de los personajes le teme y evita contarle algunas verdades. La principial víctima de sus arranques de ira es su mujer, Nefise, sometida por completo a su voluntad, dependiente de él en lo económico y en lo emocional.

Otro de los personajes, Ahmet, comienza mostrando una faceta amable de joven trabajador, honesto, enamorado de Zeynep, a la que ayuda en todo lo que puede. Pero su actitud falsamente desinteresada empieza a cambiar cuando se hace evidente que ella no quiere mantener una relación con él. 

Ahmet, El personaje de Alas rotas, es obsesivo y acosador.

Es ahí cuando Ahmet se empieza a obsesionar, se vuelve un acosador y hasta altura de la historia, ya extorsionó y amenazó a la chica para que se casara con él porque no acepta su rechazo. Un perfil de ficción, pero que, lamentablemente, se repiten en historias reales que abundan en las noticias policiales.

El más joven de los personajes masculinos es Emre, apenas un adolescente de 17 años, interpretado por Emir Özden. Emre es el único hijo varón de Nefise. Con su padre muerto al comienzo de la trama, a pesar de su juventud, siente que tiene que ocupar el lugar de la figura paterna y protectora para con su madre y sus tres hermanas.

Emre, el personaje masculino más joven de “Alas rotas” junto a su madre y a sus hermanas, en la telenovela turca de Telefe.

Pero en ese afán por cuidar, proteger y contener a su familia, y supuestamente con las mejores intenciones, lo único que hace es controlar la conducta de sus hermanas, juzgarlas a ellas y a la madre e incluso, insultarlas o maltratarlas en nombre del honor y de ese supuesto amor familiar.

Finalmente, su torpeza lo lleva a cometer errores y son su madre y sus hermanas las que tienen que dar la cara por él.

Respondiendo a este modelo, que en todo el mundo está cuestionado y en decadencia, los varones de Alas rotas se pelean a las piñas por una mujer a la que ambos consideran suya. “¿Por qué son así las mujeres? Despiadadas”, dice uno de ellos, lamentándose porque ella tomó una decisión que no lo incluye. Todos los prototipos del patriarcado encarnados en la misma telenovela.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *