La historia de Queen y la voz de Adam Lambert, en un documental de Netflix



En 2012, el legendario grupo Queen decidió sumar a sus filas al cantante Adam Lambert, que tres años antes había quedado segundo en el reality American Idol. Desde entonces, realizan giras en conjunto, en una suerte de experimento musical, con Lambert cumpliendo el rol que alguna vez ocupó el inigualable Freddie Mercury.

Ahora, Netflix ofrece el documental, Show Must Go On, con imágenes inéditas y entrevistas en la que se cuenta la historia de este encuentro, realizado en 2019.

Con la muerte de Mercury, emblema del grupo y leyenda internacional, en 1991 los otros tres integrantes de la banda, Brian May y Roger Taylor, tras la decisión de John Deacon de silenciar su bajo para siempre, se encontraron con el dilema de ocupar o no el vacío que dejaba el cantante. 

Adam Lambert demostró con creces que el lugar que había ocupado Freddie Mercury no le quedaba nada grande. /Foto Martín Bonetto

Con la llegada de Lambert, mucho tiempo después, en 2009, tanto el cantante estadounidense como los músicos británicos decidieron no intentar suplantarlo ni imitarlo porque, siempre quedaría en evidencia, la falta de Mercury. Y fueron por otro camino: dejar que Lambert mostrara su propia personalidad aprovechando sus dotes y su talento como vocalista.

De esa manera, todos evitar situaciones que hubieran ido directo al fracaso y al ridículo y apostaron por una nueva etapa, completamente distinta para el grupo. De esa manera, Lambert aportó lo suyo, y lo hizo muy bien.

En 2018, llegó Bohemian Rhapsody, la exitosa película que contó la vida de Freddie Mercury (con Rami Malek, personificando al cantante),y aprovechando ese camino, la cadena ABC estrenó The Show Must Go On: The Queen + Adam Lambert Story (El show debe continuar: Queen y la historia de Adam Lambert) un documental realizado por Christopher Bird y Simon Lupton que ahora puede verse en Netflix.

El filme relata el curioso caso de un joven ignoto que, luego de participar de la octava temporada del reality American Idol, donde quedó en el segundo puesto, llegó a los escenarios a tratar de ponerse en uno de los lugares con más carga en la historia del rock, como el de Freddie Mercury.

Queen y Adam Lambert, en plena faena en GEBA, durante el show que dieron en su última visita a la Argentina. /Foto Martín Bonetto

El documental de 85 minutos relata situaciones casi de intimidad entre los músicos como cuando May cuenta que Taylor y él casi nunca están de acuerdo y otros momentos detrás de escena que intentan reflejar el verdadero espíritu de la banda.

Desde la muerte de Mercury y con el inminente final del grupo debido a esa pérdida, la película reconstruye cómo fue que llegaron hasta el encuentro con Lambert a quien, por su parte, muestran en su recorrido intentando abrirse paso en la música.

Según cuenta May, durante una performance de We Are the Champions, sintieron que había química entre Lambert y el grupo y decidieron sumarlo a las giras mundiales.

De esta manera, dieron comienzo a una etapa de Queen, volvieron a los shows multitudinarios. El documental también incluye una entrevista de Freddie Mercury, donde vuelve a demostrar su carisma único.

Haber perdido la final de American Idol fue lo que posibilitó que emprendiera una carrera solista y pudiera unirse al grupo, más libre de compromisos comerciales que el ganador, Kris Allen. Show Must Go On también habla de otros temas referidos a Lambert, como sus elecciones sexuales y su manera de ser extrovertida con una personalidad con tendencia al escándalo.

Mirá también

E.S.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

IMAGESLOVER Photo Flip Day 1 CLip art of Flip Day 2