la irreverencia como medio y no como fin

Hay dos maneras de ser provocadores: por la simple provocación en sí o como un artificio desde donde pararse para ir más allá. En el segundo grupo es donde puede incluirse Recursos humanos, la última comedia animada para adultos que acaba de estrenar Netflix.

Se trata de un spin-off (desprendimiento) de Big Mouth, otra exitosa serie que va por su quinta temporada, donde algunos de estos personajes empezaron a asomar.

La nueva apuesta se centra en todo el mundo laboral de esas criaturas que acompañan a los humanos como representaciones de cuestiones tan profundas como el amor, el sexo, las adicciones y la desesperación. Todo desde un humor irreverente, que camina constantemente por la cornisa.

En Recursos humanos, la serie animada para adultos de Netflix, hay amor, sexo, adicciones y desesperación.

En Recursos humanos, la serie animada para adultos de Netflix, hay amor, sexo, adicciones y desesperación.

Distintas especies

Bichos del amor, Monstruos de las hormonas, Magos de la vergüenza, Gatos de la depresión, Gremlins de la ambición y Rocas de la lógica, son algunas de las especies que conviven en las oficinas de una empresa que se dedica a “guiar a las personas” en la difícil tarea de las relaciones humanas.

Todo empieza cuando a cada uno de esos empleados se le asigna un “cliente” al que debe asistir, lo que convierte a las criaturas en una suerte de burócratas de los sentimientos. También pelearán entre ellos y entrarán en contradicción (y sí, como todo sentimiento que se precie de tal).

Desde el comienzo, “Recursos humanos” toma posición sobre varias cuestiones, como cuando dos monstruos de las hormonas terminan por error en el “Departamento de pensamiento mágico”, donde en una sola movida se encargan de la religión, la fe, el karma, la iluminación y la paz interior, señalándolas como “palabrerío” y sentenciando: “Los humanos son imbéciles”.

Si bien es una comedia irreverente y le gusta serlo, la propuesta no se queda sólo en la búsqueda de la risa -a veces incómoda-, y puede pasar de ese humor duro a la conmovedora delicadeza que muestran al tratar el Alzheimer, la maternidad e incluso el duelo por la muerte.

Los empleados de Recursos Humanos, la serie animada de Netflix, se convierten en "burócratas de los sentimientos".

Los empleados de Recursos Humanos, la serie animada de Netflix, se convierten en “burócratas de los sentimientos”.

En apenas segundos se las arregla para ir desde el chiste soez hasta la sensibilidad profunda para volver al gag grosero, y lo más sorprendente es que lo hace consiguiendo un equilibrio nada forzado.

El código de lo incorrecto

En Recursos humanos, como en South Park o Family Guy, por nombrar algunos antecesores del género, lo incorrecto comienza como provocación para convertirse en un código más.

Del mismo modo que en una película de superhéroes o fantasmas, una vez que el espectador “compra” la propuesta todo fluye con naturalidad, ya no se horroriza por los excesos y los toma como lo que son: humor, más o menos perturbador, pero humor al fin.

Recursos Humanos, la serie animada de Netflix, tiene humor ácido.

Recursos Humanos, la serie animada de Netflix, tiene humor ácido.

De todas maneras, para ser justos y no caer en la simplificación, vale resaltar que no todo es explícito. También hay espacio para sutilezas, chistes en segundo plano, bromas autorreferenciales, y hasta musicales tan burlones como cuidados.

Humor no para todos

Es cierto que este tipo de comedias no son para todo el mundo, y los que busquen corrección política será mejor que sigan de largo y exploren por otro lado. Pero para los que no se ponen colorados con alguna que otra “barbaridad” lo disfrutarán. Aunque, claro está, no es la opción ideal para sentarse a ver con, por ejemplo, los suegros.

Recursos humanos fue creada por Kelly Galuska, Nick Kroll, Andrew Goldberg , Mark Levin y Jennifer Flackett, y el elenco está repleto de caras (o voces, para ser exactos) distinguidas de la comedia norteamericana.

A las que se suman participaciones de estrellas como Henry Winkler, Lupita Nyong’o, Helen Mirren y el mismísimo Hugh Jackman como Dante, un “ángel de la adicción”, que se vuelve clave con el correr de los capítulos.

En Recursos Humanos, la serie animada de Netflix, hay voces de actores famosos.

En Recursos Humanos, la serie animada de Netflix, hay voces de actores famosos.

Hasta el momento, la serie cuenta con una temporada de diez capítulos de media hora cada uno, pero se da por descontado -incluso en algunos guiños del guion- que habrá mucho más del mundo de estas criaturas, que son ni más ni menos que una alegoría de la propia humanidad.

WD

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *