la que escribió canciones para todos y ahora tiene dos Beatles en su primer disco

Usualmente los músicos “exitosos” escapan a la palabra fórmula. Pareciera que manchara la dignidad de una propuesta artística o la convirtiera en una propuesta llanamente comercial. En el caso de Diane Warren, la mítica compositora de hits eternos y bandas sonoras patrimonio de la humanidad, es raro no pensar que posee alguna fórmula perfecta, encriptada en sus neuronas e indescifrable desde fuera.

Porque Diane Warren, nacida en Van Nuys, California, en 1956, que con sus temas hizo cantar (y triunfar rotundamente) a Aerosmith, Celine Dion, Cher, TLC, Barbra Streisand, Whitney Houston, Ringo Starr, Aretha Franklin, Ricky Martin, Lady Gaga, Al Green y un ridículo etc, siempre operó desde las sombras.

Tanto físicamente desde su oficina a la cual llama “the cave” (la cueva) como literalmente siendo esquiva a entrevistas y ostentando una clara actitud de “boludeces, no”, como cuando reconoció que las canciones de amor que la caracterizan no tienen nada que ver con su vida sentimental ya que prácticamente nunca estuvo en pareja.

Aún así, sin supuestamente conocer bien de lo que escribe, ha conseguido la espeluznante cifra de nueve números 1 en la lista de Billboard 100 y 32 Top Ten. Emmys, Grammys, Globos de Oro, una docena de nominaciones al Oscar y una estrella en el paseo de la fama de Hollywood.

Como mínimo, está claro que Warren es una en un millón.

Una en un millón: Diane Warren cosechó éxitos a lo largo de toda su carrera, pero recién ahora sale a la superficie. Foto Gentileza Prensa/Mekael Dawson

Una en un millón: Diane Warren cosechó éxitos a lo largo de toda su carrera, pero recién ahora sale a la superficie. Foto Gentileza Prensa/Mekael Dawson

Su primer disco, ahora

Contra todos los pronósticos, a sus 65 años decidió dar un paso inédito en su ajetreada carrera y lanzar su primer disco como artista principal.

En The Cave Sessions Vol. 1 invitó a cantantes famosos de varios estilos (John Legend, Luis Fonsi, Paloma Faith, Ty Dolla $ign, G-Eazy, Celine Dion y otros) para dar forma a lo que considera “un microcosmos de su carrera”, un disco en el que conviven sus clásicas baladas heroicas con el pop latino, algo de hip hop y R&B, todo con un tono descaradamente radiable, más fácil de escuchar imposible.

En un ejercicio que a priori no le resultaría cómodo, Diane atiende desde su “oficina presentable” en un rascacielo de Hollywood mientras su delgada gata de raza Devon Rex se pasea por su falda y el respaldo del sofá donde se sienta Warren y descontrola la decoración del improvisado set en el que solo hay un poster con la tapa del flamante disco.

-Finalmente tenés tu disco debut. ¿Cómo te sentís?

-Estoy muy entusiasmada, es la primera vez que tengo un disco con mi nombre. Y si bien es parte de lo que hago -escribir música para otros artistas-, es divertido y cool hacerlo. Estoy muy feliz.

-¿Qué hay de “The cave”, es tan terrible como se supone?

-Sí, es un lugar bastante asqueroso, pero a mí me gusta (risas)

-¿Es un lugar especial para desarrollar tu talento?

-Me gusta escribir allá, pero también acá. Allá me siento más como en casa.

-¿Qué tan cómoda te sentís ahora siendo la cara visible de tu música?

-Aún me cuesta hacerme a la idea. Ayer hablaba con alguien de la compañía y le decía que Seaside era “el tema de Rita Ora y Sofía Reyes” y esa persona me recordaba que no, que esta es mi canción, que tiene a ellas como invitadas. Así que me debo acostumbrar, aún no lo logro del todo. 

Pero es genial, porque se trata de un concepto global de trabajo con todos esos estilos de canciones y artistas diferentes; es lo que los DJs suelen hacer, así que sería mi versión de lo que alguien como David Guetta hace.

-¿Es difícil componer para gente tan distinta?

No es complicado para mí hacer canciones de diversos géneros, la mayoría de los compositores se especializan en uno en particular. Estoy metida en muchas músicas: country, rock, rap, así que esta es una oportunidad de hacerlo todo en un solo disco e incluyendo grandes artistas que amo.

Gente con la que nunca trabajé, como por ejemplo Carlos Santana, lo cual es muy cool, sabés. Escribí She’s Fire pensando en Carlos, en su guitarra. Normalmente escucho o pienso antes en un cantante que en un instrumentista, fue una nueva manera de empezar. No conocía a Carlos, más allá de ser fans mutuamente

Para Diane Warren, hacer canciones de distintos géneros no es algo complicado. Foto Gentileza Prensa/Mekael Dawson

Para Diane Warren, hacer canciones de distintos géneros no es algo complicado. Foto Gentileza Prensa/Mekael Dawson

-¿Por qué creés que es el momento adecuado para lanzar tu disco debut?

-Bueno, durante toda mi carrera hice lo que sentí correcto y es lo que me pasa ahora con este disco. Me siento cómoda para hacer esto, hacer de DJ de algún modo. Meterme en un disco con gente que me encanta, algunos con los que ya trabajé como Celine Dion, Rita Ora y otros nuevos.

Luego fue muy entretenida la configuración de las canciones, por ejemplo mezclar a Rita Ora con Sofía Reyes y Reik, con quienes no había trabajado nunca. Toda la experiencia fue genial y estoy muy motivada con las canciones.

-¿Cuáles fueron los momentos que más disfrutaste del proceso del disco?

Escribir las canciones siempre es un gran proceso. Y luego escucharlas y darme cuenta que estaban terminadas. Le mandé Drink You Away a Ty Dolla $ign, porque no estuve en el estudio con él, y cuando me devolvió su parte fue como “Dios mío, esto es genial”, muy original, magnífico.

Escuchar lo que estos artistas hicieron con los temas es maravilloso, sobre todo comparado con cuando yo canto las canciones. Escuchar a Luis Fonsi o cualquiera de los otros cantando mis composiciones es lo más.

Tocar en vivo sí o no

-Entiendo que no te interesa tocar en vivo pero, ¿considerás la posibilidad de hacer al menos un show de este disco?

-Nunca se sabe. Podría pasar. Nunca me interesaron las giras, pero quizá una fecha suelta o un show de TV, quizás… es posible.

-Tener un cantante por canción te puede llevar a que el disco tenga un enfoque dispar. ¿Tuviste una idea global previa sobre el concepto o la estética del disco?

-Fue cambiando. Siempre supe que querría tener muchos tipos de canciones diferentes en él. Pero algunas de las canciones cambiaron porque fui escribiendo nuevas. Quería variedad y que todos los temas fueran geniales.

-Como alguien muy influenciado por los Beatles. ¿podrías contar algo sobre Here’s To The Night el último tema que hiciste para Ringo?

-Eso es posiblemente lo más increíble que me pasó en mi vida. Conocía a Ringo, ya que hizo una canción mía anteriormente. Él me pidió un tema y pensé ¿cuál es la canción correcta para ofrecerle? ¿Sabés qué? Era Here’s To The Night.

Yo tenía todo un concepto en mente y este era que yo quería tener a Paul McCartney en el tema. Entonces le dije “Llamemos a tus viejos amigos”, obviamente pensaba en Paul (se ríe con picardía) y también sumemos nuevos amigos, porque es una canción muy para cantar de fiesta, muy coreable. De los viejos amigos, Paul fue el primero en decir “Sí”.

Luego vinieron Dave Grohl, Joe Walsh, Sheryl Crow, luego se sumaron Chris Stapleton y Finneas, el hermano de Billie Ellish. Traje a Lenny Kravitz. Se convirtió en una cruza de gente muy linda. Y mirá: ¡tengo a dos Beatles cantando en mi canción! ¡Es algo que no puede mejorar!

Diane Warren dice que tener dos beatles tocando en su disco es algo que no puede mejorar. Foto Gentileza Prensa/Rhonda Resnik

Diane Warren dice que tener dos beatles tocando en su disco es algo que no puede mejorar. Foto Gentileza Prensa/Rhonda Resnik

-Nunca parás de trabajar. ¿Lo hacés bajo pedido o para stockear música para futuros trabajos?

No trabajo bajo demanda. Trabajo por mi propia demanda, estoy siempre trabajando. Sólo necesito una guitarra o un teclado. Y tiempo. Y estar sola.

-Asumo que al trabajar tanto estarás rodeada de música. Cuando parás, ¿escuchás música?

-No cuando llego a casa, debo dejar descansar mis oídos. Por lo general veo películas o leo. Escucho música en la oficina, porque me gusta saber qué es lo corriente, qué está pasando, estar al tanto de los nuevos artistas.

Reconocida por sus pares

-¿Cómo te tomás los premios que tenés y los récords que conseguiste?

-No son un incentivo para mí, pero siempre es bueno ser reconocida. Fui nominada 12 veces al Oscar aunque nunca lo gané aún. Simplemente el hecho de estar nominada tantas veces me demuestra mucho respeto de gente que yo respeto. Ser nominada es un honor gigante. La última vez fuimos nominadas con Laura Pausini, fue genial, siempre lo es cuando sos parte del juego.

No trabajo para los premios, trabajo porque amo escribir canciones y siempre intento que sean las mejores.

-¿Qué tan seguido pensás que escribiste muchas canciones que le cambiaron la vida a mucha gente?

-No sé. Es grandioso que hayan cambiado la vida de quienes las cantaron y la mía. La música es algo muy poderoso. Enriquece a la gente. Me llegan muchas cartas de gente a la que le cambió la vida y otros a los que directamente se la salvó.

-¿Hay alguien con quien no hayas colaborado qué te gustaría hacerlo?

-Posiblemente aún no conozca a esas personas. Mirá, tengo a dos Beatles en un tema mío ¡Mejoráte esa! (risas) Sólo quiero seguir trabajando con grandes artistas.

-¿Cuál es la clave para ser exitosa en el más alto nivel de la industria de la música y el cine teniendo esa actitud directa y sin vueltas que tenés?

-Eso mismo: trabajando muy duro y sin darle bola a la estupidez. No dejar que eso te afecte.

WD

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *