La edición de los Globos de Oro fue atípica: ¿tendrán futuro estos premios?

Lo increíble se hizo realidad: los Globos de Oro, que abrían la temporada de premios de Hollywood en una ceremonia seguida por millones de televidentes en todo el mundo, se redujeron a una serie de tweets. Que El poder del perro y Amor sin barreras se hayan llevado los principales reconocimientos es una mera anécdota.

Se sabe: la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA, según sus siglas en inglés), la entidad que da estos premios, viene siendo acusada de racismo y corrupción, y de ahí el boicot que hizo que en la gala no hubiera estrellas, alfombra roja, anfitrión de humor ácido, prensa. Ni siquiera una transmisión en vivo.

Cómo fue esta entrega

Una imagen de la atípica ceremonia de los Globos de Oro. Foto AFP

Una imagen de la atípica ceremonia de los Globos de Oro. Foto AFP

La ceremonia se transformó en un pequeño evento privado de 90 minutos de duración a puertas cerradas en un salón del hotel Beverly Hilton de Los Ángeles. Si bien las cifras de rating venían cayendo estrepitosamente (de 18 millones de espectadores en Estados Unidos en 2020 se habían reducido a 6,9 millones en 2021), poco tiempo atrás era inimaginable que pasara algo como lo que ocurrió este domingo a la noche.

En realidad, se suponía que ni siquiera se iban a realizar, así que dentro del apocalíptico panorama, podría leerse como un triunfo de la HFPA que hoy se esté hablando de ganadores y perdedores de la estatuilla.

En cuanto a la repercusión, tuvieron un golpe de suerte: se suponía que iban a quedar completamente opacados por los Critics’ Choice Awards, que se iban a realizar este domingo. pero finalmente se postergaron por la situación sanitaria.

Sacando fuerzas de la flaqueza, esta edición de los Globos de Oro se usó para señalar las mejoras en cuanto a diversidad y ética que está realizando la HFPA.

El lavado de cara incluyó la “revisión” de los estatutos previamente restrictivos en cuanto a la composición de la entidad, la implementación de cambios con respecto al código de conducta y las prácticas éticas, y la incorporación de un conjunto “diverso” (léase, mujeres y de minoría étnicas) de nuevos socios.

“El año pasado, la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood fue desafiada a cambiar, y lo hicimos”, sacó pecho Helen Hoehne, su presidenta. “Tanto internamente, dentro de la Asociación, como sumando 21 miembros para aportar nuevas perspectivas. Estamos en un viaje de cambio y no vamos a descansar. Vamos a ser honestos sobre lo que estamos aprendiendo y desafiar a otros a unirse a nosotros”.

Incluso contaron con el apoyo de la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NAACP, por sus siglas en inglés).

Kyle Bowser, vicepresidente senior de la oficina de Hollywood de esa entidad, habló de una iniciativa conjunta de cinco años para aumentar la diversidad, la equidad y la inclusión en la entidad que entrega los Globos de Oro. “La imaginación es la moneda que sostiene e impulsa a las industrias del entretenimiento”, dijo durante la ceremonia.

El apoyo de dos estrellas a distancia

Arnold Schwarzenegger habla durante la 79na edición de los Globos de Oro. Foto EFE

Arnold Schwarzenegger habla durante la 79na edición de los Globos de Oro. Foto EFE

El plan fue centrar esta 79na edición en las tareas filantrópicas de la entidad. Así, los triunfadores fueron anunciados por miembros de organizaciones sin fines de lucro apoyadas por la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood.

Sin figuras presentes, por lo menos dos nombres de cierto peso en la industria, Arnold Schwarzenegger y Jamie Lee Curtis, aparecieron a través de un video para hablar sobre los esfuerzos filantrópicos de la HFPA.

“Solo quería honrarlos y apoyarlos. Estoy orgullosa de estar asociada con ellos en esta empresa”, dijo la protagonista de la franquicia Halloween. Por su parte, Terminator le agradeció a la organización por haber ayudado a lanzar su carrera al reconocerlo como revelación del año 1977.

Confusión y errores

Una imagen de la atípica ceremonia de los Globos de Oro. Foto AFP

Una imagen de la atípica ceremonia de los Globos de Oro. Foto AFP

Aunque anunciar a los ganadores vía redes sociales parece pan comido, esta modalidad no estuvo a salvo de cierta confusión. Es que los tuits en varias oportunidades omitieron decir exactamente por qué película o programa había sido premiada una persona.

Así, para anunciar el ganador al mejor actor de película musical o comedia, la organización tuiteó: “Se necesitan 43 músculos para sonreír. Gracias por el entrenamiento, Andrew Garfield, y felicitaciones por llevarse a casa el #GoldenGlobe al Mejor Actor-Película-Musical/Comedia”, sin mencionar que el premio fue por su tarea en tick, tick… ¡BOOM!

En busca de darles cierta gracia a los textos, a veces los tuits resultaron inapropiados. Al anunciar la victoria de Amor sin barreras, la organización publicó el siguiente párrafo: “Si la risa es la mejor medicina, Amor sin barreras es la cura para lo que te aqueja”, olvidando que el musical dirigido por Steven Spielberg es una tragedia.

Después lo borraron y escribieron un tuit nuevo sobre la “música” como la mejor medicina.

Un premio histórico

Mj Rodriguez, primera actriz transgénero premiada por "pose". Foto AFP

Mj Rodriguez, primera actriz transgénero premiada por “pose”. Foto AFP

En una época en que la lupa está puesta más en el género o el color que en el talento de los ganadores, estos deslucidos Globos de Oro pueden sacar chapa de haber premiado por primera vez en su historia a una actriz transgénero: Michaela Jaé Rodríguez ganó su papel de Blanca en Pose. Por si eso fuera poco, la ganadora tiene sangre afroamericana y latina.

¿Morirán los Globos de Oro?

¿Están heridos de muerte los Globos de Oro? No hay que apurarse a firmar el certificado de defunción. Después de todo, hace apenas cuatro años, en 2018, la cadena NBC firmó un contrato con la HFPA y la productora Dick Clark Productions para transmitir la ceremonia durante los siguientes ocho años a cambio de 60 millones de dólares anuales.

No hay que olvidarse de que solía ser la gala más vista detrás de la de los Oscar y los Grammy.

Por eso en mayo, cuando el escándalo arreciaba y NBC anunció que no televisaría esta edición, la empresa dio señales de esperanza hacia el futuro, supeditando su continuidad a un cambio de imagen de la HFPA. “Suponiendo que la entidad ejecute su plan, tenemos la esperanza de que estaremos en condiciones de transmitir los premios en enero de 2023”, decía el comunicado.

Con tantos millones de dólares e intereses en danza, es probable que los Globos de Oro tengan una nueva oportunidad. En una era en que la industria audiovisual se abraza como nunca al reciclaje, tal vez lo que ocurrió este domingo no haya más que un nuevo comienzo para estos octogenarios premios.

WD

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *