La maldición de Star Wars amenaza con convertir en su nueva víctima a Daisy Ridley, la heroína de la última trilogía de la saga



El estreno de La guerra de las galaxias, el 25 de mayo de 1977 (25 de diciembre del mismo año, en la Argentina), marcó la puesta en marcha de una maquinaria artística y comercial que, 43 años después de aquel día, acredita nueve filmes en su saga con al menos tres derivados, varias series de televisión, unas cuantas decenas de videogames, y una profusión de publicaciones gráficas y productos de merchandising oficial y de otros tipos.

Y entre los casi 12 millones de presupuesto con los que contó George Lucas para su plan inicial, que lleva recaudados a la fecha alrededor de 900, y los 275 de los que dispuso J.J.Abrams para poner en pantalla, en 2019, El ascenso de Skywalker, que ya se multiplicaron por cuatro en las boleterías, uno debería pensar que varias vidas cambiaron para siempre. 

Es lógico, con semejante respaldo estadístico, suponer que haber sido parte de la marca en algún momento haya definido un antes y un después para quienes dejaron sus nombres impresos en los créditos de la saga. Sin embargo, parece que no todo lo que brilla es oro; y en este caso, la lista de “víctimas” de la maldición de Star Wars, que acaba de sumar a Daisy Ridley, la protagonista de sus más recientes entregas, confirma el dicho.

Contra lo que se podía suponer, a Daisy Ridley el rol de la heroína de la última trilogía de la saga “Star Wars” no le abrió las puertas a ningún “paraíso del día después”. /Foto AP Photo/Chris Pizzello

La actriz británica de 28 años, que personificó a la heroína Rey en la última trilogía de Star Wars, confesó recientemente que no le fue nada fácil conseguir trabajo, luego de finalizar las películas que la hicieron saltar a la fama.

“Extrañamente, a principios de año, no conseguía nada. Yo estaba como: ‘Uh, nadie quiere contratarme’. De hecho, hubo un montón de cosas para las que hice una audición a principios de año y no conseguí quedar seleccionada ninguna”, contó la actriz en una entrevista citada por la agencia de noticias Europa Press.

“Cuando se estrenó la película pensé: ‘Dios mío. ¡Fue un capítulo (de mi vida) tan grande!’. Pero, extrañamente, durante los últimos meses no he conseguido mucho”, admitió en declaraciones a Entertainment Weekly Ridley, quien en su currículum previo a su ingreso al universo de los Jedi acumulaba algunas participaciones en cortos y en series de televisión.

Pero alcanza con hacer un repaso del “día después de Star Wars” de varios de los artistas que le pusieron el cuerpo a la exitosa aventura interestelar para corroborar que el de Daisy es uno más entre los casos de quienes padecieron su “maldición”.

El tercero es que no fue vencido. A diferencia de Mark ‘Luke’ Hamill y Carrie ‘Leia’ Fischer, Harrison Ford logró despegar de las garras de “Star Wars”, y construir una trayectoria más allá de la historia. /Foto AP LucasFilm Ldt. & Tm.

Entre ellos, se cuenta el simpático Mark Hamill, que en 1977 le entregó su cuerpo a Luke Skywalker, de quien no pudo despedirse sino en abril de este año. Y si bien es cierto que lo hizo con una emotiva carta, lo cierto es que el rol lo identificó de tal modo, que difícilmente alguien recuerde su participación en alguna de las 14 películas que hizo por fuera de la saga.

No es que no haya trabajado mucho, que sí lo hizo, sobre todo en series de televisión y poniéndole voces a personajes de distintos proyectos cinematográficos; pero, entre nosotros, ¿alguien tiene registro de eso?

“Murió Carrie Fischer, la ‘princesa Leia de Star Wars'”, titularon los diarios del mundo el 26 y 27 de diciembre, según el horario en el que publicaron la triste noticia. ¿Cuántos se habrían preguntado de quién se trataba, de no haber leído la aclaración? ¿Cuántos la habrían ignorado por no saber con qué asociar ese nombre?

FILE – In this Nov. 13, 1978 file photo, Harrison Ford talks with Carrie Fisher during a break in the filming of the CBS-TV special “The Star Wars Holiday” in Los Angeles. On Tuesday, Dec. 27, 2016, a publicist says Fisher has died at the age of 60. (AP Photo/George Brich, File) Carrie Fisher Harrison Ford fallecimiento muerte actriz luego de sufrir un infarto en un avion fallecio murio actriz fotos de archivo

Pues bien, lo cierto es que Fischer no la pasó nada bien, después del éxito descomunal de su personaje, que la privó de cualquier intento de vida privada, y que pasó por situaciones en las que, estimulada por el LSD, decidió hacer topless en una playa, para regocijo de los turistas que pasaban por ahí, se topó con un diagnóstico de trastorno bipolar y se la pasó peleando e intimando con los demonios de varias adicciones.

A esta altura, es probable que además de por su personaje, la prince… perdón, Carrie Fischer, sea más recordada por su matrimonio fugaz con el cantante y autor Paul Simon; por su affair con un Harrison Ford casado y de 34 años, cuando ella vivía sus dulces 19; y por sus confesiones acumuladas en su libro La vida desde el filo, publicado en 1987, que por alguna de las 28 películas que hizo por fuera del mundo Star Wars, que le significó una gran cantidad de reconocimientos. Durante su velorio, claro.

Star Wars: The Force Awakens L to R: Leia (Carrie Fisher) & Han Solo (Harrison Ford) Ph: David James © 2015 Lucasfilm Ltd. & TM. All Right Reserved. harrison ford carrie fisher star wars el despertar de la fuerza cine escenas peliculas la guerra de las galaxias

Jake Lloyd tenía 10 años cuando se metió en la piel de Anakin Skywalker. ¿Qué más podría pedir un chico de esa edad, que ser parte de un universo fantástico como el de Star Wars. Un sueño del pibe que parece haber sido más bien una pesadilla para Lloyd, quien dos años después del estreno de Star Wars: Episodio I – La amenaza fantasma decidió que ya había tenido bastante, y se retiró de la actuación. 

Lloyd tenía 12, y no soportó el bullying de sus compañeros de colegio, pero tampoco el de la prensa. Tres años más tarde, se salvó de ser detenido por haber agredido a su madre, Lisa Riley, sólo porque ella prefirió no hacer la denuncia, revelando que Lloyd fue diagnosticado con esquizofrenia y no estaba tomando su medicación en ese momento. Pero nada pudo hacer cuando unos meses después, el adolescente fue arrestado en Carolina del Sur bajo el nombre de Jake Broadbent por conducir imprudentemente y sin licencia, después de una persecución policial de alta velocidad.

Jack Lloyd, en su rol de Anakin: su salto a la fama también lo puso al borde del abismo. /Foto AP Photo/Keith Hamshere

En abril de 2016, después de permanecer 10 meses sin juicio en el Centro de Detención del Condado de Colleton, Lloyd fue trasladado de la cárcel a un centro psiquiátrico. En enero de este año, su familia emitió un comunicado diciendo que Jack se acercó a su familia, y que fue diagnosticado oficialmente con esquizofrenia paranoide.

Distinto es el caso de David Prowse, nada más ni nada menos que el actor que le puso su cuerpo al temible Darth Vader, en la trilogía inicial de la saga. Sólo que nadie podría haberlo acosado tomando en cuenta su participación en el filme, porque ni su rostro ni su voz aparecieron jamás en pantalla. Y ni siquiera pudo sacar chapa con sus habilidades de espadachín: en las escenas finales de la lucha con sables de luz que mantiene con Luke, fue reemplazado por el coreógrafo.

De este lado del disfraz, el poder demoledor de Darth vader; del otro, ¿será David Prowse, o también lo habrán reemplazado para la foto? /Foto AP

Poseedor de la Orden del Imperio Británico, Prowse aparece en los créditos de algunos sketches de Benny Hill, la kubrickiana La naranja mecánica y la fantástica Casino Royale. Nada que lo haga visible a nuestros ojos reservados para caras famosas.

No obstante, todo indicaría que Ridley va en camino a salir de las redes malditas que Star Wars tiende sobre quienes atraviesan sus puertas de ingreso, que parecería que están perdiendo su poder para arruinar carreras promisorias. A tal punto es así, que la chica está lejos de guardar algún tipo de rencor contra los filmes que la sacaron del anonimato. “Finalizar Star Wars fue muy triste”, admitió, a la vez que reveló que en los últimos meses “las cosas empezaron a mejorar”.

Según comentó la actriz, a fines de marzo recibió una llamada para participar en el videojuego Twelve Minutes. Pero las propuestas no se reducen tan sólo a ser un personaje de consolas como durante algún tiempo lo fue Jack Lloyd de los encuentros de Comics.

Por lo demás, su nombre ya figura en varios proyectos, como la adaptación de Chaos Walking (Doug Liman), junto a Tom Holland; un protagónico para el drama de fantasía Kolma; y una película sobre la Segunda Guerra Mundial, titulada A Woman of No Importance. Ahora, la cuestión es que le encuentren director a ambas pelis; pero eso es apenas un detalle.

Mirá también

E.S.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

IMAGESLOVER Photo Flip Day 1 CLip art of Flip Day 2