La disculpa del periodista que engañó a Lady Di para conseguir “la entrevista del siglo”



Martin Bashir dice que “nunca quiso herir” a la princesa Diana en su entrevista de 1995 con el programa Panorama de la BBC, y añade: “No creo que lo hiciéramos”. El experiodista de la BBC actuó de manera “engañosa” y falsificó documentos para obtener la entrevista con la princesa de Gales, concluyó una investigación independiente.

En declaraciones al diario británico Sunday Times, Bashir dijo que estaba “profundamente arrepentido” con los hijos de Diana, los duques de Cambridge y Sussex, William y Harry. Sin embargo, rechazó la afirmación del príncipe William de que él alimentó la paranoia de la princesa, y asegura que eran cercanos y que él “la quería”.

Bashir le contó al periódico que incluso a principios de los 90 había historias y llamadas telefónicas grabadas en secreto y que él “no fue la fuente de nada de eso”. El periodista dijo que la princesa Diana nunca estuvo descontenta con el contenido de la entrevista y que siguieron siendo amigos después de la emisión del programa.

La princesa incluso visitó a su esposa en un hospital del sur de Londres el día en que dio a luz al tercer hijo de la pareja, dijo Bashir. “Todo lo que hicimos respecto a la entrevista fue lo que ella quiso, desde cuando quiso alertar a Palacio, hasta cuando fue transmitida y su contenido”, dijo al diario.

Respecto a mostrarle al hermano de Diana, Charles Spencer, extractos bancarios falsificados declara: “Obviamente lo lamento, estuvo mal. Pero no tuvo nada que ver. No tuvo ninguna influencia en Diana ni en la entrevista”.

LadyArchivo LN

“Un hombre roto”

La periodista del Sunday Times, Rosamund Urwin, quien conoció a Bashir en persona para la entrevista, dijo que parecía un hombre roto, pero agregó que notaba que era un buen actor. Le dijo al programa radiofónico Sunday Breakfast de la BBC: “Sentí que él no estaba tan arrepentido como podría estar en esa circunstancia, buscar siempre una excusa en lugar de una disculpa me parece problemático”.

El jueves, el informe independiente del juez jubilado John Dyson encontró que Bashir fue poco fiable y deshonesto, y que la BBC no cumplió con sus altos estándares al responder preguntas sobre la entrevista. También reveló que Bashir violó gravemente las reglas de la emisora al emitir documentos falsos, que mostró al hermano de la princesa Diana, Charles Spencer, para obtener la entrevista.

Dyson también criticó la investigación interna de la BBC en 1996, que libró a Bashir y BBC News de irregularidades, como “lamentablemente ineficaz” y el sábado Tony Hall, quien había dirigido esa investigación como jefe de BBC News, renunció como presidente de la National Gallery, el principal museo de arte de Londres.

Hall se convirtió en director general cuando la BBC volvió a contratar a Bashir como corresponsal de asuntos religiosos en 2016, y luego fue ascendido a editor de religión.

Los príncipes William (centro) y Harry (der.) eran niños cuando la entrevista con la BBC se transmitió.

“Periodismo mezquino”

Bashir dejó la BBC sin indemnización a principios de este mes, alegando problemas de salud. El presidente del Comité Selecto de Cultura, Medios de Comunicación y Deporte Digital -de la Cámara de los Comunes británica- Julian Knight, pidió al actual director general de la BBC, Tim Davie, que explique cómo Bashir volvió a ser contratado en 2016.

Knight dijo al programa Today de la BBC que es necesario realizar más reformas y fortalecer la política editorial dentro de la corporación. El domingo dijo en el programa BBC Breakfast: “Necesitamos estar seguros de que se conocen los procedimientos, de que la política editorial se respeta y tiene una voz lo suficientemente fuerte en la BBC para que en el futuro no tengamos ninguna posibilidad de que este periodismo mezquino se repita”.

La BBC ha defendido la recontratación de Bashir, diciendo que ocupó el puesto tras un competitivo proceso de entrevistas. La entrevista fue una gran primicia para la BBC. En ella, la famosa princesa dijo: “Éramos tres en este matrimonio”.

A principios de esta semana, Charles Spencer le dijo al programa Panorama de la BBC que traza “una línea” entre la muerte de su hermana y su encuentro con Bashir.

La princesa murió en 1997, después de que el auto en el que se encontraba se estrellara en el túnel del Puente del Alma, en París.

Bashir le dijo al Sunday Times: “Puedo entender la motivación [de los comentarios de Charles Spencer], pero para canalizar la tragedia, la difícil relación entre la Familia Real y los medios de comunicación solo sobre mis hombros es poco razonable. Sugerir que soy el único responsable creo que es irrazonable e injusto”.

Cuando se le preguntó sobre si era capaz de perdonarse a sí mismo, aparentemente dijo: “Esa es una pregunta muy difícil porque fue un error grave. Espero que la gente me dé la oportunidad de demostrar que estoy debidamente arrepentido de lo sucedido”.

Spencer pidió a la Policía Metropolitana de Londres que investigue a la BBC. A principios de esta semana, la fuerza policial dijo que evaluaría el informe del exjuez Dyson “para asegurarse de que no haya nuevas pruebas significativas”, después de decidir previamente en contra de una investigación criminal.

El hermano de la difunta princesa Diana publicó una imagen de su infancia. Hace unas semanas acusó a la BBC de utilizar métodos fraudulentos para conseguir la famosa entrevista de 1995 a Lady Di. Sus acusaciones suelen causar polémica debido a que hay pruebas de que el vínculo entre los hermanos noInstagram

¿Qué concluyó la investigación?

ARCHIVO – Esta foto del 22 de enero del 2013 muestra a Marti Bashir en un evento en Washington. Una investigación concluyó que Bashir, entonces periodista de la BBC, usó “conducta fraudulenta” para conseguir una polémica entrevista con la princesa Diana en 1995, en una “violación grave” de las directrices de la televisora. BBC MundoConocé The Trust Project



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *