Los atracadores de La casa de papel, en cuarentena, hablan de la crisis de la banda



Robar a lo grande. Robar la plata que “no es de nadie”. Hacerlo con movimientos milimétricos gracias a un grupo de profesionales de distintos perfiles psicológicos y habilidades en el arte de delinquir. Y, por supuesto, generar empatía en millones de personas. Eso logró la banda de la serie española La casa de papel, que este viernes 3 estrena su cuarta temporada en Netflix.

En la primera y segunda etapa, el grupo liderado por El Profesor (Álvaro Morte) atracó la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, con gran éxito. Cada uno de los asaltantes está disfrutando de su fortuna en diferentes países del mundo. En la tercera temporada, el error de uno de ellos -una llamada que no debía hacer- lo lleva a ser apresado y torturado. Eso obliga al resto a volver al ruedo, con un objetivo aún más ambicioso: llevarse 90 toneladas de oro de la Reserva Nacional del Banco de España.

“La obra de ingeniería civil más brillante desde la construcción del Canal de Panamá”, definió uno de ellos al nuevo atraco. Con gran maestría, lograron fundir esa bestial cantidad de oro en diminutas pepitas. Pero -si no hay un pero, no hay historia- las fuerzas de seguridad le dieron un golpe. La tercera temporada terminó con muchas preguntas. Nairobi (Alba Flores) quedó malherida y el liderazgo de El Profesor está en crisis. ¿Podrán salir indemnes del banco? ¿Quién será ahora la voz mandante en la banda? ¿Nairobi, uno de los personajes más queridos, logrará sobrevivir?

Tokio, el personaje de Úrsula Corberó, sigue siendo clave en la bada de atracadores más queridos del mundo.

Clarín fue invitado a una videoconferencia en la que participaron Darlo Perić (Helsinki), Luka Peros (Marsella), Alba Flores (Nairobi) y Álvaro Morte (El Profesor), cuatro de los actores que interpretan a los integrantes de la famosa banda. Desde sus casas, a raíz de la cuarentena que también rige en España, adelantaron cuál será el espíritu de esta cuarta temporada y cómo es el desafío de componer un personaje casi a ciegas, con guiones que llegan a último momento.

-En algún momento de la tercera temporada, El Profesor dice: “Esto no es un atraco. No es tomarle el pulso al sistema. Esto es una guerra”. ¿Cómo será esa guerra que se avecina en la cuarta temporada? ¿Con qué palabras definirías al espíritu de esa disputa?

-Morte: Creo que esa guerra que El Profesor menciona está dada por la pérdida de las formas. El personaje intentó, dentro de lo que cabe, jugar limpio. Cuando lo hizo, no recibió otra cosa que palos muy poco elegantes, sucios y rastreros. Entonces, esa frase fue como dar un puñetazo sobre la mesa. Un gran “basta ya”. Si tenemos que jugar en otros términos, lo haremos. No es lo que El Profesor quería hacer, pero la banda lo llevará a cabo si es necesario.

-El último episodio que vimos tiene caos y un montón de cabos sueltos, entre ellos el del liderazgo del grupo. ¿La dinámica entre ustedes será otra?

-Flores: La dinámica cambió por muchas razones. Nairobi, mi personaje, fue disparada. Se pone en tela de juicio quién tiene que mandar y quién es leal o no, además de las relaciones personales entre los integrantes. Creo que hay algo bonito: la serie sigue a un grupo de personajes y los pone en situaciones cada vez más estresantes. Ahí vamos viendo cómo aparecen los conflictos, los personajes se separan y después lo que ocurre para que vuelvan a reunirse.

-Peros: Siempre hay muchos conflictos. Ocurre en cualquier producto televisivo, que busca tener un ritmo y crear capítulos que te quieras devorar. Si tienen ritmo e intensidad, los conflictos le dan energía a la serie. Quizás ésa sea una de las razones de su éxito.

-A ustedes esos giros de la historia los sorprenden en el medio del set. Llegan sin saber demasiado de sus personajes. ¿Cómo se llevan con esa incertidumbre?

-Perić: Siempre cuento la anécdota: me enteré de que mi personaje es gay recién en el tercer capítulo.

-Peros: Es raro trabajar con los guionistas y los productores de esta serie porque, como los espectadores, nosotros tampoco sabemos muchas cosas. Sale el guión y ya está. Muchas veces nos enteramos en el set. Eso hace que sea una experiencia buenísima y muy grande para mí.

-Flores: Requiere de algo nuevo, que no aprendí en mis años de estudiante de teatro. Me refiero a estar abierta a todo y tomarlo como si fuese una improvisación… quizás como hacen los músicos de jazz. Hay una partitura y una melodía, pero tienes que estar atento a la historia y adaptando tu personaje. No lo puedes preparar con tanta anterioridad, porque luego ocurren cosas maravillosas o terribles, que no puedes predecir.

Mirá también

La casa de papel es la serie de habla no inglesa más vista de Netflix. Después de un cierre redondo de las dos primeras temporadas, subieron la apuesta con una tercera y ahora se viene la cuarta parte.

Esta cuarta temporada tiene garantizadas altas dosis de acción, tal vez más que en las anteriores.

-¿Sienten la presión por las expectativas que se generan? No sólo por ustedes, sino también por la gran cantidad de series nuevas, que el público puede ver de una sentada y sin consumir tantos episodios.

-Morte: Después de la segunda temporada, Netflix quiso que sigamos haciendo más. Allí surgió la inquietud. ¿Vamos a estar a la altura? Incluso recuerdo los comentarios en las redes sociales. Muchos decían: “Si ya está tan bien cerrada la historia, ¿para qué la van a abrir?”. Cuando llegamos a rodar, tenemos que dejar afuera toda esa presión, porque si no es imposible concentrarse. Si quieres cubrir esa expectativa, no vas a poder dar el cien por cien delante de cámara. No seríamos fieles al trabajo, a lo que necesita la serie ni a los personajes. La presión existe, por supuesto, pero nosotros dejamos todo. Trabajamos con el corazón y con amor. Si a la gente le gusta, es estupendo. Pusimos toda la carne en el asador y los fans lo reciben con el mismo entusiasmo.

-Si pudieran participar de un atraco real, ¿qué les gustaría robar?

-Peros: No podemos salir de casa, así que sería difícil robar (se ríe).

-Morte: En el momento en el que estamos, y viviendo esta situación, estaría muy bien meternos en el laboratorio donde se está generando la vacuna del coronavirus. Podríamos robarla y regalarla a la humanidad.

-Flores: Eso sería un buen plan.

Perić, que en la serie hace del duro y fiel “Helsinki”, no duda en apoyar los planes de El Profesor. Por un momento, juega a ser su personaje. Se ríe y dice: “Nosotros, como buenos soldados, ejecutaríamos el plan”.

La cuarentena de los españoles

Aunque promocionan la salida de una nueva temporada, los actores de La casa de papel no son ajenos a la pandemia del coronavirus. Cada uno hizo la conferencia de prensa desde su casa. Y contaron cómo viven este momento en uno de los países más castigados del mundo, junto a China e Italia.

“Creo que el pueblo salva al pueblo. Y que es el momento de ser responsable civilmente. Yo me siento afortunada porque tengo una casa en la que estar y todos los privilegios. Pero sé que hay gente que la está pasando muy mal. Debemos animarnos los unos a los otros”, dijo Alba Flores, nieta de bailaora de flamenco, actriz y cantante Lola Flores.

“La situación acá es complicada -agrega Morte- y basta con ver las cifras de contagio y fallecimiento. Debemos tomarlo lo más serio posible y ser responsables. Ya llevamos dos semanas encerrados y es lo que debemos seguir haciendo ahora mismo”.

La confesión de Nairobi

Una incógnita, cuando la tercera temporada bajó la persiana, era qué sería de Nairobi (Alba Flores). Desde su casa, la actriz dice que “He tenido la fortuna, suena raro decirlo así, de que mi personaje esté en serio peligro de muerte”.

Nairobi (Alba Flores) quedó malherida en el último episodio de la temporada 3. A partir de esos hechos de la ficción, la actriz cuenta que dimensionó la relación del público con su personaje. “La gente nos siente como jugadores de su equipo. He tenido la fortuna, suena raro decirlo así, de que mi personaje esté en serio peligro de muerte. Ahí me di cuenta del cariño que le tiene la gente. Es muy bonito que suceda eso con un personaje que he creado”.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *