La Terraza del Picadero es una exitosa respuesta musical a la pandemia


Desde la primera semana de noviembre, momento en el que se habilitaron los espectáculos al aire libre en la ciudad de Buenos Aires, el productor Sebastián Blutrach decidió poner unas luces en la terraza de su teatro, montar un escenario pequeño y unir fuerzas con sus vecinos para ponerle música al cielo del pasaje Enrique Santos Discépolo. Fue acondicionarla para estos tiempos, como respuesta a la maldita pandemia.

Y desde ese entonces, la idea de este inquieto hacedor artístico que convirtió en otro espacio posible al techo de su sala fue un éxito indiscutido, albergando músicos y recitales, con un menú a la carta y gran variedad de tragos, vinos y cervezas. En cada fecha se presentan distintas propuestas en formato acústico para pasar un momento bajo las estrellas en plena ciudad porteña. La Terraza del Picadero –tal como se denominó al espacio surgido en la pandemia– convocó a 28 artistas y relizó 72 funciones para 3456 espectadores.

Coronados de Gloria, en la Terraza del PicaderoGentileza

“Se me ocurrió abrir la terraza porque, desde el primer momento, me di cuenta de que el espacio al aire libre iba a ser un lugar propicio para volver, sobre todo para los artistas más grandes –relata Sebastián Blutrach–. El público está con barbijo durante todas funciones pero el artista no. Además, ese espacio al aire libre y en una cortada donde no pasan vehículos que podrían molestar con el ruido, le permitía a una generación de artistas volver al escenario”.

Barnizó y puso lindo el deck de su oficina para convertirlo en escenario y le compró al director Nelson Valente mesas y sillas del Banfield Teatro Ensamble, que acababa de cerrar. “No tardamos mucho en llenar y en lograr que la terraza se convierta en un espacio de encuentro en un momento en el que nadie se encontraba. Todavía las visitas a las casas no eran comunes. La Terraza del Picadero era una oportunidad no solo para ver a un artista en vivo sino para juntarse. Con Rita Cortese tuvimos noches largas y amenas, Víctor Hugo Morales se convirtió un espectador frecuente de prácticamente todos los espectáculos. Fue muy sanador y eso mismo le llegaba al público. Veíamos a matrimonios de 60 años una semana viendo a Rita Cortese. a la semana siguiente a Ligia Piro y la siguiente a Susana Rinaldi”, cuenta Blutrach.

Entre ellos los artistas que pasaron por la terraza se cuentan Los Amados, Soledad Villamil, Liliana Herrero, Liliana Vitale, Juan Falú, Lidia Borda, Flor Albarracín, Damián Laplace, Maxi Pachecoy, Coral Campopiano, Esteban Morgado, Alex Pandev, Ana Fontán, Natalia Cociuffo, Liliana Vitale, Marisol Otero, Fernando Samartín, Daniela Pantano, Lorena Astudillo, Anita Co, Julieta Zylberberg, el dúo Marcelo Moguilevsky-Sebastián Espósito, los grupos Speaking Tango, Coronados de Gloria y Brasil en canción.

Ana Fontán se presentó en el espacio del pasaje Enrique Santos DiscépoloPrensa – LA NACION

El clima será condicionante para la culminación del ciclo que, por ahora, finalizará a fin de mes. “Todos los espectáculos empezaron a agotar sus entradas y me resultó muy emocionante que artistas que han llenado grandes escenarios del mundo terminen cantando en un deck en una terraza para 60 personas. Eso se convirtió en un evento increíble”, dice feliz el productor.

Los sábados con Ligia Piro; el domingo con Lorena Astudillo y el siguiente Moguilevsky-Espósito; el viernes próximo Esteban Morgado junto a Marisol Otero y cerrará esta temporada Susana Rinaldi el 23 de abril. Pero Blutrach asegura que la música seguirá sonando en el Picadero y que muy pronto habrá novedades sobre un nuevo espacio para los artistas. Cabe aclarar que todas las entradas se adquieren por Plateanet, la capacidad es limitada y suelen agotarse, así que hay que tomar la decisión y ser rápidos.

Susana Rinaldi cerrará el ciclo el viernes 23 de abrilGentilezaMás información



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *