Las fotos y todos los detalles del casamiento de Belén Francese



El casamiento de Belén Francese Crédito: Marcelo Alvarez

“La pandemia no va a poder con nosotros”, gritó a los cuatro vientos Belén Francese, y cumplió el tan deseado sueño de casarse con su príncipe azul, Fabián Lencinas, su pareja desde hace dos años. Pero esa felicidad se completó, además, con una hermosa noticia: la actriz está embarazada de tres meses. Este especial anuncio lo hizo el día de su boda que, también, fue el día de los inocentes. “Me di cuenta después de eso”, contó, entre risas, a LA NACION.

Se casaron ayer a la tardecita en los jardines de la bodega de Jean Bousquet, en Tupungato, Mendoza. La elección del lugar se debe a que es la provincia natal del novio, quien se dedica a organizar torneos de golf en toda América Latina. “Estoy muy ansiosa, con muchos nervios. Soy muy detallista y quiero que salga todo soñado, todo divino. El vestido es de Claudia Arce y mi novio tiene un traje de Daniel Casalnuovo”, le había contado días antes a este medio.

Los invitados fueron apenas 40, por cuestiones de protocolo debido a la pandemia de coronavirus. Francese, entonces, eligió cuidadosamente a sus veinte invitados, los otros veinte eran del novio porque sólo de parte de su mamá tiene 16 tíos y 74 primos. Apenas participaron del festejo los familiares más cercanos y los amigos más íntimos. “Ya habrá tiempo para una gran fiesta”, prometió. Además hubo varias videollamadas, entre ellas la de su sobrina más querida, Sofía, que vive en España, y la del hermano de Lencinas, afincado hace años en los Estados Unidos.

Una jueza de paz los casó en los jardines de la bodega y la pareja pudo sacarse el tapabocas a la hora del beso que selló la ceremonia.

Belén Francese y su flamante marido Crédito: Marcelo Alvarez

Por otro lado, los novios se esmeraron en elegir el menú: tabla de quesos con variedad de panes en la recepción; empanadas de carne, pollo, camarón con queso azul y jamón y queso de entrada; bondiola al horno con salsa agridulce, berenjenas gratinadas con queso y arroz con mariscos como plato principal y, de postre, crumble de manzana con helado y copa de helado artesanal. Y, por supuesto, todos los platos regados con buen vino mendocino. También hubo menú especial para los más chicos: milanesa de pollo con papas fritas y helado. Después del “sí, quiero”, todo fue risas, charlas y bailes hasta bien pasada la medianoche.

Los novios usaron barbijo hasta el momento del beso Crédito: Marcelo Alvarez

“Celebrar el amor”. Días atrás los novios habían contado, felices, que querían casarse antes de que terminara este 2020. “Nos íbamos a casar en mayo, pero se postergó por el Covid. Pensábamos en dejarlo para el año que viene, pero hace poco, en un viaje a Mendoza, vimos una oportunidad en un lugar muy hermoso y dijimos, por qué no la hacemos ahora si era nuestro plan; que la pandemia no nos pueda. Queremos celebrar el amor, estamos muy felices y vamos a formar una familia”, había señalado ella antes de que su sueño se cumpliera.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *