Los elegidos de la gloria: el elenco habla de la serie sobre la carrera espacial


A finales de los cincuenta, Estados Unidos se embarcó en una ambiciosa campaña espacial que tuvo como grandes protagonistas a un grupo de siete astronautas. Esa épica fue retratada en 1979 por Tom Wolfe, en su libro Los elegidos de la gloria. En ese texto, el periodista investigó a fondo en qué consistió la denominada “carrera espacial”, y qué rol jugaron esos hombres que de la noche a la mañana, se convirtieron en el frágil símbolo de la presunta superioridad norteamericana. A más de cuarenta años de su publicación, Disney+ estrena una miniserie que adapta ese libro, y para conocer más detalles LA NACION habló con Colin O´Donoghue, Eloise Mumford y Shannon Lucio, tres de sus protagonistas.

Hace poco más de sesenta años, Estados Unidos y la Unión Soviética encontraron un nuevo ring en el cual disputar una de las muchas batallas que se constituyeron en la Guerra Fría: el espacio. Cuando en 1957 el país soviético puso en órbita el satélite Sputnik 1, logró un importante hito que en Estados Unidos cayó como un verdadero bombazo. Con la firme intención de pasar a la delantera en dicha competencia, desde Washington le exigieron a la NASA (que tenía apenas un año de vida) la titánica misión de enviar a una tripulación humana al espacio.

De esa manera, en 1959 establecieron un plazo de dos años para una tarea, que en otro contexto, hubiera demorado una década. Colin O´Donoghue, que en la ficción interpreta al astronauta Gordon Cooper, considera que la NASA aceptó un reto prácticamente imposible: “El hecho de llevar a cualquiera al espacio, con la tecnología que había disponible en ese momento, es de por sí algo asombroso. A diario contamos con tecnología de avanzada, y es increíble, pero nuestros celulares son más sofisticados que los recursos con los que contaba la NASA en aquel momento. Y creo que es importante mirar hacia atrás y entender el logro que significó en ese momento, enviar a alguien al espacio”.

De esa forma nació el programa Mercury, que consistió en ensamblar un equipo integrado por varios pilotos de prueba, que pronto fueron conocidos como “Los siete magníficos”. Pero quizá más importante aún fue la desmedida campaña publicitaria que retrataba a esos hombres como los grandes héroes americanos de la época. Claro que, como pronto se revela, ellos estaban lejos de la perfección que reflejaban los artículos que los entrevistaban, a medida que el programa Mercury mostraba también irregularidades que se pretendían ocultar.

En cuestión de días, el grupo de los siete se convirtió en motivo de orgullo para su país. Decenas de artículos ponían el acento en ese equipo de astronautas destinados a conquistar el espacio. Y si bien cuando las cámaras se prendían todos lucían radiantes y temerarios, en la intimidad la situación era muy distinta. “Es interesante explorar el recorrido de estos personajes, y de un equipo de siete personas que en poco tiempo pasaron de ser totalmente anónimos a convertirse en las caras más famosas del planeta. Entonces la historia analiza qué efecto tiene eso en las relaciones con sus esposas, sus familias y amigos. Creo que ese es el gran atractivo de la serie, descubrir emocionalmente qué le pasaba a cada miembro del grupo”, reflexiona O´Donoghue.

Otro de los aspectos en los que se sumerge la ficción, tiene que ver con el lugar de la mujer en ese contexto histórico, y la predominancia masculina en el mundo de la exploración espacial. En otras ficciones ambientadas en esa época, como Mad Men, los personajes femeninos reflejaban las dificultades profesionales con las que se encontraban por entonces. Para la actriz Eloise Mumford, que interpreta a Trudy Cooper, esposa del astronauta Gordon Cooper, su papel fue muy importante en lo vinculado a ese tema: “Para mí fue una gran responsabilidad interpretar a Trudy, y contar la historia no solo de ella, sino también la de muchas mujeres a las que les negaban la posibilidad de concretar sus sueños. A Trudy le gustaba volar, se había instruido en la materia, y por eso le era tan frustrante esa situación. Por ese motivo, era importante interpretar su pasión, su tenacidad, y reflejar que ella era una mujer con sus propios objetivos, y no solamente ‘la esposa de’. Pero para Trudy es difícil realizarse en un ciento por ciento, debido a las diferencias de género propias de la época. Por suerte, ahora las cosas son distintas”.

Colin O´Donoghue es Gordon Cooper, uno de los astronautas miembro de Los siete magníficoscaptura

Para Shannon Lucio, que interpreta a Louise Shepard, estudiar el lugar de la mujer en ese período se convirtió en una de sus metas: “Investigué mucho sobre los cincuenta y sesenta. No necesariamente vi muchas series o películas que representaran esa época, porque no quería arriesgarme a caer en un estereotipo. Lo que hice fue hablar con mujeres que vivieron ese período, especialmente con esposas de militares. Leí muchos libros desde la perspectiva de las mujeres que esos años, y las muchas desventajas que tenían con respecto a los hombres. Me interesaba descubrir como era la vida de una mujer promedio en ese momento, de una ama de casa tradicional”.

Si bien el espacio puede ser fascinante, lo que realmente interesa es el drama de estos protagonistas

Por otra parte, Los elegidos de la gloria explora en detalle la doble vida a la que estaban sometidos los astronautas, y cómo la imagen pública chocaba contra los conflictos de la vida privada. Y para O’Donoghue, ahí se encuentra el encanto de la propuesta: “Lo atractivo de Gordon, mi personaje, es que cuando lo conocemos está tocando fondo, es alguien con muchas fallas. Él fue un gran héroe, al que es interesante descubrir en la intimidad”.

Tom Wolfe, autor del libro en el que se basa “Los elegidos de la gloria”Ulf Andersen – Auriimages – AFP

El guionista Mark Lafferty, miembro del equipo de escritores en títulos como Castle Rock o Halt Catch and Fire, es el coordinador de Los elegidos de la gloria. En su trabajo al momento de adaptar el popular trabajo de Tom Wolfe, Lafferty se encontró con un importante obstáculo que lo llevó a repensar distintos fragmentos de la historia. Y sobre eso, Shannon Lucio explica: “El libro tiene una gran cantidad de información. Para nosotros los actores, era importante procesar todo el material disponible sobre estas personas, y lo que se ve en las muchas entrevistas que brindaron. Pero frente a eso, el desafío era deducir cómo se comportaban estas personas en su intimidad, en esos momentos en los que Tom Wolfe no podía entrevistarlos. Tuvimos que trabajar esos momentos tan privados, y darles su humanidad”.

La ficción muestra el difícil rol de las esposas de los astronautas, en un mundo predominantemente masculinocaptura

Como bien señala Shannon Lucio, parte del reto tuvo que ver con retratar la vida privada de esos astronautas. De esa forma, la ficción muestra un equilibrio que consiste en ser fiel al material original de Wolfe, y por el otro, animarse a contar aquello que sucedía en la intimidad. “En ese sentido, fue grandioso contar con un guion tan sólido. Fue una experiencia liberadora saber que no tenía que ser tan reverencial hacia la figura de Gordon, y que podía interpretarlo tal cual como estaba escrito en los libretos”, explica O´Donoghue.

Aunque la conquista del espacio es la cáscara de la historia, en el fondo se esconden ingredientes mucho más ricos. “La carrera espacial es lo que motoriza la acción, pero el corazón de la trama tiene que ver con qué le sucede a estas personas”, reflexiona Mumford, que luego agrega: “Y si bien el espacio puede ser fascinante, lo que realmente interesa es el drama de estos protagonistas. De hecho mi personaje, Trudy, no va al espacio, sino que su lucha es contra el machismo de la época. Sin lugar a dudas, es interesante explorar la vida no solo de esos siete astronautas, sino también de sus seres queridos”.

Los elegidos de la gloria plantea un atractivo recorrido, en el que una colosal proeza da paso a la tragedia de estos hombres condenados a esconder sus grietas y reservar sus debilidades para el ámbito privado. De ese modo, Lucio considera: “Estas personas tenían muchas fallas, y hasta el astronauta John Glenn, que representaba al gran héroe norteamericano, tenía grandes debilidades. Entonces pienso que la serie gira sobre la idea de que nadie es perfecto, y cómo hay algo más importante que nosotros mismos, que nos deja ser humildes y seguir hacia adelante hasta ese objetivo que no solo es para nosotros, sino también para los demás”.

Los elegidos de la gloria está disponible desde este viernes 5 de febrero en Disney+.

Más información



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *