Los “autorecitales”, una tendencia que se consolida y a la que ahora se suman la AutoBRESH: una fiesta para bailar sin bajar del auto



¿Cuál habría sido la reacción general, si allá por febrero de este año o antes, a alguien se le ocurría que podía ser una buena idea proponerle a la gente ir a ver un concierto a un predio abierto, pero desde adentro del auto? O, más aún, si la propuesta hubiera sido ir a bailar, pero sin bajar del vehículo.

Por supuesto, no es necesario esperar respuesta alguna, para saber que la simple idea habría sido tomada como un chiste, no importa si de mejor o peor gusto. Lo cierto es que aunque no tenga límites, muchas veces la imaginación suele encapricharse con no ir más allá de lo que a uno le gustaría que suceda o lo que puede parecer, sencillamente, un despropósito.

Sin embargo, el coronavirus hizo su aparición en el mundo, y a pesar de las optimistas predicciones de algún ministro, más temprano que tarde llegó a la Argentina y obligó a un encierro masivo, acompañado con una puesta en suspensión de casi todas las actividades “sociales”, con las culturales y artísticas entre las más observadas.

Ciro y los persas cambiaron el escenario por el “campo” vacío del Luna Park para rockear durante el Cosquín Rock. / Gentileza Cosquín Rock

De ahí a pensar alternativas para recuperar el espacio de encuentro entre artistas y público fue apenas lo que transcurrió hasta entender que la cuestión del aislamiento había llegado para quedarse por un buen rato, y la palabra streaming comenzó a viralizarse hasta transformarse en una cuestión casi cotidiana.

El primero que se animó al extraño formato de cantar un recital entero desde un teatro sin gente y a través de una camarita fue el uruguayo Jorge Drexler, y desde entonces, la tendencia no sólo se profundizó, sino que festivales como el Quilmes Rock y el Cosquín Rock adoptaron el formato como propio, y las producciones, protocolo mediante, fueron “profesionalizándose” en el marco de un “contrato” entre músicos y público que parece estar cada vez más aceitado.

Y en ese marco, hasta la Fiesta Bresh trasladó su convocatoria a la digitalidad, con una sorprendente convocatoria, que superó en numerosas ocasiones los 80 mil concurrentes, y que consolidó el modelo y estimuló nuevas búsquedas, como la de llevar su escenario a Niceto, para transmitir desde allí con una puesta menos “doméstica”. 

La fiesta “Bresh en casita” muda sus escenarios domésticos a NIceto, para la presentación de “Bresh TV”.

Sin embargo, la cuestión del encuentro y la cercanía no es algo a lo que uno pueda renunciar fácilmente, sobre todo si se trata de disfrutar experiencias compartidas como las de un concierto, un recital o una fiesta. “¿Y si hacemos un ‘autoconcierto’?”, se le ocurrió preguntar(se) a alguien. Y al mismo alguien -u otro- se le ocurrió pensar que la idea podría funcionar, hizo números y la cosa avanzó.

El primero que subió a escena, ante casi un centenar de automóviles apropiadamente sanitizados que lo miraban de frente, fue Coti, a comienzos de septiembre en Av. Alvear y el Río, en San Isidro. El resultado no pudo ser mejor, y enseguida Los Totora aportaron lo suyo en el Mandarine Park. El rumbo estaba marcado.

Coti inauguró en San Isidro la modalidad de “autoconcierto”. /Foto Martín Bonetto

A tal punto que este fin de semana será el turno de Los Cafres, el sábado 24 a las 20 también en el Mandarine Park, en Costa Salguero, donde el domingo 25 saldrá a rockear Richard Coleman con su Trans-Siberean Express -en ambos casos las entradas se compran a través de www.areaticket.TV-, mientras David Lebón sacará a relucir sus canciones ganadores del Gardel de Oro también este sábado 24, pero en el flamante “autocine” ubicado a la altura del kilómetro 10,4 de la Ruta 58, en la localidad de Canning.

Pero la verdadera novedad de este fin de semana es el traslado de la Fiesta Bresh al predio de Obras, en Núñez, para estrenar la modalidad de atravesar la experiencia de “bailar” desde los autos. De pronto, la “Bresh en casita” le cede su espacio a la “AutoBresh”, que a diferencia de la infinitud digital impone una limitación sujeta al espacio al mismo tiempo que abre la puerta a una nueva manera de disfrutarla.

Programada entre las 21.30 del sábado 24 y las 2 AM del domingo 25, las entradas para la AutoBresh están disponibles a través de TuEntrada.com. La invitación está hecha; la cuestión ahora es ver cómo correr los asientos para hacer un buen lugar adentro de los autos.

Mirá también

E.S.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *