Julio Bocca homenajea a Astor Piazzolla desde la danza

Este año, en el que se celebró de tantas maneras el centenario del nacimiento de Astor Piazzolla, culmina con un gran proyecto en la ciudad de Buenos Aires: el estreno este sábado 4 de diciembre, y en una única función por ahora, de “Piazzolla futuro”, en el Teatro Coliseo.

Se trata de un espectáculo que reúne a cuatro coreógrafos, un elenco de bailarines, Lito Vitale y músicos en vivo, Juan Carlos Baglietto cantando Balada para un loco y la dirección artística de Julio Bocca y Victoria Balanza. Todo esto estructurado sobre un guión de Leonardo Kreimer.

Aunque los aportes coreográficos provienen de cuatro creadores muy distintos, un propósito de los directores fue que pudiera verse como una sola obra, como una totalidad.

Victoria Balanza, que formó parte del Ballet Argentino de Julio Bocca, luego ingresó al Ballet Contemporáneo del San Martín y más tarde regresó a su San Juan natal fue invitada por Bocca a compartir la dirección del espectáculo, una tarea que fue enteramente nueva para ella.

Los coreógrafos de "Piazzolla futuro": Leonardo Cuello, Analía González, Cecilia Figaredo y Diego Poblete. Foto Juan Manuel Foglia

Los coreógrafos de “Piazzolla futuro”: Leonardo Cuello, Analía González, Cecilia Figaredo y Diego Poblete. Foto Juan Manuel Foglia

Cómo se montó el espectáculo

Sobre la dinámica de este montaje tan peculiar, Victoria cuenta lo siguiente: “Desde un punto de vista personal, fue un aprendizaje increíble y una responsabilidad enorme para mí, más allá del honor de que Julio me llamara para trabajar con él. Fui siguiendo todos los ensayos y mi tarea fue guiar y unificar los criterios“.

“Nos importaba mucho la continuidad, que no fuera una parte desconectada de la otra; así que estudié cuidadosamente el guion y estuve atenta a que los coreógrafos se atuvieran a él. Leo Kreimer, de todos modos, estuvo en todos los ensayos y por mi parte me ocupé del lenguaje corporal”.

“Cuando hicimos con Julio la selección de los coreógrafos, yo ya había trabajado con todos ellos: bailé obras de Ana María Stekelman de mi época del Ballet Argentino; Analía González había creado obras para el Ballet del San Martín cuando yo estaba todavía en el elenco. Leonardo Cuello montó María de Buenos Aires en el Teatro del Bicentenario de San Juan y yo interpreté el papel de María”.

Micaela Spina y Rodrigo Colomba, los bailarines de "Fuga y misterio", de Piazzolla. Foto Juan Manuel Foglia

Micaela Spina y Rodrigo Colomba, los bailarines de “Fuga y misterio”, de Piazzolla. Foto Juan Manuel Foglia

“También con Diego Poblete fuimos compañeros en el Ballet del San Martín y también él hizo montajes en el Teatro del Bicentenario en los que bailé. Es decir, los conocía muy bien y sabía que la fusión entre ellos iba a ser perfecta”.

El que elige es Julio

En la etapa inicial, Victoria Balanza había ido proponiendo a Julio Bocca nombres de distintos coreógrafos y mandándole material de obras de ellos; él terminó de definir quiénes serían. Y fue así también con los bailarines, que vienen de lugares muy distintos.

El rol protagónico está compartido entre Vicente Manzoni, el Piazzolla joven, (el Piazzolla niño no baila) y Rodrigo Colomba, el Piazzolla maduro. El primero está formándose en el Taller del San Martín, el segundo integra el Ballet Folklórico Nacional.

Micaela Spina hizo la escuela del Colón y luego se volcó al tango. Hay dos parejas de la compañía de Leonardo de Cuello y dos bailarines de la compañía de Analía González:

Vicente Manzoni y Lucía Obradovich harán "Primavera porteña". Foto Juan Manuel Foglia

Vicente Manzoni y Lucía Obradovich harán “Primavera porteña”. Foto Juan Manuel Foglia

Los bailarines fueron muy permeables a los lenguajes que propusieron los distintos coreógrafos -dice Victoria-. Algo muy enriquecedor porque todos pudieron experimentar el trabajo tan contemporáneo y tan “a tierra” de Analía González; la delicadeza de Diego Poblete y su manera de ocuparse de lo mínimo y lo sutil. Y ese sello de un tango tan moderno como el que hace Leonardo Cuello”.

Qué dicen los coreógrafos

Leonardo Cuello cuenta que “cada uno de nosotros tuvo dos coreografías. En mi caso, una que va adentro de la narración y otra que integra el bis, posterior al saludo. Son dos temas hermosos: Calambre y Fuga y misterio. Toda la obra es una selección de algunos de los temas más importantes e imponentes de Piazzolla”.

Y sigue: “El guion de Leo Kreimer fue muy claro en lo que se pedía de nosotros. Es la primera vez que me invitan a crear coreografías sobre dos temas puntuales que tienen que entretejerse con otras piezas; pero esa fue precisamente la parte interesante del desafío. Hice una pieza grupal sobre Calambre y luego un dúo -que es la forma básica del tango- con Rodrigo Colomba y Micaela Spina”.

Por su parte, Analía González revela: “Mis obras fueron Primavera porteña y Años de soledad. Para la primera trabajé con Lucía Obradovich y Vicente Manzoni, dos bailarines maravillosos y novatos en la escena, con los que hicimos un proceso profundo y sorprendente.

Leonardo Kreimer, el guionista de "Piazzolla futuro". Foto Juan Manuel Foglia

Leonardo Kreimer, el guionista de “Piazzolla futuro”. Foto Juan Manuel Foglia

Primavera… está enmarcada en el despertar del amor y se enriqueció con la frescura de estos dos intérpretes tan jóvenes. Años de soledad fue un rol para Micaela Spina, la misma mujer del dúo pero en otra etapa de su vida. Decidí empezar la escena con ella, Vicente y Rodrigo Colomba y luego incorporar a toda la compañía”.

Para Diego Poblete, el mayor reto era qué más se podía “decir” sobre obras tan conocidas y que ya son parte del patrimonio sensible del planeta.

“Me tocaron Balada para un loco, Chiquilín de Bachín y Adiós Nonino. Trabajé primero un solo con Vicente Manzoni, un bailarín de 17 años, y él fue el disparador para entender como le resonaba la música, el texto, el estado de cada tema, qué conocía del repertorio de Piazzolla y qué sentido le daba él”.

“En fin, una locura auténtica, irreverente y con una frescura adolescente. A partir de ahí ‘caminé’ por cada lugar a los que el tema remitía, tratando de decodificar sensaciones de cualquier tipo”.

Cecilia Figaredo (que repuso dos obras de Ana María Stekelman) cuenta que: “Me ocupé de Invierno porteño y Romance del diablo. Son piezas del espectáculo Bocca Tango y las hicimos durante muchísimo años con Julio”.

Leonardo Kreimer, en uno de los ensayos de "Piazzolla futuro". Foto Juan Manuel Foglia

Leonardo Kreimer, en uno de los ensayos de “Piazzolla futuro”. Foto Juan Manuel Foglia

Invierno… es un solo y Romance… un dúo muy íntimo, la unión de dos cuerpos y dos almas. Fue una tremenda responsabilidad remontar estas obras y espero haber podido pasar a los bailarines esos sentimientos que experimentábamos Julio y yo cuando empezaba a sonar la música de Astor, nos olvidábamos de todo y salíamos a escena”.

“Y por otra parte, creo que es maravilloso que otros bailarines reciban este material tan valioso de parte de nosotros, que ya estamos comenzando a bajarnos del escenario. Finalmente, me parece fundamental que en este aniversario se haga un homenaje a Astor desde la danza; no creo que haya habido muchos”.

La palabra de Bocca

Julio Bocca completa ahora la historia, que durante la primera parte del proceso siguió a la distancia: “Recién este martes pasado pude ver una pasada completa de la obra en el escenario porque mi viaje desde Montevideo se había complicado. Pero estaba tranquilo porque ya había visto todo lo que se estaba montando gracias a los videos que recibía de Victoria”.

Astor Piazzolla, un genio homenajeado a 100 años de su nacimiento.

Astor Piazzolla, un genio homenajeado a 100 años de su nacimiento.

Me gustaba lo que estaba viendo. Creo que será un espectáculo diferente y como director artístico me siento confiado en la parte que me toca, la danza. El lenguaje que finalmente se creó entre los tres coreógrafos que crearon obras nuevas es muy lindo; creo que fue la mejor elección que pudimos hacer. Victoria Balanza, quiero agregar, hizo un trabajo increíble”.

Por supuesto, están también las obras de Ana María Stekelman : Invierno porteño, el solo que yo bailaba sobre una mesa, y el dúo Romance del diablo, que hacíamos con Cecilia Figaredo; para mí son muy especiales y sentía que tenían estar”.

“Para los que decían que la música de Piazzolla no se podía bailar, esta es la muestra de que sí se la puede bailar. Y al mismo tiempo, me resulta increíble como Piazzolla sigue siendo el futuro. Por supuesto, hay orquestas nuevas, músicos jóvenes buenos, pero él continúa manteniéndose. Escuchaste sus temas hace cincuenta años y los escuchás ahora y sentís que es una música para siempre!”.

“La gente joven dice: “¡Uauu, qué bueno, qué moderno!”. Y por otra parte, siento que este homenaje a Piazzolla es también un homenaje a la danza“.

Juan Carlos Baglietto y Lito Vitale serán parte de "Piazzolla futuro".

Juan Carlos Baglietto y Lito Vitale serán parte de “Piazzolla futuro”.

Información

Piazzolla futuro se verá este sábado 4 de diciembre a las 20, en el Teatro Coliseo, Marcelo T. de Alvear 1125. La entrada es libre; los tickets se retiran por la boletería del teatro entre las 12 y las 20.

WD

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *