La vida personal de David Copperfield: le hace honor a Charles Dickens


La vida personal de David Copperfield (The Personal History of David Copperfield, Gran Bretaña/2019). Dirección: Armando Ianucci. Guion: Armando Ianucci y Simon Blackwell según la novela de Charles Dickens. Elenco: Dev Patel, Tilda Swinton, Hugh Laurie, Peter Capaldi, Gwendoline Christie. Duración: 119 minutos. Disponible en: Flow para alquilar. Nuestra opinión: buena

La adaptación de grandes obras de la literatura es un ejercicio de valentía y atrevimiento estético que el cine intenta desde siempre. Con mejores o peores resultados, uno de los autores que más ha incitado el salto al vacío de los realizadores a través del tiempo es Charles Dickens. Sus relatos de la Inglaterra decimonónica repleta de héroes involucrados en una lucha en contra de sus circunstancias, de aventuras emocionantes y tropiezos desgarradores siempre encuentran su camino de regreso a la pantalla. En el caso de La vida personal de David Copperfield, basada en la octava novela escrita por Dickens quién se animó a la tarea de adaptarla fue Armando Ianucci, el guionista y director británico reconocido por series como Veep, The Thick of It y películas como In the Loop y La muerte de Stalin, comedias con altas dosis de ironía, sarcasmo y una acidez extrema. Por eso, en principio, su estilo no parecía encajar demasiado bien con la travesía de David Copperfield, desde la niñez idílica junto a su madre y la amorosa sirvienta Piggotty pasando por sus días en la deprimente Londres de los destituidos hasta llegar a una feliz adultez ganada a fuerza de persistencia, inteligencia y buenas intenciones.

La vida personal de David Copperfield

Sin embargo, Ianucci supo plasmar su usual tono sin traicionar al material original tan lleno de esperanza y carente de todo cinismo. Claro que su mirada moderna del clásico probablemente no conforme a sus conocedores más tradicionales. Como sucedió en los últimos tiempos con las adaptaciones de Mujercitas por Greta Gerwig y Emma que protagonizó Anya Taylor-Joy, la mirada contemporánea sobre los venerados textos del pasado en este caso es tan ingeniosa como puede ser desconcertante. A diferencia de los mencionados dos ejemplos recientes la estructura y el guion de La vida personal de David Copperfield se apoya en una puesta en escena y un guion con intencionados aires teatrales que por momentos atentan contra la emoción de la trama.

Todo comienza con el personaje central, David Copperfield, interpretado por Dev Patel (Un camino a casa) cuya actuación resulta más convincente en los pasajes dramáticos y flaquea en sus secuencias más humorísticas o absurdas, sobre un escenario, listo para presentar un libro que con floreos, destellos de fantasía y sensibilidad relata su travesía de vida. Y así entonces, el film contará la tragedia de su segunda infancia, las condiciones de vida en Londres cuando no tiene un penique y el alivio de que llega en forma de sus excéntricos familiares encarnados por los siempre maravillosos Tilda Swinton y Hugh Laurie. Con un elenco que incluye también a Peter Capaldi (Doctor Who), un actor recurrente en la obra de Ianucci y su socio creativo Simon Blackwell, a Gwendoline Christie (Game of Thrones) como la malvada señorita Murdstone y a Ben Wishaw (A Very English Scandal) en el papel del servil y resentido Uriah Heep, el film despliega unos imaginativos recursos visuales y un ritmo por momentos frenético que acierta tanto como falla pero que sin dudas logra capturar a su modo la maravilla de los relatos de Dickens.

Más información



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *