Las cartas de Michael Jackson contra los Beatles y Elvis Presley



Salieron a la luz polémicas cartas manuscritas de Michael Jackson, en las que dice que varios íconos musicales, como Elvis Presley, Los Beatles y Bruce Springsteen, fueron precursores de la desigualdad racial.

Según el diario The Sun, que tuvo acceso a este material,  Michael Jackson, el artista estadounidense que falleció en 2009, escribió estas reflexiones en 1987, en pleno apogeo de su fama, y en ellas plantea que él mismo quería acabar con ese problema.

“Los hombres blancos siempre marcaron las páginas de la historia de la música. Han puesto a los blancos por encima de los negros”, dijo Jackson. Y usó como ejemplo a “Elvis Presley, nombrado el Rey del rock and roll, Springsteen, como The Boss (El Jefe), y Los Beatles, como los mejores”.

Elvis Presley en 1977. A Michael Jackson no le gustó que lo nombren como “El rey del rock and roll”.

En su carta, Jackson admite que los Beatles eran buenos músicos, pero “no mejores cantantes ni bailarines que los Blacks (negros)”.

Y agrega que los blancos controlan los medios de comunicación y la prensa y pueden hacer “que el público crea lo que ellos quieran”.

“Elvis no es el rey. Y le mostraré a Springsteen quién es El Jefe. Voy a cambiar esto ahora con el poder de mis canciones y bailes”, sigue el intérprete de Black or White.

Jackson se proponía levantar la figura de los negros, con la idea de que “los niños blancos puedan tener héroes negros y no crezcan con prejuicios”.

“Mi objetivo es llegar a ser tan grande y tan poderoso y convertirme en héroe para acabar con esos prejuicios. Quiero conseguir que estos niños blancos me amen vendiendo más de 200 millones de discos”, agrega Jackson.

En su momento, el artista llegó a desfigurar su cara tras una serie de cirugías estéticas, que le transformaron su piel negra en blanca. Jackson sostenía que lo hacía porque sufría vitiligo, una enfermedad hereditaria que provoca manchas en la piel.

The Beatles, en 1963. Michael Jackson los consieraba buenos, pero no mejores que los artistas negros. Foto Terry O’Neill

En su carta, también, Michael explica que odia la desigualdad en el negocio discográfico y asegura que los negros no podían participar en MTV, la cadena estadounidense de televisión por cable enfocada en la música.

Cuenta, además, que su esfuerzo en luchar contra el racismo surgió en parte después de haber sido rechazado por algunas “revistas blancas” para protagonizar sus tapas.

“Lo hago por ira. Por probarme a mí mismo. Quiero a los blancos, a los negros, a todas las razas. Quiero lo que es justo. Ahora es el momento de mi reinado. Quiero que todas las razas se amen como si fueran una sola”, concluye el artista en su escrito.

Las palabras del Rey del pop son de 1987, un momento en el que en la música estadounidense se seguían manteniendo divisiones raciales que hoy serían impensadas.

Los rankings, por ejemplo, se dividían entre aquéllos en los que los afroamericanos podían entrar y aquéllos en los que no.

La entrega de premios de los Grammy de 1980 se separó entre negros y blancos.

Michael Jackson y su disco Off the Wall arrasaron, pero no en las categorías generales, algo que ocurriría dos años después con la salida al mercado de Thriller, éxito con el que batió todos los récords: vendió 38 millones de ejemplares. Y se convirtió en ídolo mundial.

WD

Mirá también Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

IMAGESLOVER Photo Flip Day 1 CLip art of Flip Day 2