La historia de vida de Naza Di Serio, “la chica del tiempo” en TN que pegó el salto y reemplazará a Barassi

“Estoy pasada de rosca”, avisa Nazarena Di Serio, y un sonido ambiente de fondo, que asoma al atender la llamada con Clarín, explica su desvelo. Es casi la medianoche del lunes y la descontracturada chica del clima en TN y El Trece sabe que, por lo menos, le restan dos horas más frente a la pantalla.

“Estoy muy manija viendo las repeticiones de 100 argentinos dicen, por YouTube, porque mañana empiezo a grabar y quiero tenerlo bien calado. Eso merece mucha dedicación y tiempo”, asume, tras el primer ensayo en piso como reemplazo de Darío Barassi en sus vacaciones, la locutora que refresca las madrugadas porteñas en Tiempo del tiempo y, minutos después, en Arriba argentinos junto a Marcelo Bonelli.

“Cuando vivía en Ituzaingó me tenía que levantar a las 3 de la mañana para trabajar, así que me mudé a Capital. Trabajo no me falta y, ganas, tampoco. Estoy en 7 noticieros y a veces todo el día ahí adentro, pero no me importa. Ya estoy en el canal hace 5 años y siempre buscando distintos lugares para crecer”, dice horas antes de salir a probarse con el nuevo tanque de las tardes de El Trece.

Naza tenía planeado ir a Mendoza estos días, pero su participación se adelantó. Y desarmó la valija.

Naza tenía planeado ir a Mendoza estos días, pero su participación se adelantó. Y desarmó la valija.

La chance del sueño cumplido mata vacaciones

Con 28 años y una frescura natural, su participación se emitirá al aire la semana que viene (del lunes 17 al viernes 21), sumándose a las figuras ya convocadas como Dani La Chepi y Manuela Viale (le tocó reemplazarlo esta semana).

“Me tocaba después de Fede Bal, pero se adelantó un poquito al enterarnos de su Covid positivo. Justo se dio ahora que me estaba por ir de vacaciones, pero me importó poco. Porque es una recontra oportunidad”.

-¿Ya tenías pasaje?

Cancelé todo. Tenía un viaje a Mendoza, pero, bueno, son un amor allá, así que me bancan en ésta e iré en febrero. Aunque sea un fin de semana. Me iba con una de mis mejores amigas que también me banca porque le quemo la cabeza. Estoy manija hace bastante con diferentes situaciones: hice el casting para el nuevo programa El gran juego de la Oca, e insistí mucho en el canal para tener una oportunidad.

“Porque en noticias estaba un poco encapsulada y siempre quise hacer entretenimientos. En ese casting no quedé, pero para el de Darío, que me llamaron, fui corriendo a hacerlo”, reconoce sin pudor sobre la chance de cubrir el espacio de Barassi en enero.

-Que, además, es el caballito de batalla de El Trece…

-Es una oportunidad que la quiero aprovechar al mil. La gente que me sigue me recontra arengaba y es la misma que me hizo creer que yo podía conducir. Incluso las mujeres, que fue lo que más me costó.

Antes estaba eso de la chica del tiempo que le roba el trabajo al meteorólogo, que es rubia y flaca. Yo creo que pude romper un poco con eso. Y, volviendo a este desafío, cuando uno es muy bueno en lo suyo, como Darío, hace parecer que su trabajo es fácil, pero no lo es ni por casualidad”, lo elogia genuinamente.

-¿Te interesa el formato? ¿Lo consumís?

-Recontra. Es más, en los chats con mis amigas son todos stickers con frases de Barassi. Yo lo miro siempre y me mato de risa. Sé que es un tanque para el canal, que tiene un fandom tremendo, pero yo no lo voy a cubrir, sino que voy a cuidar la casa de Darío. Me dan una libertad tremenda para jugar, pero no me quiero pasar de rosca. Es algo que nunca hice y me da unos nervios y miedo terribles.

-¿Es diferente a la adrenalina del vivo?

-Sí, pero es una adrenalina linda. Como cuando te estás por tirar de un paracaídas. ¡Es sangre a full en las venas! Además de ser otro formato, al ser grabado es distinta la técnica, las pausas que tengo que hacer… Y estoy súper abierta a aprender. Cuando no quedé en El juego de la Oca me recontra frustré y la pasé mal. Después se me pasó.

Soy tu fan: Di Serio se confiesa admiradora de Barassi y de su programa. Y se divierte con sus stickers.

Soy tu fan: Di Serio se confiesa admiradora de Barassi y de su programa. Y se divierte con sus stickers.

Y apela a la memoria: “Me acuerdo de cuando empecé en esto y estaba estudiando… No tenía ningún contacto, y ahí también me ‘pegaba’ a mí misma porque diferentes cuestiones no se daban, hasta que se dio una”.

-¿Te cerraron muchas puertas?

-En realidad, yo venía de una clase media baja, de Ituzaingó Sur, y no tenía tantos recursos. Me esforcé un montón para recibirme y empezar a buscar trabajo. Mi mamá es madre soltera y se laburó todo, la remó fuerte y yo trabajo desde los 12, o sea que la calle está. Pero no porque ella me lo pidiera, sino porque si yo quería comprarme una remera no se la pedía para no hacerla sentir mal.

De cosméticos a sahumerios: “Yo te vendo lo que sea”

Y repasa: “Fui desde revendedora de productos de cosmética, a vendedora ambulante de sahumerios, de los carteles de “Feliz cumpleaños” que se cuelgan en la puerta. ¡Yo te vendo lo que sea! Todo lo que había al por mayor lo compraba y lo vendía. Salía con mi mamá a vender desde mi casa a Padua o a Merlo. Ella cobraba el plan Jefes y Jefas, que con eso pagaba todo, y yo me daba mis gustitos”.

Las caras del tiempo: Naza y su amigo Matías Bertolotti, meteorólogo que la ha dado algunos tips. Fotos IG @matute_emanuel

Las caras del tiempo: Naza y su amigo Matías Bertolotti, meteorólogo que la ha dado algunos tips. Fotos IG @matute_emanuel

Recuerda que “también trabajé en un local de comidas rápidas desde los 15, cuatro horas por día, lo que me daba el espacio para estudiar. Pasé por un supermercado de cajera y de fiambrera. Eso sí que fue horrible, era como un autoservicio que tenía de todo, donde duré 6 meses”.

-Pero te ayudó a colaborar en tu casa.

-Sí. Aparte mi mamá empezó con hipertiroidismo y, como limpiaba casas, ya no pudo hacerlo porque no tenía fuerza. En esa época no estaba mal el sueldo, ganaba como 32 pesos la hora. Para una chica joven como yo, estaba buenísimo.

-¿A tu papá no lo conociste?

-No, ni tampoco me interesa. ¿Viste que pasa mucho en las familias que, cuando a uno lo abandonan la madre o el padre, se genera un trauma muy groso? Yo empecé a entender que sí, que una persona se fue, pero mi vieja se quedó y, con todo lo malo que pasaba alrededor, eligió quedarse, en Pampa y la vía. Pero se hizo cargo de mí para sacarlo a flote. Y me quedo con eso.

Sabe cantar, bailar y ahora abrirá la puerta para ir a jugar

Con más picardía que solemnidad, la locutora con 210 mil seguidores, fogueada en Estudio Playa, radio de su referente, Juan Alberto Badía, se anima a desacartonar las clásicas mesas informativas: canta, baila en TikTok y hasta llegó a postularse al aire, con el aval su colega Sergio Lapegüe, para La Academia.

Nazarena Di Serio no tiene reparos en cantar y bailar en cámara. Se sabe muchas de El Club del Clan.

Nazarena Di Serio no tiene reparos en cantar y bailar en cámara. Se sabe muchas de El Club del Clan.

“Me llevo recontra bien con la gente de LaFlia (la productora de Marcelo Tinelli) y siempre me dijeron que cuando quiera tengo la puerta abierta de su programa. Pero no lo haría, es un show tremendo. No me animo. Hay que bancarse un montón de críticas y yo me pongo a llorar”, admite.

-Pero con el baile no se te ve muy pudorosa…

-No, pero una cosa es bromear al aire en el noticiero. Aparte soy disléxica y no te puedo coordinar una coreografía. En el programa de Barassi, cuando me decían movete a la izquierda, a la derecha, yo le erraba. Soy muy torpe.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *