Liza Minnelli y Lady Gaga, en uno de los momentos más emotivos

No hay dudas de que con sus exabruptos y su reacción violenta, Will Smith acaparó todas las miradas en la 94ta edición de los Oscar. Pero la ceremonia dejó muchos momentos que hubieran sido para el recuerdo de no haber quedado opacados por el célebre cachetazo a Chris Rock. Uno de ellos fue la aparición de Liza Minnelli, una de las máximas leyendas del espectáculo estadounidense, junto a Lady Gaga.

La actriz y cantante de Nace una estrella y La casa Gucci entró al escenario junto a la estrella de Cabaret (1972) para presentar juntas el premio más importante de la noche, el de mejor película, que fue para CODA. Lo que llamó la atención de muchos desprevenidos fue que Liza entró en silla de ruedas y visiblemente deteriorada. 

Los asistentes al teatro Dolby le brindaron la última gran ovación de pie de la noche. Su aparición resultó una grata sorpresa. Ante esa reacción, Lady Gaga le tomó la mano y le dijo: “¿Ves eso? El público te ama”.

Lady Gaga y Liza Minnelli en los Oscar. "El público te ama", le dijo Gaga.Foto AFP

Lady Gaga y Liza Minnelli en los Oscar. “El público te ama”, le dijo Gaga.Foto AFP

Fuera del libreto de la ceremonia

Fue otro de los pasajes de la ceremonia que se salió del  libreto. Porque entonces la ganadora del EGOT (como se conoce a quienes consiguieron al menos un Emmy, un Grammy, un Oscar y un Tony) miró en el machete que tenía en sus manos para ver qué tenía que responder y reconoció: “No entiendo”.

Gaga la tranquilizó: “Sabés cómo me encanta trabajar con leyendas. Y me siento honrada de presentar el premio final de la noche con una verdadera leyenda del mundo del espectáculo”.

Según el expublicista de Minnelli, Scott Gorenstein, la propia “Lady Gaga solicitó que Liza presentara el premio con ella” para honrar tanto su carrera como el 50ta aniversario de Cabaret, la película musical de Bob Fosse por la que Minnelli ganó la estatuilla dorada a mejor actriz protagónica.

Lady Gaga y Liza Minnelli en los Oscar. gaga pidió entregar el premio con ella. Foto AFP

Lady Gaga y Liza Minnelli en los Oscar. gaga pidió entregar el premio con ella. Foto AFP

Entre bromas que no ocultaron sus problemas de salud, la hija de Judy Garland y Vincente Minnelli repitió después de anunciar los nominados: “¡Hola a todos! Estoy muy feliz de estar aquí, especialmente con ustedes. Soy su mayor admiradora”.

Una salud delicada

La artista de 76 años tuvo múltiples inconvenientes de salud a lo largo de su vida y especialmente en las últimas dos décadas. El más notable fue el padecimiento de una encefalitis viral que la llevó a estar un largo tiempo internada en el año 2000.

Se trata de una inflamación del cerebro que, más allá de algunos síntomas como fiebre o dolor de cabeza, puede provocar confusión, convulsiones o problemas sensoriales o motrices. “No podía caminar y no podía hablar, y me dijeron que no lo haría… nunca más”, contó la actriz años más tarde a NBC.

Las consecuencias de esa enfermedad son las que ahora la hicieron aparecer en silla de ruedas sobre el escenario del teatro Dolby, con algunos movimientos corporales involuntarios parecidos a los que produce el mal de Parkinson.

Cáncer y múltiples operaciones

Liza Minnelli atravesó una encefalitis que la obligó a estar un tiempo en silla de ruedas.

Liza Minnelli atravesó una encefalitis que la obligó a estar un tiempo en silla de ruedas.

Minnelli también superó un cáncer de mama, por el que fue operada dos veces. En 2013 se rompió las muñecas y al año siguiente tuvo que operarse de la espalda por dos discos vertebrales aplastados.

Previamente, y por distintas caídas, Liza se había sometido a una cirugía de reemplazo de cadera y a otra de rótula en 2003, además de una reconstrucción de la mandíbula en 2007.

Como si esto fuera poco, en 1997 se extirpó pólipos de sus cuerdas vocales, lo que en ese momento la obligó a tomarse una pausa de 18 meses en su carrera.

Décadas antes había tenido problemas de alcoholismo y drogadicción, que se intensificaron a raíz de la depresión que le causó la muerte de su madre, Judy Garland, en 1969.

Liza Minnelli superó el cáncer de mama Foto AP.

Liza Minnelli superó el cáncer de mama Foto AP.

Su última aparición pública previa a la ceremonia del domingo había sido en marzo de 2021, en ocasión de su 75 cumpleaños. Ese día había subido a su cuenta de Instagram una canción cantada por ella acompañada por un piano, casi vestida de entrecasa, pero con toda su magia intacta.

Un linaje de artistas

Los genes parecen ser todo para Liza Minnelli. Su padre, Vincente Minnelli, fue director de cine y es considerado el precursor de los musicales modernos. Su madre, Judy Garland, fue una de las mejores actrices de Hollywood y quedó inmortalizada por su interpretación de Dorothy en El Mago de Oz.

Pero no sólo en el aspecto artístico continuó el legado familiar. Igual que ellos, en el recuento de su vida personal no deja de lado las oscuridades, tristezas, desamores y más. Desde que nació, el 12 de marzo de 1946, estuvo rodeada por la fama.  Frank Sinatra fue uno de los primeros en visitar a sus padres por su nacimiento. Humphrey Bogart era para ella el “tío Humphrey”.

Judy Garland, estrella y madre de Liza Minnelli.

Judy Garland, estrella y madre de Liza Minnelli.

Gracias a la amistad de Judy Garland con John F. Kennedy, la joven Liza pasó un verano en la residencia presidencial. Su cotidianidad, sin embargo, la llevaba a cambiar frecuentemente de colegio -pasó por 14- y escaparse con frecuencia de su casa de California.

Un camino propio

Hasta que con 16 años dejó las aulas para buscar fama y fortuna en Nueva York. Superó con creces sus objetivos y comenzó enseguida una brillante carrera. Sobre esa época, muchos años después ella confesó que en realidad había huido de su casa para dejar de ser la enfermera de su madre.

Es que Garland, ya desde su juventud, atravesaba depresiones y era adicta a los psicofármacos. Además, había tenidos varios intentos de suicidio: Liza fue testigo de algunos de ellos.

La versión más difundida es que esa adicción a las pastillas acabó con su matrimonio con Minnelli. Extraoficialmente, se dice que ella lo descubrió en brazos de otro hombre y no pudo soportar el hallazgo.

Liza Minnelli, en Cabaret, por la que ganó un Oscar.

Liza Minnelli, en Cabaret, por la que ganó un Oscar.

La sombra de sus adicciones

El reconocimiento artístico para Liza fue inmediato. A sus 19 años, ya tenía un premio Tony por su primer musical, Flora The Red Menace. Luego, a los 26, ganó el Oscar y el Globo de Oro por el papel de Sally Bowles en Cabaret, su rol más renombrado.

La contracara era su vida personal. Porque Liza vivía sumergida en adicciones.

En 1969, su madre murió por sobredosis de sedantes, después de años de transitar entre el alcoholismo y los problemas con las drogas. Para sobrellevar la pérdida, el médico de Liza le recetó valium, un ansiolítico, miorrelajante y sedante muy usado en esa época. Fue el comienzo de esa dependencia y la puerta a la cárcel de otras sustancias.

Andy Warhol contó que en 1978 Liza llegaba a la casa del diseñador Halston diciendo: “Dame todas las drogas que tengas”. Eran tiempos de desenfreno en Nueva York y ella se había adaptado al mil por ciento a ese circuito.

Liza Minnelli en 2002 en el Royal Albert Hall de Londres. Foto AP

Liza Minnelli en 2002 en el Royal Albert Hall de Londres. Foto AP

Al respecto, ella fue una de las primeras estrellas en reconocer su adicción y aclarar que se trataba de una enfermedad. “Es un gen, el gen del alcohol y de la drogadicción. No es un vicio, es una enfermedad. Me dicen que dejar de beber es cuestión de voluntad. Miren, tengo tres premios Tony, un Oscar y tres Globos de Oro. No creo que mi problema sea la falta de voluntad”, dijo hace muchos años.

Otra señal de su ímpetu para salir adelante es que varias veces estuvo internada en centros de rehabilitación. En 1984, dejó el musical The Rink para ingresar en la clínica de desintoxicación Betty Ford, una entidad muy reconocida. Fue el primero de numerosos tratamientos. El último conocido fue en 2015.

Su tormentosa vida amorosa

La placidez en el amor tampoco es el signo de su vida. Hasta ahora, tuvo cuatro matrimonios. Ninguno duradero o que a simple vista le haya brindado una profunda felicidad.

Peter Allen fue el primer marido de Liza Minnelli.

Peter Allen fue el primer marido de Liza Minnelli.

Con el artista Peter Allen se casó a los 21 años y la relación duró solo cuatro. “No me dijo que era gay. Todos lo sabían menos yo. Y lo descubrí. Digamos que nunca más sorprenderé a nadie llegando a casa. Llamaré primero”, dijo en una entrevista a The Advocate. La situación fue casi calcada a la que supuestamente vivió su madre con su padre. Allen murió al poco tiempo, víctima de sida.

Ese mismo año de su primer divorcio, 1974, se casó con el director Jack Haley Jr, hijo del actor del mismo nombre que interpretó al hombre de hojalata en El mago de Oz. Una coincidencia cargada de simbolismo familiar.

Liza le fue infiel con el director Martin Scorsese mientras filmaban New York, New York y con el bailarín Mikhail Baryshnikov. Esto llevó al fin de la relación, en 1979. Ese mismo año se casó con Mark Gero. Fue el matrimonio que más duró: hasta enero de 1992.

El matrimonio más bizarro

El matrimonio entre Liza Minnelli y David Gest terminó en un escándalo Foto AP.

El matrimonio entre Liza Minnelli y David Gest terminó en un escándalo Foto AP.

Sin embargo, su “sí” más bizarro fue el cuarto, y hasta ahora, último. Se trató de la boda con el productor David Gest, el mejor amigo de Michael Jackson. El cantante fue quien los presentó.

La ceremonia fue en 2002, en una iglesia de la Quinta Avenida neoyorquina. Sobre el evento, Donald Trump fue contundente, “He ido a muchas bodas, pero nunca vi un beso así”. Al parecer, cuando el cura dijo que los novios se podían besar, él le dio un chupón tal que parecía que su lengua llegaba hasta la garganta de la novia.

Pocos años después, Liza le diría a Jackson: “¿Cómo dejaste que me casara con ese idiota?”. De Gest se decía que era gay y que sólo quería la fortuna de Liza. Todo terminó en 2005. Él la acusó de golpeadora. Ella contraatacó diciendo que él se había quedado con parte del dinero generado por el álbum Liza’s Back y de su gira de presentación.

Gest fue hallado muerto en abril de 2016 en una habitación del Four Seasons de Londres, por un derrame cerebral. Desde ese último divorcio, a Liza no se le conoció públicamente otra pareja.

WD

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *