La soja renovó argumentos para ir detrás del precio récord en Chicago



El valor de la soja volvió a subir hoy en la Bolsa de Chicago y se consolidó arriba de los 600 dólares por tonelada, en el nivel más alto en casi nueve años y a corta distancia del récord vigente, de 650,74 dólares, logrado el 4 de septiembre de 2012. La nueva jornada alcista tuvo como fundamentos la firmeza de la demanda china sobre Brasil y el informe mensual de estimaciones agrícolas del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés), que ratificó la vigencia de un delicado equilibrio entre la oferta y la demanda de la oleaginosa para lo que resta de la campaña 2020/2021 y para el próximo ciclo comercial.

Al momento de fijar los ajustes de la rueda, las pizarras del mercado estadounidense reflejaron alzas de 8,45 y de 10,20 dólares sobre los contratos mayo y julio de la soja, cuyos valores fueron de 610,13 y de 603,52 dólares por tonelada. Para valorar aún más estas nuevas mejoras vale señalar que se lograron en una jornada en la que los principales indicadores de Wall Street registraron fuertes pérdidas –2,7% el Nasdaq y 2% el Dow Jones– y el dólar se apreció respecto de otras monedas relevantes para el comercio global.

Desde las primeras operaciones de la jornada el mercado estadounidense anotó subas para la soja luego de que en Brasil la Asociación Nacional de Exportadores de Cereales elevó de 12 a 15,30 millones de toneladas su previsión sobre las exportaciones de poroto de soja durante mayo. Dado que cerca del 75% de los embarques brasileños van rumbo a China, los operadores interpretaron la novedad como un síntoma inequívoco de la necesidad que los compradores chinos sostienen por asegurarse una fluida llegada de materia prima, luego de agotar el saldo exportable de Estados Unidos.

Y en cuanto a las cifras del nuevo informe mensual del USDA, si bien el organismo no ajustó su estimación sobre las existencias finales estadounidenses 2020/2021, que fueron sostenidas en 3,25 millones de toneladas, dio muestras de que en la nueva campaña persistirá la ajustada relación entre la oferta y la demanda.

En efecto, el organismo proyectó la cosecha 2021/2022 de soja en Estados Unidos –se levanta desde mediados de septiembre– en 119,88 millones de toneladas, por encima de los 112,55 millones de la campaña anterior, pero levemente debajo de los 120,59 millones estimados en promedio por los privados. Ese volumen sería el resultado de una superficie sembrada de 35,45 millones de hectáreas y de un rinde promedio de tendencia de 34,16 quintales por hectárea. Ese resultado hoy es considerado optimista por los operadores en función de la falta de humedad que se registra en zonas del medio oeste.

Pero incluso si el volumen calculado por el USDA efectivamente se cosecha, y con una previsión conservadora de las exportaciones, que fueron estimadas por el organismo en 56,47 millones de toneladas, debajo de los 62,05 millones de la campaña 2020/2021, el stock final fue proyectado en 3,81 millones de toneladas, levemente por encima de los 3,25 millones de la campaña actual y de los 3,76 millones previstos por los privados.

Para los operadores las cifras dadas hoy por el USDA le ponen más presión al desarrollo agronómico de la campaña estadounidense, con siembras que avanzaron sobre el 42% del área prevista y con un 10% de plantas que ya emergieron. El resto de las siembras, el desarrollo de los cultivos y la cosecha deberán evolucionar sin contratiempos para que lo que los técnicos del organismo pusieron sobre el papel no entre en contradicción con la realidad de un mercado que necesita ser abastecido en tiempo y en forma.

Respecto de China, que durante la campaña 2020/2021 importaría 100 millones de toneladas de soja, el USDA estimó que en el ciclo 2021/2022 demandará 103 millones de toneladas.

En su trabajo el USDA hoy mantuvo en 136 millones de toneladas el volumen de la producción 2020/2021 de soja en Brasil, mientras que redujo de 47,50 a 47 millones su previsión sobre la Argentina, dentro de los cálculos de los operadores. En tanto que para la lejana campaña sojera 2021/2022 en el hemisferio sur el organismo proyectó cosechas de 144 y de 52 millones de toneladas, respectivamente.

En la plaza doméstica la suba de precios está siendo capitalizada por quienes acordaron ventas bajo la modalidad “a fijar”. Las propuestas de los compradores para esas operaciones pasaron hoy de 366 a 370 dólares por tonelada para las terminales del Gran Rosario. También hubo ofertas por nuevas operaciones para junio y para julio, por 365 y por 368 dólares por tonelada, respectivamente.

Las pizarras del Matba Rofex mostraron alzas de 1,50 y de 2,70 sobre los contratos mayo y julio de la soja, cuyos ajustes resultaron de 371 y de 376,20 dólares por tonelada.

En los puertos argentinos los valores FOB del poroto de soja, el aceite y la harina fueron hoy de 601, 1385 y de 473 dólares por tonelada y marcaron subas en lo que va de la semana del 2, del 2,7 y del 1,1 por ciento, respectivamente, según los datos publicados diariamente por el Ministerio de Agricultura de la Nación.

Conocé The Trust Project



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *