Karol Sevilla, sobre su música: “Quiero reflejar a la Karol que he escondido todo este tiempo y no al personaje”


En un abrir y cerrar de ojos, casi sin que el mundo se diera cuenta, Karol Sevilla pasó de ser una niña a convertirse en una mujer. Aquella pequeña risueña que andaba en patines y cautivaba a grandes y chicos en Soy Luna, es hoy una persona que entra con paso firme a la adultez, a donde llega con un gran camino recorrido y una madurez inusual para sus cortos 21 años.

Tenía tan solo siete años cuando se paró por primera vez frente a las cámaras, sin saber que esos primeros pasos en Plaza Sésamo marcarían su futuro. A los 15 la varita mágica de Disney la tocó y, de un día para otro, se convirtió en una estrella internacional. Hoy, después de un largo proceso, finalmente se anima a dejara atrás el mundo infantil para mostrar una nueva faceta.

“Estoy impresionada por la aceptación tan bonita que ha tenido mi nuevo proyecto, que es mi bebé”, le cuenta en exclusiva a LA NACION desde su México natal, en una conversación mano a mano videollamada mediante. La joven está presentando “Tus besos”, su nuevo sencillo musical con el que comienza una nueva etapa en su carrera. “No solo presenté una canción, sino también una nueva imagen de Karol Sevilla, en donde dejo atrás el personaje de Disney, la chica de los patines, para convertirme en una mujer. Es un nuevo producto, una nueva faceta mucho más mía y estoy agradecida con los fans por haber tomado todos estos cambios tan bien y haberlos aceptado”.

-¿Fue difícil dejar atrás la impronta de niña Disney para mostrarte como mujer?

-Para mí no fue difícil. Creo que es parte de un proceso, de crecer y entender no solo yo, sino el público también. Siento que ha sido un crecimiento muy estratégico que se dio poco a poco. No fue de la noche a la mañana que comencé a cantar otro tipo de canciones o a vestirme distinto. La gente fue creciendo conmigo y se dio cuenta en el camino que dejé esa etapa.

-¿Sentís que tu público estaba esperando este crecimiento?

-Si, la verdad es que si. Hay un público que se fue, que es el más pequeño y al que por ahí no le interesa tanto el contenido que hago ahora, pero hay mucha gente que ha crecido conmigo. También han llegado personas nuevas junto con este cambio, que vinieron a aportar cosas buenas a mi vida, jóvenes a los que les pasan las mismas cosas que a mí y me encanta eso.

-¿Cómo viviste el tener que despegarte de una mega factoría como es Disney para encarar tu camino en el mundo de la música siendo más independiente?

-Disney es mi casa y siempre voy a estar agradecida. Gracias a ellos soy quien soy y me posicionaron en el lugar en el que estoy. Ni bien regresé a México y comencé a trabajar en otra compañía, en este caso dedicada a la música, me di cuenta que entré derecho en otro plano que es totalmente diferente al de la actuación y a todo lo que hice antes, pero a pesar de esto no me costó trabajo despegarme.

-¿Qué diferencia tiene “Tus besos” con los temas que sacaste a lo largo del 2020?

-Esta es la primera vez que me van a escuchar cantar un género pop urbano, y eso ya es distinto. También hay un vocabulario diferente en la canción, un poco más subido de nivel con frases como ‘pasamos la noche juntos’, o ‘pasá la vida conmigo’. Creo que en el videoclip se muestran distintas caras mías: una Karol bastante chiquita, después otra más coqueta, otra con el novio en situaciones más íntimas y sexys, pero sin llegar a lo vulgar… más mujer. Creo que lo más diferente es que es la primera vez que se me escucha hablar de un amor verdadero. A la gente le ha gustado que hayamos salido de la zona de confort.

-¿Tenías ganas de explorar el género urbano?

-Tengo ganas de explorar muchos géneros. Esta vez dijimos, ‘empecemos el año con todo’, y fuimos por el pop urbano. Obviamente tenía un poco de miedo, porque es la primera vez que lo canto. Yo no me daba mucho permiso a jugar con mi voz, y lo urbano te obliga a eso, a disfrutar la canción no tan cantada sino más hablada. Fue todo un proceso, muy difícil, pero se logró y me encanta.

-Además de cantar estás comenzando a componer tus propios temas ¿Cómo te encontrás en ese rol?

-¡Muy bien! Encontré un refugio muy bonito en el componer, porque yo soy muy cerrada en mis sentimientos, y el poder expresarme con un lápiz y un papel y allí decir todo me pareció muy interesante. Hablo sobre cosas muy mías, que le pasan a un adolescente, vivencias comunes que atravesamos muchas personas. Estoy feliz de ir encontrando este talento, que como todo se va mejorando, y por suerte he contado con grandes maestros que me enseñan día a día.

-¿Con quién estás aprendiendo?

-Estuve componiendo con Paty Cantú, con Río Roma y con un montón de compositores que han estado nominados a los Grammy. Para mí es un honor que ellos sean mis maestros y me enseñen tantas cosas.

Karol Sevilla pasó de ser una niña Disney a convertirse en una mujerSeitrack

-¿Qué es lo que buscás transmitir con tu música en esta etapa?

-Lo que quiero reflejar es mucha naturalidad y transparencia en mis canciones. Expresar un poco las cosas comunes que nos pasan, historias reales… cuando nos rompen el corazón, cuando nos ilusionamos y después no pasa, la primera vez que nos enamoramos como locos, cuando disfrutamos y gozamos la vida de solteros, todo lo que sucede normalmente en la vida. Quiero que mi música sea real, reflejar a la Karol que he escondido todo este tiempo y no al personaje.

-Al crecer frente a las cámaras, ¿sentís que durante muchos años estuviste un poco presionada a mantener un personaje?

-Sí, y tiene que ver con todo. Cuando yo llegué a Disney tenía 15 años y de la nada todo se volvió una locura para mí. De repente estaba en el ojo del huracán, mi cara aparecía en todos lados y era algo que no entendía del todo, porque nunca me cayó la ficha de que era mundialmente conocida. Me di cuenta que todo el tiempo estaba manteniendo una sonrisa para las fotos, para las redes, que mi mundo era feliz y rosa. Pero la vida también me decía que hay momentos tristes, de estar enojado, de no tener ganas de subir historias a las redes sociales y que eso no tiene nada de malo. Existe la creencia de que el artista siempre tiene que verse bien y correcto frente a las cámaras, pero no quiero eso. Quiero ser una persona real, si subo una historia recién despierta mostrarme como soy, no con la producción que conlleva una entrevista en donde estoy dos horas preparándome para verme bien. Mostrarme como una adolescente real y transparente, que es lo que soy.

-¿Creés que los jóvenes necesitan este tipo de roles más auténticos?

-Sí, lo creo cien por ciento. Las redes sociales han cambiado muchísimo, hoy todo el mundo está allí y todo el mundo es influencer, pero no todo el tiempo tienes que estar feliz y mostrando tu vida. En mi caso, yo utilizo mis cuentas para mostrarme y mostrar a la Karol artista, la real, pero no tanto a la persona, porque en los pocos momentos que me quedan libres trato de que mi vida no sea tan pública. Hay cosas que quiero vivir y no publicarlas, que sean mías, que me quede solo yo con ellas para el día de mañana tener experiencias.

-Comenzaste como actriz, después hiciste musicales y ahora te estás dedicando a la música. ¿Sentís más pasión por una cosa frente a la otra?

-Siento pasión por ambas cosas, me encantan y son mis favoritas. Empecé de chica con la actuación y creo que me sale mejor que cantar, en la música todavía tengo que crecer muchísimo. Igualmente me gusta estar en las dos partes y si puedo hacer ambas mejor, sino daré lo mejor de mí en lo que me toque en ese momento.

Más información



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *