La cantante Cazzu encendió Mar del Plata al ritmo del trap



La primera edición de Brutal, la fiesta de música urbana latina más convocante de Ibiza, fue anunciada con bombos y platillos en la Argentina y, finalmente, no defraudó este fin de semana, en su desembarco marplatense.

Las presentaciones de Cazzu (26 años), Khea (19) y Dalex (29) reunieron este sábado a más de 7.000 personas en el parador Helena Beach de Mar del Plata. La fiesta comenzó pasada la medianoche, con Trueno y Bhavi arriba del escenario, y terminó cerca de las 6.30 con la música de Fer Palacios.

Pero en el medio estuvieron los shows de varios artistas, entre quienes se destacó la joven nacida en Fraile Pintado, Jujuy, Julieta Emilia Cazzuchelli, más conocida como Cazzu.

La jujeña Julieta Emilia Cazzuchelli, más conocida como Cazzu, es la cantante más reconocida del trap argentino.

Es que la embajadora local del mundo del trap lo dejó todo y revolucionó al público presente. “No sé en qué momento de mi carrera me encuentro, pero siempre termino yendo a dónde quiero… Hay esos baches en los que uno se pregunta qué quiere hacer”, le confió la cantante a Clarín minutos antes del show.

Dalex fue una de las figuras principales del show de Mar del Plata.

Mirá también

Y sobre su futuro más próximo aseguró convencida: “Quisiera hacer un disco con un poco más de dedicación. Me gustaría tener un poco más de tiempo para trabajar. La industria a veces te acorrala, pero trato de luchar contra eso”.

Con cambio de look, Cazzu desparramó su alegría frente al mar.

Julieta también contó que se reconoce “como una persona que se irrita fácilmente”. Aunque aclaró que se irrita “de la gente que considera que sos propiedad pública. Aunque acepto mi realidad y no la cambiaría”.

La edición argentina de la fiesta de Ibiza convocó a unas siete mil personas.

Mirá también

Vestida con un pintoresco jean y un body negro haciendo juego con su larga cabellera, La Jefa, tal como se la conoce popularmente, pidió un té antes de salir escena y explicó cómo son los rituales previos a cada show.  “Es todo muy normal. Con mis bailarinas elongamos, nos reímos un rato. Creo que los momentos de tensión son recién 40 segundos antes de subir al escenario”, detalló con calma.

Pero esa tranquilidad que a veces la caracteriza, aunque nada tiene que ver con su manejo en escena, quedó en segundo plano al reflexionar sobre su presente. “Estoy como un poco confundida últimamente pensando sobre mi carrera. Siempre hay cosas planificadas, si no todo sería un gran desastre, pero el futuro más lejano está un poco incierto”, ahondó.

Dice que el cariño de su público la conmueve y hasta la paraliza por momentos. “Tuve una situación muy cute (linda) en uno de los shows del Teatro Ópera. Los fans se organizaron y al momento de una canción levantaron unos cartelitos y me pareció súper tierno. A veces es raro pensar que uno se pueda merecer ese tipo de cosas”, destacó al respecto.

No tiene cábalas y su lugar en el mundo es arriba de un escenario. “Así esté en la Luna…”, completó con esa fuerza que la llevó a ocupar el primer puesto de la música urbana y el día de mañana quizás la lleve a otra galaxia. 

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *