La casa de papel versus los fabricantes del “Fitito”, una pelea increíble



Si vas a publicar un comentario en las redes sociales, no te apures, pensalo un momento. Se te puede volver en contra. 

Algo así le sucedió a Netflix, la principal plataforma de streaming, cuando usó su cuenta de Twitter para promocionar la cuarta temporada de La casa de papel, la serie que se estrenó el 3 de abril y se convirtió en furor rápidamente, como suele suceder con esta ficción protagonizada por un grupo de atracadores de mameluco rojo y caretas de Salvador Dalí.

En esa red social, Netflix escribió el fragmento de un diálogo entre dos personajes de la serie, Denver y Río: “Eres un Maserati. No te quedes con alguien que te trate como un 600”, dijo Denver, en referencia al histórico auto que Fiat fabricó de 1955 a 1982 y vendió millones de unidades en todo el mundo. Sí: la queridísima “Bola”, “Bolita”, “Fitito” o, directamente, “Fito”.

El tuit de Netflix tuvo gran repercusión en las redes sociales, con cerca de 45.000 retuits y más de 98.000 me gusta, además de 700 comentarios.

Atracadoras, sensuales y de rojo, las chicas de La casa de papel, la serie que es furor.

El más contundente llegó de la mano de Seat, la marca que obtuvo en España la licencia para fabricarlo, que replicó: “A menos que ‘tratarte como a un 600’ signifique cuidarte durante los próximos 50 años y vivir el resto de aventuras de tu vida juntos”. Al ángulo, sin dudas. Una respuesta finísima.

La réplica de Seat tuvo mucha relevancia porque, además, se trata de una de las empresas que está colaborando con el Gobierno de España para la fabricación de utensilios destinados a luchar contra la pandemia de coronavirus.

ERES UN MASERATI. No te quedes con alguien que te trate como un 600.

— Netflix España (@NetflixES) April 3, 2020

Es más, desde la planta que la empresa tiene en Martorell ya han salido las primeras partidas de respiradores artificiales hacia diversos hospitales de ese país, para aliviar los síntomas de las personas infectadas por el virus.

A menos que “tratarte como a un 600” signifique cuidarte durante los próximos 50 años y vivir el resto de aventuras de tu vida juntos 😉

— SEAT España (@tuSEAT) April 3, 2020

En España, al Seat 600 también se lo conoció como “Pelotilla” y “Ombligo” y fue producido de 1957 a 1973.

De color blanco, negro (“como una bola ocho de pool) o verde (“como una aceituna”), se presentó como una solución muy atractiva para las personas que no podían comprar un coche de altas prestaciones.

Con el tiempo se volvió “un auto de masas”, hasta que las ventas empezaron  a caer por la llegada de nuevos modelos, como el Renault 5.

Un Seat 600, durante el festejo de uno de los campeonatos del Barcelona.

Austero, sin los lujos de un rodado “deportivo” como el Maserati (por qué no, ideal para las figuras del Milan o la Juventus), el Fiat 600 fue diseñado por el ingeniero italiano Dante Giacosa durante la posguerra.

En nuestro país, como en el resto del mundo, también es un “clásico”, un auto “de culto”.

Además, el “Fito” -no confundir con el Topolino que usaba Johnny Tolengo en Calabromas- tiene miles de fans, con varios “clubes oficiales”, que se reúnen cada tanto para seguir admirando las prestaciones de este “ícono de la argentinidad”, “el coche más tierno”, “un verdadero antihéroe”.

Roberto Goyeneche con su familia posa junto a su primer auto, un Fiat 600. Foto Archivo Clarin.

El cruce entre Netflix y Seat quedará para la historia, definitivamente. Sin embargo, no fue la primera vez que una empresa de autos recurre a la ironía para replicar un mensaje en el que se siente aludida.

En agosto de 2018, las alemanas BMW y Audi protagonizaron una fuerte polémica, cuando la primera publicó un post en su cuenta de Twitter para promocionar el BMW M4.

Un modelo de Maserati, el 5000 GT.

En la imagen se veía cómo el vehículo iba dejando atrás unas poderosas chispas que se parecían a los aros del logotipo de Audi.

En ese momento, la respuesta de Audi no se hizo esperar. La empresa señaló que, para promocionar sus autos, BMW tenía que mencionar a su competidor directo.

Más reciente fue la intervención de Elon Musk, el fundador de Tesla, quien usó las redes sociales para defender la posición de la firma estadounidense frente a sus competidoras europeas en la lucha por liderar el segmento de los vehículos eléctricos.

Mirá también

Cuando Audi sacó al mercado el SUV eléctrico e-tron, bautizado con este nombre por la combinación de las abreviaturas de eléctrico y electrónico, no se dio cuenta de que en francés el término “étron” significa más o menos “excremento”.

Rápidamente, y como pasa habitualmente, los comentarios que se hicieron al respecto fueron de lo más divertidos.

​Tanto fue así que al dueño de Tesla le llegó el comentario de uno de sus seguidores explicando el significado de la palabra “étron” en francés y él lo compartió agregando la siguiente frase: “Stop sending me this étron, Audi”, que sería algo así como “para de enviarme este excremento, Audi”.

WD

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *