La cantante FKA twigs contó detalles sobre los abusos de Shia LaBeouf


“Es un milagro que haya salido viva”. Así comienza la entrevista que la cantante británica FKA twigs le dio a la revista Elle para su tapa de marzo. En el extenso reportaje, la artista cuyo nombre real es Tahliah Debrett Barnett, relata en detalle los abusos físicos y psicológicos a los que fue sometida por su expareja, Shia LaBeouf al que conoció en 2018 durante la filmación de Honey Boy, la película autobiográfica sobre los abusos que el actor sufrió en su infancia. Lo que sucedió en los meses que siguieron a aquel encuentro es algo de lo que el mundo ya se había enterado en diciembre pasado cuando se dio a conocer la demanda que la cantante entabló en contra del actor.

Mientras los abogados de ambas partes discuten el caso, twigs decidió que era el momento indicado de compartir las terribles experiencias que vivió junto a LaBeouf con el objetivo de ayudar a otras personas que estén pasando por situaciones similares y para derribar mitos y prejuicios sobre las víctimas y los victimarios de la violencia de género.

Luego de la demanda FKA decidió hablar públicamente de los abusos del actor Shia LaBeouf

“Creo sobreviví de pura suerte. Honestamente me gustaría poder decir que lo hice porque recurrí a mi fuerza interior y encontré la luz. Desearía poder decir: me salvé gracias a mi carácter o por la forma en que me crió mi madre, pero no fue nada de eso. Es solo una cuestión de suerte que ya no esté en esa situación”, explicó la cantante desde su casa en Londres a la revista Elle. “La gente no cree que algo así puede pasarle a alguien como yo. Ese es el mayor error. Dicen: ‘Sos inteligente si las cosas estaba tan mal por qué no te fuiste’. Lo cierto es que esto le puede pasar a cualquiera”, agregó la artista de 33 años que en los primeros meses de la pandemia comenzó a pensar en las muchas mujeres víctimas de abusos domésticos que podrían tener que pasar la cuarentena con sus maltratadores. “Eso hizo que me diera cuenta que tenía que contar mi experiencia”, agregó.

Y así lo hizo a través de la demanda judicial y continúa haciéndolo ahora, meses después de que el mundo se enterara de la verdadera naturaleza de su relación con el actor de Fragmentos de una mujer, el film de Netflix que podría ser la última aparición de LaBeouf en pantalla, si es que por fin Hollywood le da la espalda después de años de mirar hacia otro lado cuando se trataba de su comportamiento cada vez más violento y peligroso.

Shia LaBeouf, en la piel del proganista de Honey Boy, un film basado en su vida

Según cuenta la cantante en la entrevista, en los primeros meses de su relación el actor se mostraba apasionado e intenso pero esas emociones exageradas pronto derivaron en episodios abusivos cada vez más violentos como el viaje en auto después de una pelea en el que LaBeouf iba a gran velocidad por la autopista mientras la cantante se desesperaba pensando en lo que le sucedería a su cuerpo en el caso de que chocaran o si se animaba a saltar del vehículo en movimiento. Las cosas, cuenta twig, empeoraron considerablemente cuando se mudó con él a su casa de Los Ángeles. “Me exigía que lo besara y tocara una cierta cantidad de veces por día. ‘Si me amaras realmente lo harías’, me decía y si no cumplía con la cuota del día me atacaba verbalmente durante horas, me obligaba a dormir desnuda porque decía que sino lo estaba apartando de mi cuerpo e insistía con hacerme mirar sangrientos documentales sobre mujeres asesinadas violentamente antes de dormir. Yo me resistía, pero era muy intimidante vivir con él. Tenía un arma junto a la cama y su comportamiento era errático. Nunca sabía lo que podía hacer que se enojara conmigo”, recordó la cantante y bailarina que en la demanda judicial mencionó esa arma que la hacía pensar que su entonces novio podría matarla. A tal punto llegó su terror que le tomó una foto y se la envió a su representante para que si le disparaba y hacían “algún tipo de investigación” con eso podían “reconstruir lo que pasó”. “Tengo que dejar pequeñas pruebas”, pensaba. Según twigs en aquella época LaBeouf alardeaba de haber matado a perros callejeros para prepararse para su papel como un asesino en la película The Tax Collector.

Después de muchos meses de abusos cada vez más extremos y de varios intentos de escapar, finalmente la cantante pudo terminar su vínculo con LaBeouf pero aun así, sabiendo de los varios problemas legales que rodeaban al actor, ella decidió lidiar con lo sucedido en privado. Así, le presentó una lista de exigencias que incluían que el actor buscara ayuda profesional para lidiar con su personalidad abusiva, que donara dinero para refugios de mujeres víctimas de violencia de género y que admitiera que la había contagiado una enfermedad venérea y que prometiera ser honesto sobre su salud con futuras parejas sexuales. El acuerdo privado quedó en la nada cuando el actor se negó al tratamiento. “Lo que pasé con mi abusador fue sin dudas lo peor que me pasó en toda mi vida y recuperarme de todo eso fue lo más difícil que tuve que hacer”, concluyó la artista.

Más información



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *