La historia detrás de la primera novia de John Travolta que tuvo un triste final



John Travolta y Diana Hyland se conocieron a fines de los 70 y consolidaron su relación; sin embargo, la tragedia impidió que el vínculo avanzara Fuente: LA NACION – Crédito: GROSBY GROUP

El actor John Travolta sufrió este año una de las pérdidas más dolorosas de su vida: la de su esposa, Kelly Preston, quien murió el 12 de julio tras una dura batalla contra un cáncer de mama. Once años antes, el matrimonio había sido golpeado por el fallecimiento de uno de sus hijos, Jett. El joven de 16 años sufrió una convulsión durante unas vacaciones en Bahamas. “Jett fue el hijo más maravilloso que dos padres pudieran pedir y encendía la vida de todos los que encontraba”, habían expresado en ese entonces Travolta y Preston sobre el adolescente que padecía la enfermedad de Kawasaki.

Mucho antes de que el actor formara una familia que, a pesar del dolor, disfrutó de maravillosos momentos juntos, el actor estuvo en pareja con la actriz Diana Hyland, relación de la que poco se conoce y que, por esas inexplicables vueltas de la vida, tuvo también un final extremadamente triste.

El primer flechazo que cambió la vida de Travolta

Travolta y Hyland se conocieron en un rodaje en 1976, y con 18 años de diferencia Fuente: LA NACION – Crédito: GROSBY GROUP

Diana Hyland comenzó su carrera como actriz en 1955, cuando tenía tan solo 19 años, en un episodio de la serie Robert Montgomery Presents, el primero de numerosos proyectos en la pantalla chica, donde desarrolló gran parte de su carrera. El 24 de abril de 1969, mientras brillaba en la exitosa soap opera Peyton Place, Hyland se casó con el actor Joe Goodson, con quien tuvo un hijo en común, Zachary. Sin embargo, el matrimonio no sobrevivió a las numerosas tormentas, y la pareja comunicó su divorcio en agosto de 1974.

Cuando la actriz pensaba que no iba a poder rehacer su vida, un día, sin esperarlo, conoció a John Travolta, 18 años menor que ella, en el set de la película hecha para televisión El chico en la burbuja de plástico, de Randal Kleiser. Curiosamente, en el film Travolta interpretaba al hijo del personaje de Hyland, y se trató del proyecto previo a la explosión del actor en la industria con Fiebre de sábado por la noche, que se estrenó un año después. Posteriormente, llegó Grease y nada volvió a ser lo mismo para él.

La filmación de El chico de la burbuja de plástico, película inspirada en una dura historia real, no fue un hito en la carrera de Travolta ni mucho menos, pero fue allí donde conoció al primer gran amor de su vida, quien lo conquistó de inmediato.

Lo curioso es que antes de que nos conociéramos pensaba que nunca tendría una relación exitosa, y a ella le pasaba lo mismo. Pero de un momento para el otro, nos encontramos y nos enamoramos

John Travolta sobre Diana Hyland

“Nunca estuve más enamorado de nadie en mi vida. Pensé que había estado enamorado antes, pero no. Desde el momento en que conocí a Diana me sentí atraído”, llegó a declarar el actor, quien recién estaba comenzando su carrera, sobre su pareja, quien ya tenía un hijo y una vasta trayectoria en el mundo televisivo. De hecho, en el rodaje de la biopic, ambos eran objetos de burla de sus compañeros de equipo, quienes se mostraban consternados ante la relación, debido a la diferencia de edad. De todos modos, esto no impidió que su noviazgo siguiera su curso con normalidad, especialmente porque los actores se habían encontrado en el momento perfecto y no iban a hacerse eco de las críticas.

“Me divierto más con ella que con nadie en mi vida”, declaró un joven Travolta. “Lo curioso es que antes de que nos conociéramos pensaba que nunca tendría una relación exitosa, y a ella le pasaba lo mismo. Pero de un momento para el otro nos encontramos y nos enamoramos”. Un día, Hyland le propuso a Travolta empezar a convivir juntos en su casa de Los Ángeles con el pequeño Zachary, y su pareja aceptó, al tiempo que empezaba a prepararse para el famoso rol de Tony Manero. La actriz, por su parte, comenzó a trabajar en la serie Happy Days para un episodio especial, y luego recibió la oferta de protagonizar la serie dramática Eight Is Enough. Es decir, la vida profesional y personal de ambos marchaban sobre ruedas.

La noticia menos pensada

Travolta estuvo cerca de su primera pareja hasta el momento de su muerte Fuente: LA NACION – Crédito: GROSBY GROUP

En la Navidad de 1976, meses después de comenzar su relación y con proyección de un feliz futuro en conjunto, Hyland empezó a sentirse mal y, tras realizarse un control médico, descubrió que sufría de un cáncer de mama muy avanzado. Los profesionales le sugirieron una operación inmediata pero, tras realizársela, no pudieron hacer mucho: la enfermedad ya había hecho metástasis. Tres meses después, en California, la actriz fallecía a los 41 años. A su lado se encontraba su hijo y, claro, Travolta, quien abandonó súbitamente el set de Fiebre de sábado por la noche para estar junto a ella en ese último suspiro.

Travolta tardó años en recomponer su vida y formar una pareja estable. El haber encontrado a la mujer de su vida para perderla en menos de un año lo sumió en un estado devastador del cual le costó reponerse. Si bien mantuvo relaciones a comienzos de los 80 con actrices como Catherine Deneuve y Marilu Henner, nada fue lo mismo.

Una segunda oportunidad

Todo cambió a comienzos de los 90, cuando conoció a su colega, Kelly Preston, de quien se enamoró al instante, como sucedió con Hyland. Ambos se casaron en 1991, y al año siguiente tuvieron a su primer hijo, Jett, quien ya de pequeño fue diagnosticado con la enfermedad de Kawasaki. Ocho años después, el matrimonio le daba la bienvenida a Ella Blue.

Si bien la relación estuvo plagada de rumores de infidelidad, adicciones, y situaciones vinculadas a la adhesión de ambos a la Cienciología, siempre mantuvieron un perfil bajo y nunca se distanciaron. La muerte de Jett los unió aún más, como también el nacimiento de Benjamin, en 2010, que implicó un renacer para ambos. “Tratamos de tener un bebé durante tres años y nos sentimos bendecidos cuando al final ocurrió. Es una de las cosas más gratificantes que una persona puede experimentar en la vida y he tenido el placer de experimentarlo con tres hijos increíbles. Ser madre me hace la mujer más feliz”, le había manifestado la actriz de Jerry Maguire a la edición británica de la revista ¡Hola!

Una década después de esa hermosa noticia, Travolta fue golpeado por otra muerte que puso a prueba su entereza. Preston, al igual que Hyland, también sucumbió a un cáncer de mama, a los 57 años. En noviembre de este año, el actor se dirigió a sus seguidores con un sentido mensaje en las redes. “Solo quería aprovechar este momento para agradecer a todos y a cada uno de ustedes por apoyarme de una manera tan increíble este año”, expresó. “Feliz Día de Acción de Gracias y mucho amor, siempre”, escribió el actor que enfrentó pérdidas durísimas pero que intenta, desde su lugar y con el apoyo de sus hijos, salir adelante.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *