la música, la tele, pandemia con los padres y el sueño de actuar

Su cumpleaños fue el 31 de mayo, pero ayer, desde que despertó hasta que se fue a acostar, el celular de Pablo Alborán sonó como si lo fuera.

“Me sigue sorprendiendo el cariño de la gente y los mensajes tan bonitos que recibí”, admite el malagueño frente a un piano que, entre melodías de su renovado repertorio -que lo llevará a una Gira de Teatros por más de 24 ciudades de España- le recuerda que hace más de una década (principios de febrero del 2011) tocaba el cielo con las manos.

“Ayer estaba tocando, para variar, porque lo único que me falta es ponerme una cama aquí, y me di cuenta que se pasaron 11 años de mi álbum debut. ¡El tiempo vuela! La gente no paró de escribirme; fue un cumpleaños estupendo”, dice por el aniversario de sus comienzos musicales.

Pablo Alborán habla desde su estudio. Cocina de ensayos maratónicos y reuniones con su equipo sobre la marcha. Y mientras se cuida vocal y físicamente para optimizar su rendimiento, en la vuelta a los escenarios a partir del 26 de febrero, su música no descansa.

Pablo Alborán presentó "Castillos de arena", su nuevo sencillo y leitmotiv de la tira "1-5/18".

Pablo Alborán presentó “Castillos de arena”, su nuevo sencillo y leitmotiv de la tira “1-5/18”.

Sonando en la televisión

Incluso antes de aterrizar en las radios y plataformas del mundo, Castillos de arena -su nuevo single y leitmotiv de la historia de amor prohibido en la tira de El Trece 1-5/18– ya sonaba cual bonus track en la Argentina.

“Fue bonito cuando empezaron a pasarla porque la gente me decía: no encuentro en ningún sitio esta canción que cantas en la novela. Primero me emocionó que me reconocieran, porque yo no dije absolutamente nada. Y me hacía mucha ilusión porque quería decir que la buscaban. Estoy muy contento de poder estar en la casa de la gente y, sobre todo, porque me trae grandes recuerdos”, dice Alborán.

“Mi primera canción empezó a sonar por primera vez en Argentina en la novela El Elegido”, repasa mientras ajusta el nuevo catálogo musical (que incluye, entre algunos temas inéditos, los de Vértigo, su más reciente álbum) y promete un tour “donde la gente va a poder reírse, bailar, emocionarse y también relajarse. Un show en el que estoy yo solo la primera parte, y luego entran mis músicos”.

Pablo Alborán. El cantautor español pasó la pandemia con sus padres, en su casa de la infancia.

Pablo Alborán. El cantautor español pasó la pandemia con sus padres, en su casa de la infancia.

-¿Algo más austero?

-Sí, la idea era desnudar mis canciones y volver a presentarlas todas. Me daba un poco de respeto volver a estar cerca del público con pocos instrumentos, solo con mi piano y guitarra, porque llevo muchos años sin hacerlo. Pero me está ayudando muchísimo a volver a escribir, a redescubrir mi música y sobre todo, a mostrar otra vez mi esencia a un público que no me ha soltado ni un segundo.

Cuando me senté a idear el repertorio, canté todas mis canciones sin dejarme ni una en el tintero, hasta construir un repertorio ágil y especial. La escenografía es muy teatral, pero sobre todo, sencilla. Porque lo que importa es la conexión con el público, más allá de todo lo demás.

-¿A veces hay mucho ruido alrededor?

-Más que ruido, los lugares grandes te permiten hacer muchas cosas. Un espectáculo para bailar, un espectáculo donde yo he aprendido muchísimo a moverme, a bailar, a entretener a muchísimas personas juntas en un estadio. Eso ha sido un reto y un gran aprendizaje. Pero es verdad que esto que estamos preparando, sobre todo por la cercanía con el público, donde mejor se defiende es en un teatro.

Y agrega: “Al redescubrir mis canciones, a veces digo: pero, ¿qué me habrá pasado en ese momento para escribir esta canción? Hay momentos curiosos, porque es como leer un diario. Y no todo el rato te acuerdas de lo que has vivido. Quien lee mis canciones y las escucha, sabe que soy un libro abierto”.

Y reflexiona: “Hacer música, al final, es una búsqueda hacia adentro para poder transmitir allá afuera. Y la pandemia colaboró bastante con esos espacios”.

Pablo Alborán cree que va a venir a tocar a la Argentina antes de que termine 2022.

Pablo Alborán cree que va a venir a tocar a la Argentina antes de que termine 2022.

La pandemia, en la casa familiar

-Pero no la pasaste solo.

-No, pude estar en confinamiento con mis padres. Y menos mal. Porque si hubiera estado lejos, hubiera estado muy preocupado por ellos. Pasamos el covid los tres, al comienzo de la pandemia, en marzo, y fue raro. Porque la incertidumbre era mucho más grande que ahora. Era muchísimo miedo.

Pero también me la pasé muy bien con ellos y lo recuerdo como una enseñanza. No nos dio muy fuerte, entonces pudimos disfrutar de estar juntos, de cocinar juntos, de leer, ver la televisión, pasear en el jardín en fila india, uno detrás del otro.

-¿Creciste en esa casa?

-Sí, era la casa de mis abuelos y donde viven mis padres ahora. Y sí, ahí he vivido mucho. Sobre todo mi infancia, mis primeros videos subiendo mis canciones se hicieron ahí. Yo estaba de gira en Uruguay, de hecho terminándola en Punta del Este, y pasé de hacer conciertos, a la locura a encerrados con mascarillas.

Por un lado pensaba: menos mal que me ha pillado en casa con los míos, pero por otro lado había un choque muy grande de realidades.

Y completa: “Hoy estoy vacunado y todo lo que nos dé tranquilidad es fundamental. Hay que vacunarse. Ojalá podamos volver pronto a la Argentina. Lo más seguro es que sí, antes de fin de año. Siempre me he sentido como en casa. Cuando grababa Castillos de arena, recordaba cuando presenté mi primera canción allá para otra telenovela, el cariño de la gente, mi primer encuentro con mi club de fans…”.

Pablo Alborán cantó el tango Volver en su primer show argentino. Dice haberlo hecho como homenaje.

Pablo Alborán cantó el tango Volver en su primer show argentino. Dice haberlo hecho como homenaje.

-Tu primer tango…

-Sí, efectivamente. De hecho, fue en el Gran Rex, si no me equivoco. Hicimos una versión de Volver. Y luego, cada vez que estaba por ahí, he intentado hacer alguna que otra versión, con mucho respeto y con mucho cariño porque no canto tango, pero me gusta.

-Contás que te vacunaste, pero muchos de tus seguidores ya estaban al tanto de que te aplicaste la tercera dosis.

-Mira, fijate cómo soy. Me levanté muy temprano para vacunarme y escribí en redes: me voy a vacunar, hoy me espera un día así… y me voy al estudio. Pasan las horas y una chica me comenta: ¿qué tal la vacunación? ¿no tenes síntomas? Y fijate como soy de loco, de cabeza perdida que le escribí y le dije: ¿pero quién te ha dicho que me he vacunado? Para que veas que soy un poco desastre.

-¿Sos de los que despierta y se va a dormir con el teléfono en la mano?

-No, dependencia no tengo. Hay veces que sí, cuando uno saca un tema estás un poco más pendiente. Pero cuido mucho de mi tiempo. Cuando con mi equipo hablamos hasta las 12 de la noche, hay un momento que es como… vamos a parar de hablar de trabajo.

Lo mismo con las redes y la interacción constante con una maquina. Es sano hacerlo. A mí me gusta hacer deporte, salir, cocinar, me gustan muchas cosas. Pero lo que sí me ha pasado, bastantes veces, es buscar el teléfono rápido para cantar una melodía que he soñado.

Pablo Alborán compartió el jurado de La Voz con Alejandro Sanz, Luis Fonsi y Malú.

Pablo Alborán compartió el jurado de La Voz con Alejandro Sanz, Luis Fonsi y Malú.

El debut como coach de “La voz”

Primero cuidó la silla de Tini Stoessel, como coach invitado en La Voz Argentina 2018. Y tres años más tarde, Pablo Alborán se incorporó como titular (y ganador) de la edición española 2021 junto a Alejandro Sanz, Luis Fonsi y Malú.

“Este fue otro reto. Creo que hacía falta que la gente me conociera un poco más. La Voz es una plataforma donde se habla de música, se hace música y, si te preparas bien, puedes ayudar a mucha gente. Y yo lo que buscaba era ser útil para quien pudiera”, dice el nominado 23 veces al Latin Grammy, que reconoce haber dudado.

No quería que mi presencia fuera superficial, esa era mi duda. Pero me tomó un programa, una mañana, relajarme. En cuanto llegué y vi que se hace con muchísimo respeto y cariño, no solo hacia nosotros sino a los concursantes, me tranquilizó. La he pasado muy bien y he disfrutado con mis compañeros de una experiencia muy cariñosa”.

Más de una vez, Alborán amagó con actuar y lejos de extinguirse, esa meta sigue en curso. “Empiezo a estudiar en breve, tengo muchas ganas. Y creo que todo lo que sea estudiar y aprender en una rama, que además tiene mucho que ver con la música y las emociones, siempre va a sumar. Soy muy inquieto y me apetece mucho”.

Pablo Alborán cree que la actuación estará en su futuro.

Pablo Alborán cree que la actuación estará en su futuro.

-¿Ya tuviste propuestas?

-Ha habido alguna que otra, pero la verdad es que en todo lo que hago me preparo. No hago nada sin intentar estar preparado, porque soy muy cauteloso y precavido. No solo en la actuación. Además no me gusta sufrir, a nadie le gusta. Me gusta tener herramientas y la actuación es un mundo que respeto muchísimo.

WD

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *