Juan Carlos Baglietto y Lito Vitale: buena música y cocina



Un dúo que tiene como clave la calidad interpretativa, Lito Vitale (58) y Juan Carlos Baglietto (64) forman parte de una brillante generación de la música popular en la Argentina. El dúo se presentará este domingo 27 de septiembre, a las 19.30, con el concierto en streaming “Actuar para vivir”, desde Casa San Telmo. Durante sendas charlas telefónicas con Clarín coincidieron en que “necesitamos el contacto con el público” y que la gira por sus treinta años como dúo, que se cumplirán el año próximo, está supeditada a que se encuentre una vacuna contra el coronavirus.

Casi 30 años de una creativa sociedad artística. que lejos de mimetizarse el uno con el otro. tomó caminos bien diferentes, al menos para transitar la cuarentena. En efecto, mientras que Lito Vitale decidió refugiarse en su familia y en la música, ya que acaba de lanzar “Nocturnos, un disco de clásicos en piano solo que ya está en Spotify; Juan Carlos Baglietto comenzó a subir micros de cocina a través de Youtube y esto sí es inesperado en este cantante y compositor rosarino.

-¿Cómo nació esta iniciativa de hacer micros de cocina?

Baglietto: Intenté hacer un aporte para este período de cuarentena desde un lugar muy doméstico, la cocina. Estamos en una época difícil, salimos poco a la calle y entonces una propuesta es cocinar con lo que sobró de otras comidas, algo como revalorizar esa comida que sobra y convertirla en otro plato. Nada se tira todo se transforma se llama el programa y era algo que en mi casa siempre se hizo. Vengo de una familia de clase media trabajadora que se reunía en la cocina y donde más se compartía era, precisamente, en la comida. En cuarentena, cuando están todos en casa, la comida juega un lugar muy importante. Mi madre Hilda y mi tía Nelly eran muy creativas en la cocina; el mérito era hacer platos increíbles con lo que quedaba de otras comidas.

-A los platos, le sumaste la música.

Baglietto: Sí, durante los micros escucho música y hablo de lo que escucho. En fin, la música forma parte de mi vida y no podía faltar. Ahora junto con mis hijos estamos preparando en el estudio una cocina para hacer programas vinculantes entre comida y música. Habrá invitados que cocinarán o cocinaré yo, probaremos esos platos y después a tocar.

Por su parte, Vitale grabó en Nocturnos diez clásicos, entre ellos, Cuando llegue el alba, de Jorge Cafrune; Oración del remanso, de Jorge Fandermole; El país de la libertad, de León Gieco; La pomeña, de Castilla-Leguizamón; Sábados blancos, de Los Tipitos y Confesiones de invierno, de Sui Generis, temas a medio tiempo y con arreglos de una sutileza y sensibilidad deliciosa.

“En la cuarentena me refugié en mi familia y en la música. Vi películas, algunas que tenía como deuda, pero básicamente fue mi familia la que me ayudó a pasar este tiempo. Extrañé muchísimo a mi hijo más chico que estaba con su madre y no lo pude ver hasta que se abrió la posibilidad de visitarlo y en las primeras semanas grabé Nocturnos, un disco que está en Spotify con clásicos tocados con piano y luego salió el espacio en la televisión pública con Vitale a la Medianoche, que me tiene bastante ocupado en la selección”, señala Lito.

-¿Cómo viven este próximo aniversario de 30 años como dúo?

Vitale: Si nos permite la vida pensamos festejarlo el año que viene con una gira. Y lo vivo como una celebración; hemos hecho muchos conciertos, pero cada uno también ha desarrollado muchos proyectos paralelos y siempre nos volvemos a elegir; siempre nos hemos dado mucho espacio y como te digo, nos volvemos a elegir.

Lito Vitale y el teclado, una imagen sin tiempo.

Baglietto: Con alegría e incertidumbre; tenemos preparado un proyecto importante para el año que viene y mantenemos la esperanza de que aparezca la vacuna. Es una gira por el país que incluye ciudades grandes y en lugares pequeños. Somos un dúo muy compacto, podemos viajar y preparar cada concierto especialmente para que suene bien; pero toda la gira está supeditado a la vacuna.

“Sino habrá que seguir con este tipo de presentaciones streaming que no se pueden hacer tampoco muy seguido o auto-shows. La música será de las últimas actividades que retornen y no creo que sea exactamente como antes, tal como las conocíamos al menos por un tiempo importante. También me parece que van a coexistir el streaming con las actuaciones con público, no sólo porque pueden a verse en lugares remotos, sino también porque hay gente que prefiere quedarse en su casa; en eso esta nueva normalidad, que no la veo nada normal posibilitó este nuevo camino”, continúa Baglietto.

-Cada uno ha hecho su carrera por separado. ¿Qué sienten que ganan artísticamente al presentarse en dúo?

Baglietto sorprendió en cuarentena cocinando por YouTube. Foto Archivo Clarín

Vitale: No diría que ganó, sino que Juan me suma la música cantada; soy un músico que hago música instrumental y de todos los artistas que acompañé Juan me llega de una manera especial. Sus letras son parte de mi proyecto, las siento muy cercanas, además de lo personal y lo humano que nos reúne.

Baglietto: Juntos generamos algo que no podemos hacerlo individualmente porque los dos nos ponemos al servicio de una tercera posibilidad que es el dúo. Esa es la verdadera razón de este encuentro, generamos algo que solos no podemos. Hay una química muy especial entre nosotros. Te diría que de todos los músicos que me han acompañado y como cantante he pasado por muchas experiencias, Lito es único, no sólo por las ideas que transmite, también por su forma de acompañar y cómo escucha. Se involucra y defiende el resultado. Hay músicos virtuosos que terminan por competir con el cantante; además, en algunos músicos, hay cierto prejuicio con el canto, con la palabra y eso, en Lito no sé da. Mirá su programa de medianoche en la TV Pública, en el que invita a una enorme variedad de artistas, no tiene prejuicios. Y por supuesto hay también en todo esto una cuestión emocional por la que nos seguimos eligiendo.

-¿Qué repertorio harán para esta presentación?

Vitale: Vamos a hacer un concierto sin repetir canciones de nuestro anterior streaming, a fines de julio pasado; pensamos un repertorio que tenga canciones de la etapa solista de Juan, algo de nuestro disco Postales del alma (1999) y de Ese amigo del alma (1989), además de una buena parte de clásicos. Si bien no difiere a un concierto de la televisión, es diferente, es pago y uno sabe que la gente no va a estar haciendo zapping y supone también esa vivencia de que las tomas son definitivas, no hay posibilidad de corregir ningún error. Nos va estar acompañando el hijo de Juan, Julián Baglietto, en batería, porque hay temas, sobre todo los del repertorio solista de Juan, que necesitan percusión.

Juan Carlos Baglietto y Lito Vitale piensan en una gira por los 30 años de sociedad artística y esperan que el coronavirus se la permita.

Baglietto: Sí, vamos a hacer un repertorio diferente para este concierto; tenemos mucho material y estuvimos eligiendo canciones que no hicimos en el streaming anterior y que tenemos ganas de hacerlas. Nos vamos a juntar el día antes para pasar los temas y recordar algún arreglo. Nos va a estar acompañando además de mi hijo Julián, el hijo de Lito, Jano, que tiene quince años, en guitarras. El concierto es a las 19.30, es decir un horario familiar, y lo bueno es que nosotros también vamos a estar en familia. Una familia que hace música y una gran familia que nos escucha.

Las entradas para el show de Baglietto-Vitale de este domingo 27 de septiembre, a las 19.30, pueden comprarse por Tickethoy Live, $500.

WD

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1