Juego espejos entre los jurados de Masterchef Celebrity 3 y La Academia

Con la irrupción de los realities en el mundo televisivo, surgió una nueva categoría ligada a ellos: los jurados. Figuras famosas o especialistas dispuestos a puntuar a participantes y, de paso, a desplegar su propio show.

En cada ciclo con un jurado en su estructura hay roles bien marcados: el malo/a; el bueno/a; el picante, el complaciente o cómplice, muchas veces jugados a partir de la propia personalidad de los jurados pero también, exagerando para sumar al espectáculo. Después de todo, de eso se trata.

En los dos realities que están en el aire actualmente, MasterChef Celebrity 3, que conduce Santiago del Moro por Telefe y, La Academia, conducido por Marcelo Tinelli, por El Trece, cada uno se planta en su función para exprimir al máximo lo que el público espera de ellos y ellas.

La estrella es el juez

A pesar de que MasterChef Celebrity lleva ese nombre porque convoca a figuras populares a la competencia de cocina, en las últimas tres ediciones, los chefs jurados adquirieron categoría de estrellas. Si antes ya eran famosos, con el furor del programa, instalado en la pantalla durante la pandemia, ahora Donato de Santis, Damián Betular y Germán Martitegui, están en lo más alto del podio estelar.

El jurado de Masterchef cada día es más exigente. Foto Youtube.

El jurado de Masterchef cada día es más exigente. Foto Youtube.

Cuando les consultan a los participantes quién de los tres es más de temer por las exigencias, aparece el nombre de Martitegui. Claramente, él juega a ser “el malo” de esa película, con su mirada clavada en el participante mientras prueba el plato que le presenta.

Su perfil serio y “cool”, previo a su llegada al programa, contribuyó a fomentar ese personaje que, al parecer, fuera de cámara, baja tres cambios. De hecho, en una de las últimas emisiones, la aparición del chef junto a sus dos hijos pequeños en el estudio, generó un halo de ternura que casi quiebra su imagen de duro.

De Santis, en cambio es el divertido, el que le pone buena onda con su sangre italiana y su estilo mundano. Salvo en alguna que otra ocasión, donde muestra que puede dar una devolución poco agradable, en general, trata de rescatar lo mejor de cada plato preparado por los participantes.

El jurado de MasterChef Celebrity, Donato de Santis, Damián Betular y Germán Martitegui, estrellas del reality.

El jurado de MasterChef Celebrity, Donato de Santis, Damián Betular y Germán Martitegui, estrellas del reality.

Y en el trío, sin dudas, es Betular el que genera más empatía con los famosos y, por supuesto, con el público, como el gran cómplice del reality. El pastelero fue mostrando, poco a poco, su costado más divertido hasta volverse el favorito de los televidentes. Sus ocurrencias y sus gestos derivaron en decenas de memes que circulan por las redes sociales, más allá del ciclo.

Y ahora llegaron a cinco

En la pantalla de El Trece, los que están en la mesa examinadora son cinco. A los cuatro jurados habituales que tenía ShowMatch, este año, Tinelli y la producción de La Flia, sumaron a Guillermina Valdés, la esposa del conductor, como quinta integrante.

El jurado de La Academia de ShowMatch ahora tiene 5 integrantes: Piquín, Barón, Valdés, Ardohain y De Brito. Foto LaFlia/Jorge Luengo.

El jurado de La Academia de ShowMatch ahora tiene 5 integrantes: Piquín, Barón, Valdés, Ardohain y De Brito. Foto LaFlia/Jorge Luengo.

La actriz, tal vez, por ser la última en llegar al estrado, suele ser la más complaciente y contemplativa con los participantes. En las devoluciones de Guillermina, prima lo emotivo por sobre lo técnico.

Este año, tal vez por su reciente maternidad, una de las históricas del programa, Carolina Ardohain, también se inclinó por la emoción, más que otros años. Como Betular, en MasterChef Celebrity, pero por otras razones, sin dudas, Pampita es la más estelar del jurado del jurado de La Academia.

La modelo no duda en ser exigente y meticulosa con sus devoluciones, si así lo considera. Firme en sus convicciones, sin abandonar la sonrisa que la caracteriza, no hay quien la haga cambiar de opinión.

Por su parte, otro histórico del jurado del programa de Tinelli es Ángel de Brito. El periodista, claramente, juega un rol similar al de Martitegui: es el malo del grupo. Lejos de conmoverse con lo a otros le provocan lágrimas, el conductor suele bajarle los humos sin medias tintas, a quienes se sienten estrellas en la pista, cómodo en el rol del “villano”

El jurado de La Academia, en el debut del programa, antes de que se incorporara Guillermina Valdés, como quinta integrante. Foto LaFlia/Jorge Luengo y Julio Ruiz.

El jurado de La Academia, en el debut del programa, antes de que se incorporara Guillermina Valdés, como quinta integrante. Foto LaFlia/Jorge Luengo y Julio Ruiz.

Una de las nuevas

Una de las que sumó este año es Jimena Barón. La actriz y cantante pasó por el programa varias veces como participante y era una intriga cómo iba a desenvolverse del otro lado del mostrador. Claramente, J Mena (su nombre artístico) apeló a su costado más provocador, en su nuevo rol. Cambiante, estricta y picante, la artista no evitó polémicas con los participantes ni con sus compañeros del jurado.

Por su parte, Hernán Piquín, quien fue participante y ganador del Bailando en dos temporadas, también debutó como jurado este año en La Academia. Su rol, claramente, es el de especialista, ya que es quien más experiencia tiene con la danza.

Sin embargo, eso no impidió que el bailarín tuviera varios cruces con los participantes y con algunos de los otros jurados, principalmente desde su pareja, el español, Agustín Barajas, se sumara al certamen.

Más allá de evaluar el desempeño de los participantes, famosos o no, en la cocina o en el baile, los jurados le tomaron el gusto a su rol y lo exprimen a fondo.

E.S.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *