La curiosa obra de teatro hecha por WhatsApp en plena avenida Corrientes



Antes de que se apaguen las luces de un teatro, una voz grabada o algún asistente de la sala le pide al público que apague sus celulares. En Clavemos el visto la consigna es exactamente la contraria: encender los celulares y subir el volumen de las notificaciones.

Esta curiosa obra de teatro, “aventura performática” o “experiencia teatral interactiva”, como la definen sus creadores, propone dejar atrás las butacas y ponerse en movimiento para iniciar un recorrido guiado por WhatsApp. Todo transcurre fuera de la sala, en la mismísima avenida Corrientes.

“Voy mucho al teatro, y me la paso analizando el comportamiento de los espectadores. En los últimos años noté que, aunque se les pide en reiteradas oportunidades que apaguen los celulares, los usan durante las funciones. Chatean y hasta atienden llamadas. Me propuse aprovechar la imposibilidad de las personas para desconectarse, quise poner esa problemática al servicio de una producción artística”.

En “Clavemos el visto”, todos los espectadores integran un mismo grupo de Whatsapp.

Quien habla es Ezequiel Hara Duck, también conocido como El Conde, histórico productor de Metro y Medio (FM 95.1), el programa de Sebastián Wainraich. Ya implementó el formato en Perfil bajo, una obra de teatro por WhatsApp diseñada a medida de un solo espectador, y ahora se asoció con Jony Camiser, productor de eventos masivos, para crear Clavemos el visto.

Como en una toma de yudo, Hara Duck usa la fuerza del celular, un rival natural del teatro, para favorecer la teatralidad. “Hay un impulso casi instintivo a revisar el celular. En el teatro tradicional los teléfonos aparecen arriba del escenario y los personajes los utilizan, pero se les prohíbe hacerlo a los espectadores. Los directores de teatro no tienen en cuenta esta dependencia tecnológica, y es un gran desafío del teatro actual competir contra el aburrimiento y la ansiedad de ver la pantalla del celular”.

La experiencia empieza en el hall del Teatro Metropolitan Sura, cuando todos los espectadores entran en simultáneo a un grupo de WhatsApp. Una vez que se unieron, reciben mensajes con indicaciones que detonan una serie de experiencias y ya no distinguen qué es ficción y qué realidad. Ignoran si quienes los rodean son actores, otros espectadores o simples transeúntes que desconocen su participación en esta obra.

En “Clavemos el visto”, los espectadores son a la vez protagonistas de una obra que se desarrolla en la peatonal Corrientes.

Durante los 60 minutos que dura cada función, el público se convierte en protagonista de una ficción urbana: la peatonal Corrientes queda intervenida por diferentes microescenas. Pueden cantar como en un gran coro, hacer sonar sus teléfonos al unísono o caminar hacia atrás en cámara lenta: nada pasa inadvertido y todo llama la atención de los transeúntes, el otro público de la obra.

“Corrientes es el lugar ideal para esta experiencia. Cumple un rol protagónico. Nosotros buscamos reflejar su espíritu, con sus historias, sus personajes, las pizzerías, los teatros, los encuentros con amigos y las librerías. Toda la obra está diseñada específicamente para ser montada en la peatonal, en un ámbito contenido y seguro”, subraya Camiser.

Mirá también

Y agrega: “Nosotros estudiamos el comportamiento de las audiencias. Diseñamos el concepto de la obra como una invitación a levantar la vista de la pantalla y conectar con el entorno y los otros participantes, para que puedan ver la ciudad. La propuesta no es estar mirando el teléfono constantemente, sino todo lo contrario: que el público se conecte entre sí y con lo que lo rodea”.

Según los directores de Clavemos el visto, la obra es apta para todo tipo de público. “Lo hemos comprobado en los ensayos y funciones que hicimos. Los que vienen solos se divierten mucho, gente que se cree tímida la pasa muy bien, y los grupos de amigos también”, dice Hara Duck.

Mirá también

¿Y cómo reacciona la gente que justo en el momento de la función está caminando por Corrientes? “Muchos sienten curiosidad de ver qué es lo que está haciendo este grupo de gente que está actuando de forma rara. Todo el tiempo se acercan y preguntan cómo pueden sumarse a participar. Nos han ofrecido pagar la entrada en el momento para para sumarse y jugar”.

Clavemos el visto va los sábados a las 19 y 20.45 en el Teatro Metropolitan Sura (Av. Corrientes 1343). Entradas: $450.

Sitio oficial: www.clavemoselvisto.com. Se recomienda llegar con la batería del celular cargada y acceso a la red de datos móviles 3G/4G.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *